jueves 19.09.2019
DESAHUCIOS

Existen "buenas perspectivas" de poder evitar el desahucio previsto de una pareja y sus tres hijos en Santoña

La Oficina de Emergencia Habitacional está "trabajando" en el caso y mantiene "contactos" con la familia y con la entidad demandante

La plataforma Stop-Desahucios fue la que alertó ayer de este desahucio
La plataforma Stop-Desahucios fue la que alertó ayer de este desahucio

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón (PRC), ha afirmado que hay "buenas perspectivas" de poder evitar el desahucio previsto para el próximo martes, 12 de febrero, en Santoña de una pareja en paro con tres hijos, dos de ellos menores. Mazón ha explicado que, en estos momentos, la Oficina de Emergencia Habitacional del Gobierno, y dependiente de su Consejería, está "trabajando" en este asunto y mantiene contactos tanto con la familia afectada como con la entidad bancaria.

Aunque ha explicado que la Oficina de Emergencia Habitacional ha tenido conocimiento "muy tarde" de este caso, ve con "optimismo" la posibilidad de encontrar una solución. Además, ha señalado que, si finalmente los trabajos no fructificasen y "saliera mal", "siempre hay alguna alternativa". Mazón ha sido preguntado por este asunto en la rueda de prensa de presentación del Decreto que regulará algunas de las ayudas del nuevo Plan de Vivienda de Cantabria 2018-2021.

La plataforma Stop-Desahucios fue la que alertó ayer, martes, en un comunicado de este nuevo lanzamiento, dirigido contra Elena y Diego, una pareja en situación de desempleo desde hace años y padres de tres hijos, dos de ellos menores de edad.

Debido a la situación de desempleo y de pobreza sobrevenida, no pudieron satisfacer los pagos de las cuotas de alquiler en los últimos meses

Según Stop-Desahucios, la pareja, que tiene tres hijos de 20, 15 y siete años de edad, fue demandada por la sociedad Buildingcenter, propiedad de La Caixa y dedicada a la gestión de activos de la entidad bancaria. La plataforma aseguró que esta familia "malvive con una renta social básica de 630 euros y deben únicamente 1.200 euros y 600 euros del agua". Stop-Desahucios explicó que hace 16 años compraron, mediante un préstamo hipotecario con La Caixa, la casa donde residen actualmente y en 2014 cedieron la vivienda mediante una dación en pago. En las mismas fechas firmaron un contrato de alquiler social, "pero debido a la situación de desempleo y de pobreza sobrevenida, no pudieron satisfacer los pagos de las cuotas de alquiler en los últimos meses".

Comentarios