Domingo 26.05.2019
TRIBUNALES

El jefe de voluntarios de Protección Civil acusado del incendio forestal de Ramales declara que es “inocente” y está “muy tranquilo”

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Laredo no adopta ninguna medida tras la declaración del acusado.

Luis Trueba, en una imagen de archivo
Luis Trueba, en una imagen de archivo

Luis Trueba, el jefe de voluntarios de Protección Civil de Ramales de la Victoria acusado de haber provocado el incendio forestal registrado este mes de febrero en la sierra de La Alcomba, en el citado municipio cántabro, ha prestado hoy martes declaración en los juzgados de Laredo, donde ha manifestado a los medios que es "inocente" y está "muy tranquilo" y que confía "en que se aclare todo". El investigado, de 26 años, estaba llamado a declarar a las 12:30 horas de hoy ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Laredo, que no ha adoptado ninguna medida tras la declaración –ni tampoco se le ha pedido–, según han confirmado fuentes judiciales. "Estoy tranquilo, soy inocente, he hecho las aclaraciones oportunas ante el juez y espero que todo se aclare cuanto antes", ha dicho a la salida del juzgado, tras declarar durante dos horas. Su abogado, Antonio Bezanilla, ha manifestado que confía en la inocencia de su defendido y espera que se archive la causa porque en su opinión "hay bastantes pruebas de descargo".

La investigación del Seprona y la colaboración ciudadana llevó a tener "fundadas sospechas" sobre su vinculación con el incendio

El jefe de voluntarios de Ramales fue detenido el pasado 20 de febrero como supuesto causante del incendio de La Alcomba, uno de los más importantes de los registrados en Cantabria en esas fechas y donde se quemaron más de 130 hectáreas de arbolado y monte bajo. El acusado, natural de Santander, fue detenido tras la investigación realizada por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Ramales de la Victoria, que unida a la colaboración ciudadana llevó a tener "fundadas sospechas" sobre su vinculación con ese incendio, que comenzó la noche del 17 al 18 de febrero. Según informó entonces la Guardia Civil, durante la investigación el detenido entró en contradicciones sobre el lugar donde se encontraba en el momento de producirse el fuego, y a ello se unieron las denuncias de sus propios compañeros de la agrupación de voluntarios, que manifestaron sus sospechas sobre el comportamiento de su jefe. De hecho, voluntarios de Protección Civil de Ramales ya pidieron hace dos años, en un escrito dirigido al alcalde, la dimisión del coordinador de la agrupación por las "sucesivas infracciones" cometidas por éste y por su "pésimo" desempeño del cargo.

La plataforma de bomberos públicos profesionales (integrada por representantes de los sindicatos USO, CSIF, UGT y CCOO) denunció en el año 2016 la creación de un servicio de bomberos voluntarios “falso y peligroso” en el municipio de Ramales de la Victoria y advirtió al alcalde, César García, “del perjuicio y de la inseguridad” que generaba, pero García –alcalde de Ramales tanto entonces como ahora– “cuestionó” su actitud y manifestó su voluntad de “asumir toda responsabilidad” ante cualquier actuación del servicio.

Comentarios