miércoles 17.07.2019
TORRELAVEGA

La ordenación de la ciudad tras el soterramiento no podrá hacerse con una modificación puntual del PGOU

El documento de revisión del Plan General tendrá tres planes especiales que redefinirían el centro de la ciudad, afectando a una superficie de 90.000 metros cuadrados.

Comisión de Seguimiento y Adaptación del PGOU de Torrelavega
Comisión de Seguimiento y Adaptación del PGOU de Torrelavega

El equipo redactor de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Torrelavega y los técnicos municipales han advertido de que "la ordenación y la estructura de la ciudad tras la obra del soterramiento no puede realizarse a través de una modificación puntual" del planeamiento.

Así se lo han indicado este lunes a los representantes de los grupos municipales en la reunión de la Comisión de Seguimiento y Adaptación del PGOU y a quienes han avanzado que, dada la situación, han efectuado una consulta a los técnicos del área de Urbanismo del Gobierno de Cantabria para confirmar si su valoración es la misma".

El concejal de Urbanismo, José Otto Oyarbide, ha detallado en un comunicado las explicaciones dadas por el equipo redactor de la revisión del PGOU y los técnicos municipales a las dudas de los representantes de la oposición.

Además, se ha avanzado a los grupos que el documento de revisión del PGOU, tras el visto bueno de nueve departamentos municipales y más de una veintena de informes sectoriales de organismos autonómicos y estatales, tendrá tres planes especiales que redefinirían el centro de la ciudad, afectando a una superficie de 90.000 metros cuadrados.

En el encuentro, además de la situación de la ordenación urbanística tras el soterramiento de las vías de Feve, también se ha hablado de la estación intermodal en el centro de la ciudad, el centro logístico de La Hilera y sus accesos y el proyecto de vial entre Viveda y Duález, ha indicado Otto Oyarbide.

Otro de los temas tratados ha sido la posible estación intermodal en el centro de la ciudad, ya reflejada en el documento de la revisión del PGOU, desde enero de 2016.

En este punto, según el edil, parece como "opción más lógica" apostar por el espacio ocupado actualmente por el parking de Feve, de titularidad estatal, sin descartar otras alternativas que se pudieran poner sobre la mesa "siempre y cuando sea avalada a través de informes o justificaciones técnicas".

Otro aspecto fundamental del debate de las nuevas infraestructuras estatales a su paso por Torrelavega ha sido nueva variante o ramal de continuidad de la autovía A-67 entre los futuros enlaces de Barreda y Sierrapando.

Este nuevo ramal, cuyo objetivo es aligerar el tráfico que se genera en el entorno del actual acceso a Torrelavega por el Barrio de La Inmobiliaria, es necesario para el futuro desarrollo, a largo plazo, del Centro Logístico de La Hilera, un área empresarial de algo más de cuarenta hectáreas en una ubicación estratégica de comunicaciones.

Otto Oyarbide ha señalado sobre el Centro Logístico de La Hilera que "hemos llegado a la conclusión de que sigue siendo viable, y muy importante para Torrelavega" pero, en cualquiera de las opciones (la de Fomento o la alternativa del equipo redactor), "no se desarrollaría antes de la ejecución de la obra del propio ramal de la autovía".

Por último, se ha analizado la afección que el nuevo vial de acceso Viveda-Duález tiene sobre la ordenación y planeamiento urbanístico de Torrelavega y se ha aclarado, según ha señalado el edil, que "la alternativa propuesta por el equipo de gobierno y el Gobierno de Cantabria no afecta a los posibles suelos urbanizables de Duález".