lunes 14.10.2019
LUDOPATÍA

El juego online, nueva adicción en Cantabria

La Memoria Anual 2015 de Proyecto Hombre destaca la aparición de este tipo de ludopatía, cuyo perfil es el de un hombre de entre 23 y 30 años.

La adicción al juego online y a las apuestas ya se trata en Cantabria
La adicción al juego online y a las apuestas ya se trata en Cantabria

Proyecto Hombre en Cantabria atendió el pasado año a un total de 364 personas con diferentes problemas de adicción, lo que supone un incremento del 11% respecto a 2014, cuando tuvo 326 usuarios. Además, las cifras de atendidos en lo que va de 2016 muestra que "siguen aumentando" las personas que buscan ayuda en esta organización.

Pero en estas cifras, que incluyen adicciones tanto con sustancia como sin sustancia, ha emergido un nuevo perfil: el del ludópata del juego online. Aunque en principio pueda parecer una evolución del ludópata cuya actividad se centra en el bingo, las máquinas tragaperras o el póker, en realidad es algo notablemente diferente.

Este y otros datos figuran en la Memoria Anual 2015 de Proyecto Hombre en Cantabria, que ha presentado este viernes en rueda de prensa su directora, Eloísa Velarde, junto Roberto Verdugo y Ernesto Esteban, técnicos del equipo terapéutico de la entidad.

Precisamente ha sido Velarde la que, en declaraciones a este diario, ha revelado que Proyecto Hombre ha empezado a trabajar con un “tratamiento específico” para este tipo de adicción desde “hace uno o dos años”, cuando “nos empieza a llegar este perfil”.

“Las características de los ludópatas es que son hombres jóvenes, de entre 23 y 30 años”, ha revelado Verlarde

Un perfil que tiene como protagonistas las apuestas deportivas, sobre todo en fútbol, y el póker online. Como ha recordado la directora, “hay equipos de fútbol que incluyo llevan publicidad de estas empresas”, que también se anuncian en televisión, internet y formatos tradicionales.

Acerca de la posibilidad de que este auge de las empresas que ofrecen las apuestas online esté relacionado con el aumento de la ludopatía, Proyecto Hombre no ha constatado que exista.

“Las características de los ludópatas es que son hombres jóvenes, de entre 23 y 30 años”, ha revelado Verlarde, quien ha reconocido también que el problema de adicción comienza varios años antes, pues cuando llegan a Proyecto Hombre es porque “ha tocado fondo”.

Como ha destacado la directora, este es un “perfil diferente de los ludópatas” más habituales. Para empezar, estos últimos suelen ser gente mayor, que no se adapta bien a las nuevas tecnologías y, por lo tanto, no caen en la ludopatía online.

Asimismo, el tiempo de adicción cuando llegan al centro de Proyecto Hombre no es mucho “por los problemas económicos” que se derivan de la ludopatía. De hecho, y como señala Velarde, las deudas que contrae el ludópata suele ser el “detalle que hace saltar las alarmas”, y que lleva a la búsqueda de ayuda.

Habitualmente es “algún familiar” el que acude al centro en busca de consejo o ayuda, y en muchos casos “lleva a la persona, o es el propio adicto” el que acude.

Las deudas que contrae el ludópata suele ser el “detalle que hace saltar las alarmas”, y que lleva a la búsqueda de ayuda

A diferencia de otras adicciones, sobre todo las que se producen con sustancia (alcohol, drogas, etc.), la ludopatía online no presenta una dualidad, es decir, que no está asociada a un problema psicológico.

Por otro lado, en Cantabria todavía son pocos los adictos a este tipo de ludopatía y no existe una estadística fiable.

301 millones en juegos de azar

Este informe ha visto la luz el mismo día en que el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) ha hecho públicos los datos de gasto en juegos de azar en 2015, cuando los cántabros gastaron un total de 301 millones, un 3% más que en el año anterior.

De este modo, Cantabria vuelve a rebasar los 300 millones jugados, cantidad que no superaba desde 2012, aunque muy alejada de los 411 millones de 2006, el récord en los últimos diez años.

Las cantidades en los juegos de gestión privada (casinos, bingos y máquinas tragaperras) aumentaron un 1,9%, con 162 millones de euros.

Con todo, el incremento del gasto de los cántabros en 2015 se debió a la subida del 5,6% del realizado en Loterías y Apuestas del Estado (Lotería Nacional, Lotería Primitiva, Bonoloto, Quiniela y otros), donde se jugaron 120 millones de euros, seis millones más que en 2014.

Además, los cántabros jugaron 19 millones al Cupón de la ONCE, la misma cantidad que el año anterior.

Las cantidades en los juegos de gestión privada (casinos, bingos y máquinas tragaperras) aumentaron un 1,9%, con 162 millones de euros

Memoria Anual

A las 364 personas atendidas en 2015 en los diferentes programas de tratamiento que ofrece Proyecto Hombre, la entidad también atendió a un total de 265 familias: 95 en la Escuela de Padres y Madres, 15 familias de jóvenes, 115 en atención y 40 en el programa de parejas.

En cuanto a los usuarios de los programas, 157 fueron atendidos en el programa de información y diagnóstico, 38 en la comunidad terapéutica urbana, 30 en el programa ambulatorio de cocaína, 31 en el programa ambulatorio de alcohol, 14 en el programa ambulatorio de ludopatía, 13 en adaptación al tratamiento, 6 jóvenes, 71 en los programas intrapenitenciarios en El Dueso y cuatro en seguimiento judicial.

Para Velarde, los datos de 2015, así como la tendencia en 2016, muestran que Proyecto Hombre "sigue siendo un referente para las personas que padecen un problema de adicción y su entorno".

Además de destacar el aumento del 11% en personas atendidas en 2015, la directora de Proyecto Hombre ha apuntado que los datos registrados en lo que va de 2016 indican que sigue aumentando la demanda de sus tratamientos.

Así, hasta este mes de agosto, se ha atendido a 30 personas en la comunidad terapéutica urbana, 26 en el programa de cocaína, 21 en el de alcohol, 12 en el de ludopatía, 11 en adaptación al tratamiento y 38 en los programas intrapenitenciarios en El Dueso.

Las drogas más consumidas por las personas que están en tratamiento, por orden de porcentaje, son el alcohol y la cocaína

También ha ensalzado que hay un "significativo aumento" de las mujeres atendidas. "En Cantabria, con 19% de mujeres y un 81% de hombres, tenemos un porcentaje superior a la media del resto de centros de España", ha indicado Velarde.

Sobre las drogas más consumidas por las personas que están en tratamiento, ha señalado que, por orden de porcentaje, son el alcohol y la cocaína.

Además de destacar los nuevos programas para mujeres y preventivos en El Dueso, puestos en marcha a petición de la Consejería de Sanidad, la directora de Proyecto Hombre ha reivindicado que la entidad es "un recurso de referencia" para las personas que necesitan compatibilizar su tratamiento con su vida laboral, social y familiar y que reciben atención en los programas ambulatorios.

Patología dual

El técnico Roberto Verdugo, por su parte, ha detallado la metodología asistencial que se ha empezado a prestar a personas con adicción y una enfermedad mental asociada que puede ser anterior o causada por la propia adicción.

Con un modelo "biopsicosocial" -se centra en la adicción, no en la enfermedad-, se focaliza la recuperación de las personas en los recursos e instrumentos que tienen a su alcance para abandonar el hábito. Así, un 27% de los usuarios atendidos en 2015 fueron por patología dual, es decir, que además de la adicción padecen trastornos psicóticos, ansiedad, depresión o trastornos de personalidad.

En cuanto a los programas que Proyecto Hombre desarrolla en el Centro Penitenciario El Dueso en Santoña, Ernesto Esteban ha indicado que se trabaja en la sensibilización de las políticas de las penas por delitos a personas adictas, es decir, para introducir alternativas a la prisión.

Y es que, ha destacado, una gran mayoría de las personas presas tiene problemas de drogodependencias "pero la cárcel no es un entorno apropiado para abordar estas situaciones, por lo que entendemos que estas personas deberían ser atendidas en recursos extrapenitenciarios".

Dentro de El Dueso, Proyecto Hombre desarrolla un programa de drogas y otro de alcohol, a los que se han sumado los nuevos de atención a mujeres y preventivos.

A todo se suman las labores de prevención en colegios e institutos que realiza la entidad, que el próximo año celebrará su 25 aniversario.

Comentarios