viernes 06.12.2019
PATRIMONIO

Organizaciones políticas, sociales y culturales exigen al PSOE una rectificación y disculpas por varios tuits de un dirigente intentando ridiculizar el cántabru

Detalle de un cartel de Alcuentru en defensa del cántabru
Detalle de un cartel de Alcuentru en defensa del cántabru

Diversas organizaciones culturales y sociales de Cantabria están exigiendo al PSOE una rectificación y disculpas por varios tuits de su secretario de Comunicación en Santander, José Manuel Penagos –nacido en el pueblo de Esles, en el municipio de Santa María de Cayón, en 1980 y técnico de calidad de mercado en una multinacional con sede en Santander, de la que es miembro del comité de empresa en representación de UGT–, intentando ridiculizar el cántabru.

Todo comenzó con un tuit de Penagos con una supuesta alusión machista a un conocido dirigente político de ámbito estatal, y una posterior broma sobre que lo había escrito “en cantabrú” (sic):

Cuando varios usuarios de Twitter le reprocharon el contenido de su tuit, Penagos respondió: “Yo también sé hablar castellano con la –u. Malhablar castellano nunca será un idioma”.

Fueron decenas los tuits explicando a Penagos que la –u del cántabru “no es una deformación del castellano sino una conservación del latín”

Miembros de asociaciones de defensa del cántabru se han quejado del “desprecio” del secretario de Comunicación del PSOE de Santander al patrimonio lingüístico cántabro “en los términos supremacistas en que se hacía hace tiempo”. En este sentido, fueron decenas los tuits de todo tipo explicando a Penagos que la –u del cántabru “no es una deformación del castellano sino una conservación del latín”, advirtiéndole de que su desprecio a una lengua minorizada es “impropio de la izquierda”, pidiéndole “respeto para el patrimonio de Cantabria” y exigiendo a los secretarios generales del PSOE de Santander, Pedro Casares, y del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga –vicepresidente y consejero de Cultura del próximo Gobierno autonómico surgido de las autonómicas del pasado 26 de mayo– una rectificación y disculpas por la actitud de Penagos, que ha reincidido en su intención de ridiculizar el cántabro en sus sucesivas respuestas.

Entre quienes han reprochado la actitud del secretario de Comunicación del PSOE de Santander están organizaciones sociales como Cantabria No Se Vende

y organizaciones culturales como L’Argayu,

así como portavoces de organizaciones políticas como Izquierda Unida

o como Cantabristas

Las declaraciones de Penagos han llamado la atención porque precisamente el PSOE venía de incluir el cántabru en el currículo de la asignatura optativa de Patrimonio y ha ganado las autonómicas en la vecina comunidad autónoma de Asturias llevando en su programa la cooficialidad del asturianu, lengua hermana del cántabru.

Regino Mateo recuerda que el cántabru “no es un registro popular del castellano sino una realidad lingüística autónoma”

Un histórico militante del PSOE de Santander y referente del partido en temas de cultura, Regino Mateo, también se ha referido a la polémica –aunque sin citar expresamente a su compañero de partido–, destacando que el cántabru “no es un registro popular del castellano sino una realidad lingüística autónoma, un romance que se ha mantenido vivo, a pesar de la fuerte presión externa, en casi toda Cantabria, con más o menos presencia”. Mateo ha recordado que desde los años ochenta, “con fuerte trabajo de campo y el análisis de las manifestaciones escritas en tantos escritores cántabros, mucha gente ha dado inicio a un esfuerzo loable: la normalización de esa lengua que no había sido codificada, como sí lo fueron otras”, un esfuerzo que ha calificado de “loable” sobre todo “porque es una lucha, incomprendida por cierto por una sociedad bastante ajena a su identidad, por mantener una manifestación cultural de primer orden, una lengua vernácula con la que se dio forma conceptual a nuestro mundo”. “Perderla es extraviar quiénes fuimos y no poco de quiénes somos, y sería importante que como mínimo las instituciones públicas se implicaran en su sostenimiento, estudio y difusión”, ha añadido el militante del PSOE, que ha añadido que en su timeline de Twitter o en su Facebook hay “personas que han decidido expresarse en cántabro” y cuentan con su respeto “por su opción y por su trabajo: me hacen más rico y me hacen cuestionarme realidades”. Mateo ha recordado que asistió a algunas clases de cántabru, lo que hizo que consolidara su “sensación de respeto y seriedad”. “Termino con una reflexión un poco diferente: el humor desde abajo hacia arriba es una estrategia de defensa y de transformación. Desde arriba hacia abajo es otra cosa. Fin”, ha puntualizado el militante del PSOE.

Comentarios