Lunes 20.08.2018
POLÍTICA

El Parlamento pide un plan que evite “despropósitos” como los “diques del horror” de La Magdalena

Cadena humana en contra de los diques de La Magdalena. Foto: ARCA
Cadena humana en contra de los diques de La Magdalena. Foto: ARCA

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes, con la abstención del PP y del diputado del Grupo Mixto Juan Ramón Carrancio -exparlamentario de Ciudadanos-, una proposición no de ley de Cs que insta al Gobierno de Cantabria a poner en marcha una mesa en la que estén representados todos los municipios vinculados con la Bahía de Santander, los gobiernos central y regional y agentes sociales, para desarrollar un plan integral de la bahía de Santander.

El objetivo de la iniciativa es evitar "despropósitos y nuevos atentados paisajísticos" como los "diques del horror" que el Ministerio de Medio Ambiente está construyendo en la playa de La Magdalena. Así se ha referido a las escolleras el portavoz de Cs, Rubén Gómez, para quien la "ausencia" de dicho plan es lo que propicia este tipo de situaciones.

Tanto el portavoz de Cs como sus homólogos de Podemos, Verónica Ordóñez; PSOE, Víctor Casal; y PRC, Pedro Hernando, han recalcado que la bahía de Santander "va más allá y no es exclusiva" de la capital, sino que es "patrimonio de todos los cántabros".

Han puntualizado que la bahía ya se ha rellenado en casi la mitad de su superficie original, y han opinado que lo que se pide en esta PNL "evitará la tentación de seguir rellenando la bahía". Hernando se ha referido en este punto al informe "secreto" de Puertos del Estado que contempla como "opción de futuro" para el crecimiento del puerto de Santander el relleno de un millón de metros cuadrados, "100 veces" lo que se está haciendo ahora en el muelle 9 de Raos.

Sin embargo, Carrancio ha dicho que esa mesa ya existe desde noviembre de 2016, y el portavoz del PP, José Manuel Igual, ha recalcado que el plan que se pide también existe. El también alcalde de Arnuero ha vuelto a defender que el proyecto de los diques se sometió a participación y a impacto ambiental, y ha afirmado que "hay que defender los plazos y las jerarquías, porque si no volvemos a la jungla".