jueves 3/12/20
25N

Manifestantes cargan en Santander contra la ultraderecha por “minimizar y ocultar” la violencia de género

Una imagen de la manifestación de este lunes en Santander con motivo del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género | edc
Una imagen de la manifestación de este lunes en Santander con motivo del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género | edc

Cientos de personas han recorrido hoy lunes las calles de Santander en una manifestación con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género (25N) y en la que han cargado contra la ultraderecha por "minimizar y ocultar" la violencia de género tratando de incluirla en el concepto de violencia intrafamiliar. La manifestación, convocada por la Comisión 8 de Marzo de Cantabria, ha discurrido desde la plaza de Numancia hasta la del Ayuntamiento y en ella se han coreado consignas como "ni una menos, vivas las queremos" o "basta ya de justicia patriarcal" y se han leído carteles con lemas como "estás preciosa cuando luchas por tus derechos", "cuando estamos unidas cambiamos el mundo" o "cuidado, el machismo mata".

bastaya

"Seguimos educando a los niños y niñas en desigualdad"

Antes de iniciarse la manifestación, que ha estado encabezada por una pancarta con el lema Basta ya. No toleres la violencia contra las mujeres, la portavoz de la Comisión 8 de Marzo, Ana Bolado, ha criticado que, después de tantos años de lucha, "los nuevos-viejos partidos políticos lleguen intentando arrebatarnos nuestros derechos", pero les ha advertido que se encontrarán con la oposición de "los feministas, mujeres y hombres". Frente a los partidos que niegan esta violencia, en referencia a Vox, Bolado ha enfatizado que la violencia de género es "el resultado de la educación en la que nos han dado y que hace que las mujeres tengamos una posición subordinada y los hombres de preponderancia", y eso hace "que no todos seamos iguales" a pesar de que la ley diga que sí lo somos. "Seguimos educando a los niños y niñas en desigualdad", ha dicho y, por ello, ha considerado que para acabar con esta violencia hay que impulsar un cambio educativo y "solo lo podemos hacer si tenemos un gobierno fuerte, democrático, apoyado por muchos grupos y que invierta en la protección y prevención", así como en la formación de los profesionales de la educación, la sanidad, la justicia y los cuerpos policiales.

Al concluir la movilización en la plaza del Ayuntamiento, se ha leído un manifiesto por este 25N en el que las asociaciones y colectivos de mujeres han criticado que la ultraderecha pretenda derogar las leyes de violencia de género y retirar los fondos previstos el desarrollo y la aplicación de las medidas necesarias para su erradicación. Y lo han criticado con dureza cuando en lo que llevamos de 2019 ya se han superado las cifras de mujeres víctimas de esta lacra del pasado año 2018. En lo que va de año, han sido asesinadas 52 mujeres, la última de ellas hoy en Tenerife, y también cuatro hijos menores y dos familiares. En el manifiesto, al que han dado lectura cuatro mujeres en el escenario instalado en la plaza del Ayuntamiento, se ha reclamado el "fin de la violencia machista", una "lacra que la sociedad tiene entretejida en el sistema". Para acabar con ella, se ha abogado por acabar "con el maltrato en todas sus variantes: el maltrato verbal, el físico, el económico y el psicológico" y, para ello, han reclamado la puesta en marcha de más iniciativas de concienciación y sensibilización "desde los institutos, las escuelas y las familias". "Hay que reeducar a padres, maridos, hijos y novios y enseñarles que lo que ejercen sobre las mujeres: la injusticia, el control, el sometimiento a su capricho y el miedo", han enfatizado en el manifiesto, en el que han instado a cambiar la enseñanza "desde abajo" y fomentar "el respeto y los valores" como base básica del sistema educativo.

Las Asambleas Feministas Abiertas expresan la "indignación por las respuestas que se dan desde las instituciones públicas"

Al inicio de la manifestación, también se ha leído un manifiesto de las Asambleas Feministas Abiertas de Cantabria, en el que se ha expresado la "indignación por las respuestas que se dan desde las instituciones públicas". En su texto, estas asambleas han acusado de "sistemáticos incumplimientos de sus obligaciones" en relación a la prevención, la coeducación o la formación de profesionales, así como la insuficiencia de recursos, el "persistente sesgo patriarcal de la justicia o la tendencia de determinados grupos políticos a negar las violencias machistas". Han ensalzado que las violencias machistas afectan a las mujeres de forma diferente en función de múltiples factores como son el racismo, el status migratorio o social, la diversidad funcional o la orientación sexual, y "si negamos esta diversidad, hacemos invisibles las necesidades específicas que las mujeres tienen ante las violencias". Por ello, han exigido "una vez más la derogación de la ley de extranjería, porque todas las mujeres tienen que ver reconocidos todos sus derechos", y han reclamado "responsabilidad política" para ahondar en la prevención y hacer hincapié en la educación para "formar a las generaciones más jóvenes contra las masculinidades violentas, posesivas y dominantes".

Comentarios