lunes 22.07.2019
MOVILIZACIÓN

Los pensionistas continuarán con la “presión en la calle” mientras no se garantice su poder adquisitivo

Cerca de 300 personas convocadas por UGT y CCOO se han concentrado frente a la Delegación de Gobierno y han llegado a cortar la calle para reclamar la revalorización adecuada de las peonsiones.

En Cantabria el colectivo ha perdido un 6,5% de su poder adquisitivo desde la reforma de 2013.

Las federaciones de jubilados y pensionistas de UGT y de CCOO han reafirmado este lunes su intención de continuar con las movilizaciones y "la presión en la calle" para reclamar unas "pensiones justas". Los portavoces de ambos colectivos así lo señalaron en una concentración ante la Delegación del Gobierno en Cantabria convocada coincidiendo con el Día Internacional del Mayor y que ha sido secundada por cerca de 300 personas.

Según precisó Juan Carlos Saavedra, de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, "justo un año después de que iniciáramos una marcha de protesta por toda España para exigir unas pensiones justas, la situación no ha cambiado mucho y los pensionistas siguen con la preocupación de cómo se van a revalorizar sus pensiones". "Este Gobierno tiene que retomar la revalorización de las pensiones según el IPC y tal y como se aprobó en el año 1996 porque no es admisible que desde la reforma de 2013 los pensionistas cántabros hayan perdido un 6,5% de su poder adquisitivo", agregó Saavedra, quien recordó que "los pensionistas también necesitan una ley de dependencia que se cumpla y una sanidad pública que los atienda en condiciones para alcanzar esa estabilidad que nos va a dar calidad de vida".

Los pensionistas han cortado la calle frente a la Delegación del Gobierno. Foto: edc

En el mismo sentido se expresó el secretario general de Pensionistas de CCOO en Cantabria, José Antonio Calderón, que insistió en que "la situación ha cambiado algo en los últimos meses, algunas pensiones han mejorado y se ha alcanzado en el Pacto de Toledo un principio de acuerdo sobre la revalorización de las pensiones, que no deja de ser eso, un principio de acuerdo que tiene que pasar por las mesas del diálogo social y por el Parlamento". Calderón recordó también que "la Ley de Dependencia sigue sin atender sólo en Cantabria a 2.000 personas que están en la lista de espera" y reclamó al Gobierno que aborde "la recuperación de unos servicios sociales degradados".

MANIFIESTO CONJUNTO

Como cierre de la concentración ante la Delegación del Gobierno, representantes de los jubilados y pensionistas de UGT y de CCOO leyeron un manifiesto en el que volvían a exigir que "los partidos políticos tienen que preocuparse por mejorar significativamente los ingresos del sistema público de pensiones y garantizar tanto su viabilidad financiera como el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas".

El escrito recordaba que "el de las personas mayores, es un colectivo muy vulnerable a las políticas de recortes, y más, cuando estamos pasando a convertirnos en sustentadores principales de las siguientes generaciones, puesto que las pensiones suponen la principal fuente de ingresos de más del 25% de los hogares". Los jubilados de CCOO y UGT criticaron que "transcurridos 10 años desde la puesta en marcha de la Ley de Dependencia todavía no se ha culminado su implantación", tras reclamar que "deben promoverse políticas preventivas que disminuyan los riesgos que sufren las personas mayores, lo que implica un refuerzo de los sistemas de atención domiciliaria, además de la introducción en Cantabria de la especialidad de geriatría en Atención Primaria".

Los pensionistas frente a la Delegación del Gobierno en Cantabria. Foto: edc

El manifiesto insta a llegar a un acuerdo en el Pacto de Toledo para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y una renta mínima estatal "para mejorar una laguna muy concreta y muy amplia que hoy tiene el sistema de protección social, pues no está diseñado para proteger a quienes nunca tuvieron un empleo y lo buscan".

Comentarios