martes 1/12/20
OCIO

El ocio nocturno de Cantabria se plantea no abrir y Sanidad estudia si puede flexibilizar la hora de cierre impuesta

El sector del ocio nocturno de Cantabria se plantea un "cierre masivo" porque, según ha asegurado, el cierre de los locales a las 2:00 horas decretado por el Gobierno regional hace que éstos sean "deficitarios" y ha planteado a la Consejería de Sanidad medidas "alternativas" para evitarlo, las cuales se estudiarán esta semana para decidir si es posible flexibilizar la medida adoptada.

Representantes del sector se han reunido este lunes en el Gobierno de Cantabria con el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla (PRC), y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), a los que han explicado la repercusión económica que para sus negocios tiene la hora de cierre impuesta por el Gobierno regional para los locales de ocio nocturno --que se hizo efectiva en la madrugada del sábado al domingo-- y han planteado medidas "alternativas".

EL SECTOR ASEGURA QUE "NO ES PARTE DEL PROBLEMA"

Desde el sector se ha advertido que la hora de cierre impuesta por el Gobierno regional a los locales de ocio nocturno, más allá de las repercusiones económicas negativas de la medida, generará un "efecto contrario" al que se persigue, que es evitar los brotes de coronavirus en la comunidad, y hará "proliferar el desorden público", sobre todo entre la juventud, que, según considera, optará por botellones o fiestas privadas en las que, al contrario que en sus negocios, "no se cumplen" las medidas sanitarias y de seguridad para prevenir contagios.

Así lo ha explicado tras la reunión a los medios de comunicación Ángel Suárez, que ha ejercido hoy de portavoz de la Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno y ha incidido en que desde Galicia a Guipúzcoa no se ha detectado --al menos que tengan constancia-- ningún contagio en locales de ocio nocturno. Además, en la reunión, ha trasladado a Revilla y Rodríguez que el sector de ocio nocturno de Cantabria "no es parte del problema sino que puede ser parte de la solución" y "colaborar a controlar" la situación.

 

SISTEMA DE REGISTRO OBLIGATORIO

Para ello, el sector ha presentado al Gobierno regional un sistema de registro obligatorio en los locales de ocio nocturno que ya se ha implantado en algunos locales de Cañadío --epicentro del ocio nocturno de Santander-- y podría aplicarse en el resto este mismo fin de semana. Se trata de un sistema de registro con código QR y a través del teléfono móvil que el cliente tendría que realizar obligatoriamente para poder acceder al local.

De esta manera, el sector dispondría de los datos de los clientes que han estado en sus locales y que permitiría un "trazabilidad exacta" de éstos, una información que, a su juicio, vale "su peso en oro" y que, además, estaría dispuesto a compartir con Sanidad. Además, se insistirá en el uso obligatorio de la mascarilla en toda la estancia en el local, salvo en el momento del consumo.

POSIBLES MEDIDAS DE FLEXIBILIZACIÓN

Por su parte, el consejero de Sanidad ha explicado que el Gobierno se ha comprometido con el sector a estudiar a lo largo de esta semana sus planteamientos y ver si se pueden atender algunas de ellas.

Cuestionado acerca de si hay alguna posibilidad de dar marcha atrás al cierre de los locales a las 2.00 de la madrugada, el consejero ha señalado que podría estudiarse retrasar esa hora o incluso llevarlo a que tenga cada local en función de la licencia de la que disponga. Pese a que se estudiarán esas "alternativas", el consejero ha insistido en que debe haber un "equilibrio" entre la sanidad y la economía. De esta manera a lo largo de estos días se va a estudiar el efecto de la resolución aprobada el viernes --que obligaba a ese cierre a las 2 de la madrugada a partir del día siguiente--. El consejero ha insistido en que se trata de una "resolución viva" y "flexible" que se adaptará en función de cómo evolucione la situación sanitaria. "En ese sentido haremos lo posible para compaginar la situación sanitaria con la económica", se ha comprometido con el sector.

INCREMENTO DE POSITIVOS

El consejero ha advertido de que en las últimas semanas "se ha incrementado mucho" el número de positivos y ha señalado que la obligación de su departamento como autoridad sanitaria no solo es actuar cuando haya un brote sino intentar que no haya. "Nosotros lo que no queremos es tener que llegar a aislar a ninguna población, ni a ningún edificio ni, por supuesto, a la comunidad autónoma", ha dicho Rodríguez, que ha advertido que en las dos últimas semanas se ha detectado un número "importante" de positivos, que incluso supera a los que se detectaron a mediados de mayo, cuando aún estaba vigente el estado de alarma.

Rodríguez ha señalado que la semana pasada hubo 33 positivos y la anterior 28, un número elevado pero --ha reconocido-- "sin repercusión sanitaria" por ahora. Sin embargo, ha insistido en que lo que no se quiere es que la situación desemboque en una epidemia que haga tener que adoptar "medidas más duras".

Respecto a los 17 casos detectados en Cantabria este fin de semana, el consejero ha explicado que no constituyen ningún brote nuevo, ni guardan relación con los que ya se habían detectado. Sin embargo, ha explicado que entre estos positivos del fin de semana hay "casos secundarios" de alguno que ya se conocía. Además, también hay algún caso importado de otra comunidad autónoma.

Por otra parte, el consejero ha avanzado que este lunes está siendo un "día complicado" porque se han detectado ya "bastantes casos", aunque los detalles, como habitualmente ocurre, no se darán hasta mañana.
En este sentido, ha explicado que los rastreadores ya están trabajando para localizar a los contactos de los contagiados hoy y para determinar si podría tratarse de algún brote nuevo.

Comentarios