miércoles 27.05.2020
EDUCACIÓN

Más de 20.000 estudiantes cántabros están llamados a una huelga masiva contra las reválidas de la LOMCE

Estudiantes, padres y profesores denuncian un sistema “franquista, trasnochado, caduco y machista”, y no descartan “llamar al boicot” de estas pruebas impuestas por el PP.

Los colectivos han pedido el respaldo del Gobierno regional a esta manifestación, pero solo Podemos ha hecho público su apoyo.

Todos los colectivos prevén un seguimiento masivo de la huelga contra las reválidas
Todos los colectivos prevén un seguimiento masivo de la huelga contra las reválidas

Durante la última legislatura del Gobierno nacional del PP, liderado por Mariano Rajoy, las manifestaciones y huelgas en contra de su ley educativa y los recortes en el sector han sido una constante. Sin embargo, ha tenido que ser su intención de implantar las pruebas conocidas como ‘reválidas’ en Bachillerato y Secundaria lo que parece haber unido definitivamente a todos los implicados en la Educación.

Durante las últimas semanas estudiantes, sindicatos docentes, padres de alumnos e incluso algunos partidos políticos han manifestado su apoyo a la que se prevé como una huelga masiva, o al menos así lo avanzan los diferentes sectores educativos.

En Cantabria son más de 20.000 estudiantes de la educación pública los que están llamados este miércoles, 26 de octubre, a participar en la huelga contra las reválidas y contra la LOMCE, convocada por el COLEST, FAPA y Frente de Estudiantes, y que cuenta con el apoyo de los sindicatos docentes.

El Colectivo de Estudiantes (COLEST), Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) y el Frente de Estudiantes han realizado un último llamamiento a los 21.728 estudiantes que hay en la región de 3º de la E.S.O hasta 2º de Bachillerato y de ciclos formativos y a todos los padres de cualquier niño en etapa escolar.

"Esperamos un seguimiento masivo pues la casi totalidad de los compañeros y compañeras se encuentran en contra de las reválidas, un sistema que consideramos franquista, trasnochado, caduco y machista", ha asegurado Yolanda Ceballos, portavoz del COLEST.

"Esperamos un seguimiento masivo pues la casi totalidad de los compañeros y compañeras se encuentran en contra de las reválidas", ha afirmado COLEST

La organización estudiantil ha informado en un comunicado de prensa que "ésta será la primera de muchas movilizaciones contra las reválidas, pues no vamos a permitir retroceder hasta los años franquistas". "Si es necesario llegar hasta el punto de llamar al boicot de dichas pruebas lo haremos, no nos temblará la mano en nuestra lucha", ha añadido.

Dos movilizaciones

Ceballos ha pedido a todos los estudiantes, profesores y padres y madres que acudan a las dos movilizaciones que están previstas para este miércoles.

La primera de ellas es a las 12:00 horas en la Delegación de Gobierno y además estará acompañada de una reivindicación artística. A la misma hora también habrá concentración en Torrelavega en la Plaza del Ayuntamiento.

La segunda será una manifestación que partirá desde Ministerios. "El secundar la huelga y quedarse en casa no sirve para nada, los estudiantes debemos llenar las calles con nuestra reivindicación, así es la única forma de paralizar las reválidas" ha argumentado la portavoz del COLEST.

CEAPA

Pero no son solo estos colectivos los que hablan de una movilización masiva. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) espera que haya "una gran movilización", y de momento los datos que maneja así lo auguran.

Según ha explicado el presidente de CEAPA, José Luis Pazos, la huelga va a ser "un éxito" entre el alumnado y las familias, ya que, por su parte, el profesorado solo está llamado en algunas comunidades autónomas.

Con todo, "no vamos a vender el éxito el día antes", ha precisado, aunque se ha mostrado convencido de que será "una jornada exitosa".

En cuanto a la fecha elegida para la huelga, previa a la formación del nuevo gobierno, Pazos ha recordado que cuando el Sindicato de Estudiantes planteó el 26 de octubre para la movilización, a la Confederación le pareció que "estaba bien elegida".

A juicio del portavoz de las asociaciones de padres y madres, es el "momento adecuado" para "dejarles claro" que no están "dispuestos" a aceptar reválidas ni el "mantenimiento" de la LOMCE

Cree además que puede ser 'un toque de atención' para quienes vayan a entrar a gobernar -"sean los que sean", ha apostillado-, para "dejarles claro el posicionamiento de la sociedad" en materia de educación.

Así, a juicio del portavoz de las asociaciones de padres y madres, es el "momento adecuado" para "dejarles claro" que no están "dispuestos" a aceptar reválidas ni el "mantenimiento" de la LOMCE, y "mucho menos" -ha recalcado- "recortes" en educación.

En este sentido, José Luis Pazos ha avanzado que no van a aceptar que desde el nuevo gobierno "cumplan la amenaza" que implica el memorándum enviado a Europa, y que incluye el "recorte de otros 5.000 millones más" en educación, recorte que "hoy por hoy" -ha concluido - "el sistema educativo no lo puede absorber".

En contra de un nuevo sistema

La iniciativa de la huelga nació de COLEST hace aproximadamente 15 días. Fue entonces cuando el colectivo decidió, en congreso extraordinario, llevar a cabo esta iniciativa el mismo día que la FAPA había convocado una jornada de protesta.

Ya entonces la portavoz del colectivo en Enseñanzas Medias, Julia Gutiérrez Camacho, se mostraba convencida de lograr un “apoyo masivo”, y criticaba no solo el carácter de la prueba, sino lo “ridículo” de no conocer, a estas alturas, ni el formato ni el contenido de unos exámenes que son “decisivos” para el futuro de los alumnos.

Asimismo, la organización pedía entonces el “apoyo máximo” de los padres, algo que se materializó hace menos de una semana, cuando la FAPA se sumó a la huelga contra las reválidas. No solo la FAPA, también el Frente de Estudiantes han terminado uniéndose a una huelga para la que se han hecho llamamientos desde diversos frentes.

Los motivos de todos ellos son, evidentemente, los mismos. Las pruebas que el PP quiere imponer sin el apoyo de sindicatos, padres, alumnos y el resto de fuerzas políticas no tienen en cuenta su “bagaje curricular anterior”, como han denunciado varios colectivos.

El alumnado con la ESO aprobada pero que no supere esta prueba no obtendrá el título de Graduado, por lo que tendrá como única salida la FP Básica

Según han advertido, el alumnado con la ESO aprobada pero que no supere esta prueba no obtendrá el título de Graduado, por lo que no podrá continuar con la formación reglada y tendrá como única salida la Formación Profesional Básica.

Respecto a la reválida de 2º de Bachillerato, los alumnos que no superen la reválida tampoco obtendrán el título, sino un certificado, y no podrá acceder a la Universidad, con lo que tendrá que optar por FP.

Para los colectivos, las pruebas se traducen en que la evaluación continua del profesor queda anulada, demostrando además que no se confía en su criterio.

Apoyo político

La LOMCE y sus reválidas han sido criticadas por varios gobiernos autonómicos, entre ellos el de Cantabria, que las ha recurrido en los tribunales. Sin embargo, los colectivos, en especial los de estudiantes, le han reclamado que aclare de una vez su posición y defina las pruebas, si es que finalmente se van a realizar en la región.

Asimismo, han reclamado al Ejecutivo que “apoye” las reivindicaciones y demuestre que realmente están en contra de estas pruebas. "A mí no me vale decir en la prensa que estás en contra si luego no participas en la movilización. Esperamos ver al Gobierno, apoyando no solamente la lucha institucional, por así decirlo, sino también en la calle", ha aseverado el representante del Colectivo de Estudiantes, David Ruiz.

Quien sí ha mostrado su apoyo a la huelga y la manifestación es Podemos, que ha recordado que la LOMCE "no ha concitado el acuerdo de nadie, ni de docentes, ni de familias, ni de expertos, ni del resto de partidos políticos presentes en el Congreso a excepción del PP".

Desde Podemos se entiende que los distintos gobiernos, nacional y autonómicos, deben ofrecer ayudas para conseguir estas titulaciones y no poner obstáculos

En un comunicado, la formación morada ha explicado que apoya esta huelga porque comparte los argumentos esgrimidos por todas las organizaciones que se han manifestado en contra de estas evaluaciones finales. "Coincidimos en que las reválidas son un atentado contra la ciudadanía en formación. Adolescentes y jóvenes pueden sufrir muy pronto la experiencia de no obtener el título de ESO y Bachillerato a pesar de tener aprobadas todas las asignaturas necesarias", ha sostenido.

Desde Podemos se entiende que los distintos gobiernos, nacional y autonómicos, deben ofrecer ayudas para conseguir estas titulaciones y no poner obstáculos. "Este es su deber y hacer algo distinto es una prueba inequívoca de que no se vela por el bienestar ciudadano. Suspender la reválida de ESO supone no poder acceder de manera directa ni siquiera a FP de grado medio. Suspender la reválida de Bachillerato implica no poder matricularse en la Universidad", ha advertido.

Podemos ha hecho un llamamiento a la ciudadanía de Cantabria a reflexionar sobre las "graves consecuencias" para los adolescentes y jóvenes que suspendan estas pruebas al ver "muy debilitada" su trayectoria por el sistema escolar. Si esto sucediera, sobre todo en el caso de la ESO, las posibilidades de que se produzca su exclusión social se incrementan, ha alertado la formación, que ha subrayado que será "algo que pagarán no solo estas personas sino la sociedad en su conjunto".

Comentarios