viernes 22.11.2019
PENSIONES

“La gente está muy enfadada”

La concentración “por unas pensiones públicas dignas” reúne en Santander a más de mil personas, que han provocado el corte de la principal vía de circulación de la capital cántabra.

La concentración de jubilados y pensionistas corta el tráfico este jueves en Santander
La concentración de jubilados y pensionistas corta el tráfico este jueves en Santander

Más de un millar de personas, según los convocantes, han secundado la concentración “por unas pensiones públicas dignas”, celebrada el mediodía de este jueves ante la sede del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en Santander a convocatoria de las federaciones de jubilados y pensionistas de los sindicatos UGT y CCOO en Cantabria y enmarcada en las protestas convocadas por ambos sindicatos para este jueves en todo el Estado. Los concentrados han provocado el corte de la principal vía de circulación de la capital cántabra –en la confluencia de las calles Calvo Sotelo e Isabel II–, donde han coreado consignas contra el Gobierno español, dirigido por Mariano Rajoy, y su decreto de revalorización del 0,25% de las pensiones.

“Queremos que se nos escuche y lo exigiremos con movilizaciones”

“Queremos que se nos escuche y lo exigiremos con movilizaciones como esta y las que sean necesarias, porque la gente está muy enfadada y es lógico que lo manifiesten en la calle”, ha advertido Higinio Martínez, secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT en Cantabria. “Con estas movilizaciones pretendemos que el Gobierno abra un diálogo y una negociación cada vez más necesaria, porque si no lo hace, la situación va a ir a peor”, ha añadido.

“No aceptamos el 0,25% que nos ha llevado a míseras subidas de las pensiones en unos momentos en los que más de la mitad de los pensionistas cobran por debajo de los 1.000 euros y el 30 o el 35% de ellos son los que mantienen a sus familias”, ha señalado por su parte José Antonio Calderón, secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Cantabria.

Los responsables de las federaciones de jubilados y pensionistas de UGT y CCOO han coincidido en que “eso del conformismo se acabó”, en alusión a las movilizaciones que están proliferando por todo el Estado en defensa de las pensiones públicas. “No estamos dispuestos a seguir perdiendo poder adquisitivo y a que nos suban las pensiones muy por debajo del IPC”, han advertido.

Los jubilados y pensionistas de UGT y CCOO seguirán con sus acciones de protesta con dos concentraciones, una a las 12:00 horas del próximo 15 de marzo en la Plaza del Ayuntamiento de Torrelavega y otra a las 12:00 horas del próximo 22 de marzo en la Plaza del Ayuntamiento de Reinosa.

jubilados03

jubilados04

RESCATE DE LA R-2

Y mientras los pensionistas reclaman sus derechos en las calles de Santander y del resto de España, el Gobierno de Mariano Rajoy y del ministro cántabro Íñigo de la Serna rescatan una nueva autovía en quiebra, con una deuda de casi 500 millones de euros. En concreto, la segunda de las nueve autopistas en quiebra, la Radial R-2 Madrid-Guadalajara, después de que hace una semana ya asumiera la gestión de la R-4 Madrid-Ocaña, según informó este Departamento.

Así, Fomento asumirá la infraestructura de la R-2, así como a sus trabajadores y la gestión, explotación y mantenimiento de la vía por la que diariamente circulan unos 5.318 vehículos. El Ministerio tomará el relevo de la actual concesionaria de la vía, una sociedad participada por ACS, Abertis, Acciona y Globalvía, toda vez ha sido declarada en liquidación con una deuda de unos 488 millones de euros.

La R-2 es una autopista de 62,3 kilómetros de longitud que discurre por el Corredor del Henares entre la M-40 y Guadalajara, que además lleva asociado un tramo de la M-50 libre de peaje.

La vía será asumida por Seittsa, una sociedad pública de Fomento, que ya gestiona la R-4 desde el pasado 21 de febrero "a pleno rendimiento y sin ningún tipo de incidencia", según informó el Departamento que dirige Íñigo de la Serna.

Se trata de las primeras autopistas que el Estado tiene bajo su gestión más de una década después de que en mayo de 2006 privatizara la entonces Empresa Nacional de Autopistas (ENA).

Asimismo, la Administración pasará a hacerse cargo de estas y las otras siete autopistas fallidas seis años después de que en 2012, en medio de la crisis, se declararan insolventes y en concurso de acreedores por el desplome del tráfico y los sobrecostes de las expropiaciones.

Estas nueve vías quebradas suponen una quinta parte (570 kilómetros) de la red de pago. Su construcción supuso una inversión de 7.000 millones y actualmente soportan una deuda de 3.200 millones.

jubilados05

jubilados06