miércoles 20.11.2019
NATURALEZA

Una petición para salvar del matadero a 23 vacas maltratadas en Gama recoge más de 50.000 firmas en apenas dos días

Captura de la petición de 'change.org'
Captura de la petición de 'change.org'

En los huesos y casi sin poder moverse se encontraban alguna de las 23 vacas que fueron incautadas en la cuadra de los horrores del pueblo cántabro de Gama por una orden judicial motivada “por el estado de abandono y sufrimiento en el que vivían”. Así lo ha denunciado Alddea (Asociación para la Legislación y Defensa de los Derechos de los Animales), que ha puesto en marcha la petición de change.org –al Gobierno de Cantabria, a su presidente, Miguel Ángel Revilla, y a la Consejería de Medio Rural– Salvemos a las 23 vacas incautadas en Gama, denunciando que el Ejecutivo autonómico “ha decidido trasladar a estos animales a otra explotación de un amigo del anterior ganadero para que pueda sacrificarlas”.

Alddea y la abogada María Girona, presidenta de APADEVI (Asociación para la Defensa de Víctimas de Injusticias), denunciaron judicialmente hace ocho meses a esta explotación ganadera por el estado de abandono y sufrimiento en el que vivían las vacas, y ahora denuncian públicamente que “después de haber conseguido librarse” de su anterior vida, “el único destino que les están ofreciendo las instituciones” es ser “sacrificadas” para además “conseguir dinero por su carne”.

Alddea asegura además que cinco “santuarios de animales” –concretamente, Santuario Compasión Animal, Santuario Mino Valley, Santuario Vacaloura, Frente L.A. Santuario Animal y Fundación Santuario Gaia– han ofrecido sus instalaciones para dar a estas vacas “un destino mejor”, una vida “digna y lejos del maltrato”.

“En el pasado ya se ha conseguido salvar y rescatar a cientos de animales con la movilización ciudadana, por eso es ahora el momento de actuar”, asegura Alddea, que advierte de que “en cualquier momento” el juez puede autorizar al ganadero a llevarse a las vacas “de donde están”, por eso “te pedimos que nos ayudes con tu firma” a “hacer recapacitar a las autoridades judiciales” para que acepten una solución “diferente” a la de “matar” a esas vacas, concluye la petición, que ha recogido ya más de 50.000 firmas en apenas dos días de existencia.