miércoles 16.10.2019
NATURALEZA

Tres jirafas procedentes de Valencia llegan a Cabárceno para crear una reserva genética

Bioparc traslada tres jirafas a Cantabria
Bioparc traslada tres jirafas a Cantabria

Tres hembras jóvenes de la manada de siete jirafas de Bioparc València se han 'mudado' al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria, que vuelve a tener esta icónica especie tras el incendio que sufrió el año pasado. Se trata de "uno de los transportes de animales más complicados" dentro del programa europeo de conservación (EEP), que persigue generar una reserva genética que garantice la pervivencia de la especie, detalla el zoológico valenciano en un comunicado.

El peligro de extinción de la subespecie de la jirafa Rothschild (Giraffa camelopardalis rothschildi), también conocida como Baringo, propició la creación de este proyecto para garantizar la pervivencia de la especie con la suficiente variabilidad genética, por lo que es necesario evitar la consanguinidad.

Bioparc se sumó al programa desde el inicio, tras lo que varias de las jirafas nacidas en sus instalaciones han pasado a formar otros grupos en varios recintos de animales. En este caso, el destino es el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, que el pasado año sufrió un incendio que precisamente provocó la pérdida de tres jirafas.

Tras un trabajo de recuperación y reconstrucción de los recintos, llegó el momento de que el Cabárceno recibiera un nuevo grupo de esta emblemática especie africana. Sus peculiaridades físicas hacen que su transporte sea de los más dificultosos, pues es necesario un remolque específico por su elevada altura. Esta complejidad ha motivado que el movimiento de cada ejemplar se haya realizado de forma individual y gradual durante aproximadamente tres semanas, con el objetivo de garantizar su bienestar y que las jirafas estuvieran de nuevo juntas.

“SABANA VALENCIANA”

Las tres jirafas en peligro de extinción desplazadas son Sahira, Lluna y May, nacidas en Bioparc València en 2014, 2015 y 2017, respectivamente, hijas del Julius, el macho reproductor, y Zora.

Tras su traslado, las cuatro jirafas que habitan actualmente en el parque valenciano están en uno de los recintos más llamativos, un espacio multiespecie donde conviven con otras cuatro especies de antílopes, gacela Thomson, Blesbok, Impala y antílope Acuático, junto a aves singulares como Ibis sagrado y Jabirú y varias especies de anátidas.

Todas pueden contemplarse en el mismo plano visual que la manada de leones. Esta estampa de la "sabana valenciana", con depredador y presa como en la naturaleza es "una de las experiencias más impactantes para los visitantes", destacan desde el zoológico.

Comentarios