domingo 25.08.2019
ANIMALES

Muere en Asturias la osa Tola, una de las dos ‘novias’ de Furaco

Imagen de archivo de la osa Tola
Imagen de archivo de la osa Tola

La ejemplar de oso pardo cantábrico Tola, que vivía en cautividad en el cercado de Santo Adriano (Asturias) ha muerto, según han confirmado a Europa Press fuentes de la instalación. Vivía junto a su hermana, Paca. Ambas se sometieron a un intento de reproducción en cautividad con el oso Furaco, trasladado desde el Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria), para que se apareara con las osas.

El cercado donde vivían Tola y Paca fue inaugurado en 1996, ante la necesidad de buscar un lugar para albergarlas, ya que fueron rescatadas de furtivos y era imposible reintroducirlas en el medio natural, ya que estaban habituadas a la presencia humana. Se quedaron, por tanto, en el Monte Fernanchín, a la entrada a la Foz del Picarós, en el límite de los concejos asturianos de Santo Adriano y Proaza.

Tola era una hembra de pelaje marrón oscuro, con un antifaz más oscuro en la cara. Su peso era variable, según la estación del año. El máximo conocido era de 178 kilos. Su comportamiento era mucho más nervioso y desconfiado que el de su hermana Paca. Tanto ella como su hermana residían en el cercado desde el 26 de mayo de 1996. Las dos fueron rescatadas cuando un cazador furtivo mató a su madre.