martes 07.04.2020
MEDIO AMBIENTE

El Parque Natural de las Dunas de Liencres, convertido en “basurero y cenicero”

Las playas de Valdearenas y Canallave amanecen con los contenedores y las basuras a rebosar, con bolsas tiradas por el prado y con una fosa séptica rebosando. Todo ello durante varias horas en las que turistas y trabajadores deben convivir con olores y suciedad.

Un bidón ha aparecido en pleno aparcamiento con olores a pescado muerto
Un bidón ha aparecido en pleno aparcamiento con olores a pescado muerto

Los ciudadanos que vivan en zonas turísticas están más o menos acostumbrados a que en verano sus municipios se llenen de gente y, con ello, de una mayor cantidad de residuos. Pero hay momentos en los que la conservación del entorno peligra, sobre todo si es un Parque Natural como el de las Dunas de Liencres. Según las imágenes a las que ha tenido acceso este diario, la zona turística ha amanecido este martes “convertida en cenicero y cagadero”. Y lo más preocupante, al menos durante toda la mañana ha permanecido en ese estado mientras los turistas se acercaban a la playa.

Según un vecino de Boo de Piélagos que ha presenciado el estado en el que estaba el Parque Natural, a las 8:30 horas del pasado martes, 16 de agosto, el aparcamiento de Canallave tenía una “gran cantidad de papeles, botellas, bolsas de basura tiradas por los prados”, etc.

Las Dunas de Liencres han aparecido con bolsas de basura por el campo

La situación podría deberse a que los servicios de limpieza todavía no habían recogido la basura de la noche anterior. Sin embargo, unas tres horas más tarde el estado de las dunas seguía siendo el mismo, con la basura en la misma posición.

“Me voy a practicar surf y cuando salgo del agua toda la mierda sigue en el mismo lugar”, ha afirmado a este diario este vecino de Piélagos, que no esconde su asombro sobre “cómo la gente podía ser tan guarra y dejar eso así”.

La situación se mantuvo así durante varias horas, hasta el punto de que tanto contenedores como papeleras empiezan a “rebosar basura que lleva un día”

La situación se mantuvo así durante varias horas, hasta el punto de que tanto contenedores como papeleras empiezan a “rebosar basura que lleva un día”. Así puede verse en las imágenes tomadas en el parking de Valdearenas, donde una papelera está saturada con bolsas de basura justo al lado de una escuela de surf a mediodía. “Pobre el del negocio y pobres clientes que tienen que ver y aguantar” este espectáculo, ha afirmado el testigo.

En otro punto, y detrás del módulo de los socorristas y al lado de otra escuela de surf, “un basurero lleno hasta arriba y en el suelo un bidón de aceite que huele a pescado muerto”, ha asegurado.

Los contenedores y papeleras rebosaban basura a mediodía, algunas cerca de la Cruz Roja

Excrementos, botellas y colillas

Pero la lamentable situación no se limita únicamente a la basura acumulada o desperdigada. En la duna que cruza desde Valdearenas a Canallave excrementos, papeles, botellas, colillas y otro tipo de basuras forman parte del paisaje durante toda la mañana. “Las dunas convertidas en cenicero y cagaderos”, se queja este vecino.

No queda ahí la cosa. La playa de Canallave tiene una fosa séptica que, al parecer, llegó a rebosar “hasta las duchas” de los arenales. Así lo han confirmado tanto el dueño de un bar cercano como un operario, que estaban “vaciando la fosa séptica porque este fin de semana rebosa”.

“Todo esto lo tienen que aguantar cada año, los turistas, la gente que trabaja de socorristas, en las escuelas de surf y sus clientes”, ha criticado este aficionado al surf, quien considera que es “una verdadera vergüenza que nadie haga nada con esto, que nadie lo controle, que todos miren a otro lado”.

“Da vergüenza que los coches estén aparcados en las dunas y nadie haga nada, y que al día siguiente toda la porquería que dejó la gente en la playa siga en el mismo sitio”, ha opinado.

La fosa séptica rebosaba excrementos que llegaban hasta las duchas

Comentarios