lunes 26/10/20
CORONAVIRUS

La irresponsabilidad de unos pocos provocará que al final se cierre el ocio nocturno

Son varias las comunidades autónomas que están obligando a cerrar los locales de ocio nocturno para tratar de contener la expansión del coronavirus tras comprobarse que las reuniones de jóvenes en eventos como botellones o fiestas están siendo los espacios en los que se están detectando los nuevos brotes. Barcelona y Murcia son algunas de las que ya han tomado la decisión de poner en cuarentena el ocio. En Cantabria, por el momento, solo se ha establecido que las mascarillas sean obligatorias en cualquier entorno y situación, pero esa medida no siempre se cumple, y menos en espacios privados, como lo ocurrido en un hotel de un municipio costero de la zona oriental de Cantabria hace unos días.

La situación llegó al punto de que la Guardia Civil tuvo que acudir ante las llamadas de varias personas denunciando lo que se estaba viviendo en las instalaciones de este establecimiento hostelero. Tal y como puede verse en el vídeo que acompaña esta noticia, un grupo numeroso de jóvenes está en el hotel disfrutando de la animación nocturna que están llevando a cabo los monitores. Están sentados muy juntos, bailando, intercambiando el micrófono,… y todo eso sin mascarilla o llevándola en la barbilla, a pesar de ser obligatoria. De hecho, según han señalado algunos clientes del establecimiento, los monitores animaban a que los jóvenes se juntaran para bailar, como se puede escuchar en el vídeo.

Todo ello se produjo en la misma puerta del hotel, como relata uno de los afectados, lo que obligaba a cruzarse con ellos para poder acceder. Según han explicado a este medio, “si uno solo de ellos diese positivo podría ser un nuevo brote”, una situación similar a la que se ha vivido en diferentes puntos del país. La pregunta que muchos se han hecho es si Cantabria podría ser la siguiente comunidad en tomar medidas de este tipo.

La preocupación de estos clientes tiene su justificación en los datos que ha aportado este lunes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. En España hay actualmente 201 brotes activos que suman, en total, 2.289 casos. La mayoría de ellos están asociados a actividades de ocio, trabajos de temporeros y aquellos espacios en los que no se cumplen las medidas de higiene y distanciamiento físico.

Illa ha hecho un llamamiento a la sociedad a “extremar” la precaución con el nuevo coronavirus. “Tienen que respetar con rigor las medidas aplicadas por las comunidades autónomas”, ha dicho el ministro de Sanidad, que en el caso de Cantabria pasan por el uso obligatorio de la mascarilla en todas las situaciones y la distancia social siempre que sea posible.

Finalmente, Illa ha reiterado la importancia de que los ciudadanos cumplan con las medidas de higiene de manos, uso de mascarillas y distanciamiento físico. "Ahí donde se están relajando las medidas, es donde se están produciendo los brotes", ha enfatizado, para zanjar recordando que la ciudadanía ha tenido un comportamiento "ejemplar" durante la pandemia.

Comentarios