lunes 13.07.2020
MEMORIA HISTÓRICA

De la Serna impone el listado de calles a cambiar o modificar y los monumentos a retirar para cumplir con la Ley de Memoria Histórica

El voto de calidad del alcalde de Santander,  ha logrado aprobar el documento que afecta a 24 calles y 2 monumentos.

La Ley de Memoria Histórica está en vigor desde 2007
La Ley de Memoria Histórica está en vigor desde 2007

El voto de calidad del alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, como presidente del Consejo municipal de Cultura, ha logrado que el listado de calles a cambiar o modificar y los monumentos a retirar para cumplir con la Ley de Memoria Histórica que proponga este órgano asesor al Consistorio sea el defendido por el equipo de Gobierno municipal(PP), que afecta a 24 calles y dos monumentos.


Este listado, que propone el cambio de nombre de 18 calles y la modificación parcial en otras seis así como la retirada de dos monumentos, ha sido aprobado este miércoles por el Consejo de Cultura en una reñida votación entre otras opciones.


El listado que finalmente el Consejo ha aprobado elevar a la Comisión de Cultura del Consistorio incluye todos aquellos cambios y modificaciones de calles y retirada de monumentos sobre los que hubo acuerdo de la comisión de expertos encargada de estudiar los cambios necesarios para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, que era la opción defendida por el equipo de Gobierno local (PP).


Otra posibilidad que el Consejo ha votado, y que ha tenido igual número de apoyos pero que ha sido desestimada por el voto de calidad del alcalde, era la que instaba a que, además de pronunciarse sobre los cambios en 24 calles y la retirada de dos monumentos que se proponían en el listado, la Corporación debatiera y decidiese sobre los 10 monumentos y 16 calles sobre las que la comisión de expertos no había llegado a acuerdo.


Entre este grupo de monumentos sin acuerdo de la comisión de expertos, figuraba la Cruz de los Caídos, el Escudo Nacional de 1944; el busto de Pancho Cossío o el dedicado a Jacobo Roldán.


El listado

Concretamente, el listado señala que se debe suprimir el nombre actual y sustituirlo por una nueva denominación en las calles Alcázar de Toledo, Alto de Los Leones, Alféreces Provisionales, Belchite, Brunete, Camilo Alonso Vega, Capitán Cortés, Carlos Haya, Columna Sagardía, División Azul, García Morato, General Díaz de Villegas, General Dávila, General Moscardó, Montejurra, Ruiz de Alda, Sargentos Provisionales y Zancajo Osorio.

Por otro lado, señalan otras seis calles en las que proponen modificar su denominación tomando como referencia de base su nombre actual.

Así, plantean que a la Plaza del Alzamiento se le añada la fecha 1808, en alusión al levantamiento contra la ocupación francesa; proponen que las calles Canarias y Héroes del Baleares, pasen a convertirse en las calles de las Islas Canarias y las Islas Baleares, y consideran que la calle Ebro debería dedicarse a este río, incorporándolo en su denominación.

Igualmente, proponen renombrar la calle Simancas como Villa de Simancas; y apuestan por convertir la calle Héroes de la Armada en la calle Armada Española.

Por lo que respecta a símbolos y monumentos, el listado propone retirar el Monumento a las Legiones Italianas, ubicado en la plaza de Italia, así como el Monumento a los Caídos en la IV División de Navarra, situado en el paseo de la Reina Victoria.

La propuesta aprobada también se plantea trasladar a la Comisión de Historia el listado cronológico de peticiones que obran en poder de la Concejalía de Cultura y que desde hace varios años se han ido registrando con propuestas de ciudadanos particulares, colectivos o asociaciones.

También se insta a encargar de manera inmediata un informe a los servicios municipales responsables de estadística, padrón y de urbanismo en el que se reflejen las recomendaciones técnicas sobre plazos y pasos a seguir a la hora de abordar cada cambio.

El Consejo de Cultura propone encargar a la Comisión de Historia el diseño de una metodología de trabajo, que incluya los criterios sociales, históricos o de identidad a seguir en cada caso, para abordar la nueva designación de las 18 calles que por consenso deben ser modificadas.

Y es que, tras su paso por la Comisión de Cultura, será el Pleno municipal el que deberá aprobar las nuevas denominaciones de las calles.

Aunque estaba previsto, en la reunión del Consejo de Cultura, que se ha celebrado en el centro cívico Numancia, finalmente ha quedado sin debatir la relación de honores y distinciones que se proponían retirar.

Comentarios