martes 02.06.2020
SUCESOS

Localizada en buen estado la enfermera cántabra desaparecida tras el terremoto de Ecuador

La mujer de 67 años, hermana de la ex diputada socialista Purificación Sáez, ha contactado con su familia por teléfono en la tarde del lunes.

Los trabajos de rescate tras el terremoto en Ecuador continúan
Los trabajos de rescate tras el terremoto en Ecuador continúan

La enfermera cántabra de 67 años que se daba por desaparecida tras el terremoto de Ecuador, Asunción Sáez González, se encuentra en buen estado y ha contactado por teléfono con su familia durante la tarde del lunes.

Según su hermana, la ex diputada socialista Purificación Sáez, la cooperante, que llevaba poco más de un mes en Ecuador, no ha podido llamarles antes porque tenía el teléfono sin batería y no podía recargarlo, ya que la zona se quedó sin luz tras el terremoto que se registró en el país el pasado sábado por la tarde.

"Han tenido que restablecer la luz y las comunicaciones para que pudiera llamarnos, porque no podría recargar el teléfono", ha explicado su hermana, que se encuentra "muy contenta", al igual que toda su familia, después de "dos días muy largos" sin noticias de Asunción.

Su hermana les ha contado que el albergue donde se encuentra y el hospital que está al lado "están en pie", aunque han sufrido daños y tienen algunas grietas. "Personalmente no ha habido ninguna desgracia, por suerte", señala aliviada Purificación.

Relata que Asunción no ha salido aún de la zona de Portoviejo, donde se encuentra, ni ha visto las imágenes de destrucción que están dando las televisiones, sólo sabe que sintió "una sacudida tremenda" seguida de réplicas después.

Su intención es seguir allí para "seguir echando una mano". "En ningún momento nos ha dicho que tuviera intención de volver", precisa su hermana.

Asunción viajó hace algo más de un mes a la ciudad ecuatoriana de Portoviejo, "una de las tres" más afectadas por el terremoto según la prensa local, y donde ya antes de la catástrofe las infraestructuras se habían visto bastante dañadas por argayos y desprendimientos como consecuencia de las abundantes lluvias.

La cooperante cántabra se encuentra en Portoviejo colaborando en un albergue de las misioneras Divina Pastora, que presta apoyo a las familias de enfermos oncológicos.

Comentarios