jueves 02.04.2020
VIVIENDA

Paralizado el desahucio de Liberbank a una pareja de parados de larga duración

Grupo de personas que acudieron a paralizar el desahucio de la calle Enrique Gran de Santander
Grupo de personas que acudieron a paralizar el desahucio de la calle Enrique Gran de Santander

A las 10:00 horas de este viernes estaba previsto el desahucio de una pareja de desempleados de larga duración por parte de Liberbank, según alertaba ayer la plataforma Stop-Desahucios. Puntualmente, la comitiva judicial llegaba a la calle Enrique Gran de Santander para llevar a cabo el lanzamiento. Sin embargo, a los pocos minutos recibieron orden del juzgado de suspenderlo, una paralización que según explica la propia plataforma llega a petición de la entidad bancaria.

Unos minutos antes, el dispositivo policial se posicionó para propiciar el desalojo e incluso un cerrajero entró en un portal de la calle, aunque “se habían equivocado de dirección”. Stop-Desahucios relata que, mientras eso ocurría, “en el otro lado del edificio un numeroso grupo de personas”, convocadas por la plataforma, bloqueaba los accesos a la vivienda de la Noemí y Andrés, la pareja afectada. “La ubicación y disposición de la vivienda, un bajo al que se accedía por un largo pasillo y unas estrechas escaleras, propiciaba una resistencia activa al desalojo”, ha explicado Stop-Desahucios en un comunicado.

Como explicaba este jueves, a finales de 2017 la pareja entró a vivir en el piso, pues “a raíz de sus problemas económicos y después de agotar todos sus ahorros, no les quedó otro remedio”. El piso, que según Stop-Desahucios llevaba décadas deshabitado, es propiedad de Liberbank porque fue adquirido por Caja Cantabria en 2010 tras un proceso de ejecución hipotecaria. “Llevaba vacío más de 30 años”, asegura Andrés, que anteriormente vivió con su madre en otro piso del mismo edificio.

Según el relato de Stop-Desahucios sobre lo ocurrido este viernes, un representante de la plataforma se puso en contacto con el procurador para proponerle un “acuerdo para suspender el lanzamiento. Pero no hizo falta negociación alguna porque ya se había remitido al juzgado una petición de suspensión”. Fuentes de la plataforma han explicado que esta suspensión “dará un respiro a la pareja para poder buscar una alternativa”. En este sentido, “incluso un vecino de los afectados se ha ofrecido a mediar con Liberbank para buscar una solución, quizás en forma de alquiler social”. Sobre las 10:30 horas, las personas que acompañaban a los afectados abandonaron el lugar al grito de “sí se puede”.

Comentarios