Sábado 15.12.2018
MEDIO AMBIENTE

Organizaciones ecologistas convocan una marcha en defensa de los humedales de Cuchía y el Parque Costa Quebrada

Canteras de Cuchía
Canteras de Cuchía

Media docena de organizaciones –Equo más independientes por Miengo, Ecologistas en Acción, Arca, Costa Quebrada, Asociación Ría y Miengo en Transición– han convocado para el próximo domingo, 7 de septiembre, una marcha en defensa de los humedales de Cuchía y del Parque Natural Costa Quebrada de Miengo. La marcha saldrá a las 11:30 horas de la rotonda de la playa de Marzán (Cuchía) y recorrerá unos dos kilómetros para llegar hasta la zona de los humedales y volver al punto de partida.

Destacan que la zona conocida como las Canteras de Cuchía "lleva décadas sufriendo el expolio de sus recursos y de su belleza"

El objetivo de los organizadores es dar a conocer todo este entorno de gran valor medioambiental y que se halla "en peligro por la amenaza que podría suponer la instalación de una macrodepuradora en las antiguas canteras de Cuchía, a lo que habría que añadir el agravante del futuro vertido al mar a través de un emisario submarino a la altura de la playa de Usgo en Miengo, ya fuertemente dañada por el actual emisario de Solvay". Destacan que esta zona, conocida como las Canteras de Cuchía, "lleva décadas sufriendo el expolio de sus recursos y de su belleza". "Hace no más de 30 años, aquí se podía ver un arenal de características similares a las Dunas de Liencres", han recordado, pero "distintas empresas consiguieron llevarse toda la arena". Por otro lado, señalan, durante más de 60 años, "Solvay lo convirtió en cantera y de ahí que ahora los humedales estén por debajo del nivel del suelo del resto del municipio". Desde que finalizó la explotación de la cantera hasta hoy, añaden, se ha producido una "asombrosa recuperación ambiental", se ha llenado de vida y se ha convertido en lugar de esparcimiento de vecinos de los municipios cercanos. Pero "todo esto vuelve a estar amenazado ante la posibilidad de que se instale la macrodepuradora de Vuelta Ostrera y con ello se pierda todo el valor ambiental de la zona". Los ecologistas sostienen que "esto ya no son las Canteras de Cuchía, estamos hablando de unos espectaculares humedales, tres lagunas llenas de vida y de posibilidades". Se trata, según dicen, de "una gran extensión modulada por los cortes de la cantera, con lagunas y lomas que albergan gran variedad de anfibios, aves, quirópteros e insectos, algunos de ellos en peligro de extinción"; y tanto los humedales como la flora y fauna que albergan "tienen altos grados de protección tanto a nivel europeo como español". Por otro lado, consideran que un emisario submarino de una depuradora de las aguas residuales de más de 250.000 personas en medio del Parque Natural Costa Quebrada supondría "un gran peligro" para las aves y peces que allí habitan, así como para la conservación del Parque y de las playas del municipio.

Por todo ello, los colectivos convocantes de la marcha creen que la zona de los humedales de Cuchía "son un espacio perfecto para un desarrollo sostenible enmarcado en resaltar lo que ya existe". Así, proponen terminar la restauración ambiental y paisajística de los humedales de Cuchía, creando itinerarios peatonales, recreativos, didácticos y turísticos, combinados con zonas desde las que poder disfrutar del entorno, qué activen y pongan en valor un importante recurso turístico para el municipio, a la vez que mejoran la imagen y calidad territorial del mismo.

Comentarios