miércoles 11.12.2019
SANTANDER

Las obras de las escaleras y rampas mecánicas de la subida al Gurugú finalizarán en marzo

Igual, Quirós, Ruiz y vecinos del barrio conversan este jueves junto a las obras
Igual, Quirós, Ruiz y vecinos del barrio conversan este jueves junto a las obras

Las escaleras y rampas mecánicas que unirán la plaza de San Martín con el Alto de Miranda, a través de la subida al Gurugú, estarán finalizadas en marzo, tras una inversión del Ayuntamiento de Santander de más de 1,5 millones de euros en una actuación de la que se ha colocado hoy el sexto de los siete elementos mecánicos previstos. La alcaldesa, Gema Igual, ha visitado hoy jueves, acompañada por los concejales de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós; y de Barrios y Participación Ciudadana, Carmen Ruiz, así como de vecinos del barrio estas obras, que avanzan a buen ritmo, y gracias a las cuales se hará más cómoda y accesible la conexión peatonal entre San Martín y Miranda.

"Estamos hablando de proyectos que, más allá de promover la movilidad peatonal, constituyen una auténtica política social"

Igual ha afirmado que las escaleras y rampas mecánicas están contribuyendo a mejorar de una forma muy notable la calidad de vida de los santanderinos, especialmente de quienes viven en los barrios de las zonas más altas de la ciudad, por lo que son las actuaciones que más demandan los ciudadanos. "Estamos hablando de proyectos que, más allá de promover la movilidad peatonal y de servir para que muchas personas dejen a un lado el coche y opten por desplazarse andando por la ciudad, constituyen una auténtica política social", ha subrayado. En este sentido, ha recordado que Santander cuenta en la actualidad con 8 itinerarios peatonales mecanizados en servicio que han supuesto una inversión de 17,5 millones de euros y que son utilizados por alrededor de 8 millones de usuarios al año. En concreto, los santanderinos se pueden desplazar por escaleras y rampas mecánicas en la calle Alceda, en el Grupo El Carmelo, en el Río de la Pila, la calle Antonio Mendoza, la calle Eulalio Ferrer, entre el parque de La Teja y General Dávila, de la plaza de los Remedios a General Dávila y entre el Paseo de Pereda y General Dávila. Además, estos itinerarios se complementan con otras mejoras de las conexiones peatonales, como son el funicular del Río de la Pila, la pasarela y los ascensores panorámicos para salvar las vías del ferrocarril en la calle Castilla que ahora, además, tienen una conexión peatonal con la Peña del Cuervo, mejorando así la comunicación entre los barrios de la ciudad. La alcaldesa ha remarcado que el Ayuntamiento sigue planificando actuaciones de movilidad vertical, con otros 4 proyectos previstos, que suman una inversión cercana a los 6 millones de euros: un ascensor que conectará la Plaza de Las Estaciones, el Parque del Agua y El Cabildo; otro ascensor de la boca norte del túnel de Las Estaciones a la calle Alta; las escaleras mecánicas de la calle Enrique Gran y las escaleras y rampas mecánicas del barrio de Porrúa.

Este nuevo itinerario peatonal mecanizado se compone de 5 escaleras y 2 pasillos mecánicos para llegar desde la plaza de San Martín al Paseo de Canalejas, salvando los 24 metros de desnivel y 140 metros de distancia a través de la Subida al Gurugú. La semana pasada se instalaron los tres primeros tramos de escaleras mecánicas que salen de la calle Marqués de Santillana, así como un pasillo mecánico en el otro extremo del recorrido, en el paseo de Canalejas, y hoy quedarán colocados otros dos tramos de escaleras. Está en construcción el foso para instalar la rampa mecánica que completará el recorrido por la calle Marqués de Santillana y este último elemento mecánico se instalará en enero. Han comenzado también las obras de pavimentación de las escaleras, empezando desde la calle Marqués de Santillana.

También se incluirá un pequeño jardín vertical en una pequeña área estancial

La pavimentación se está realizando con baldosas y adoquines de hormigón en tres colores: blanco, azul claro y azul oscuro como alegoría del agua de un río que desemboca en el mar, en un diseño que pretende homenajear a la gente del barrio. También se incluirá un pequeño jardín vertical en una pequeña área estancial. Se instalarán tiras LED en los zócalos de los muros de hormigón que delimitan los elementos mecánicos o balizas para iluminar de forma tenue las zonas peatonales o las zonas verdes anexas. Además, se iluminarán los jardines verticales y la nueva rampa peatonal que surca el jardín. La renovación de las aceras se realizará con baldosa de hormigón azul de dos tonos y blanca de diferentes tamaños en el ámbito de la Subida al Gurugú y granítica de 40x40x6 cm en Marqués de Santillana y Canalejas, igual a la existente; y se plantarán tres abedules. La ejecución del proyecto fue adjudicada a la empresa Ferrovial, por un presupuesto de 1.525.156 euros y con un plazo de 10 meses.

Comentarios