sábado 21.09.2019
TERRITORIO

La Plataforma contra el trazado de la línea de alta tensión Astillero-Cacicedo exige la dimisión de Martín tras la visita de Revilla a la zona

Francisco Martín
Francisco Martín

La Plataforma Ciudadana Fuente Genoz, contra el trazado de la línea de alta tensión Guarnizo-Cacicedo que “implica un grave riesgo real” para su salud y la de sus hijos, ha exigido hoy la dimisión del consejero de Industria, Francisco Martín, tras la visita del presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, a la zona. “Ahora ya lo he visto”, ha destacado la Plataforma que manifestó Revilla al finalizar su visita, realizada el pasado 5 de abril, treinta días después de la reunión de Revilla con vecinos afectados celebrada en la sede del Gobierno de Cantabria. “Algunos vecinos siguen convencidos de las facultades del presidente Revilla para encauzar el conflicto en el ámbito político e incluso para ayudar a esbozar varios trazados alternativos, impulsando, a través de la Dirección General de Industria, la también comprometida reunión entre Red Eléctrica y la Demarcación de Carreteras respecto del uso del margen de las autovías S-30 y A-67 para soterrar las líneas del cierre del mallado: Astillero-Cacicedo y Cacicedo Puente San Miguel”, ha asegurado la Plataforma, que ha insistido en que son “muchas” las opciones que permitirían alcanzar una “solución satisfactoria” para los derechos de los vecinos afectados, que a través de la Plataforma “no cejan en su empeño de manifestarse” y “siguen preparándose para acudir a la vía judicial”.

“El presidente manifestó que no entendía la oposición de Red Eléctrica a los trazados alternativos alejados de las zonas más densamente pobladas”

La Plataforma ha destacado en un comunicado que la primera parada del recorrido se realizó en Cacicedo, en la calle que separa las urbanizaciones Fuente Genoz y La Solaruca –lugar previsto para un almacén de enlace–, “observando el presidente la cota inferior de las plantas de varias viviendas respecto de la prevista para la línea subterránea de alta tensión”. Que la segunda parada se realizó en la mies de Herrera de Camargo, donde Revilla “pudo observar cómo el trazado proyectado parece buscar las zonas residenciales, sin duda por utilizar una cartografía obsoleta”. Que la tercera parada se realizó en el pueblo de Herrera, concretamente en la casa rotulada como Capricho de Lolín, donde la línea se ha proyectado “a poco más de un metro de las habitaciones”. “El presidente manifestó que no entendía la oposición de Red Eléctrica a los trazados alternativos alejados de las zonas más densamente pobladas”, ha destacado la Plataforma. Las siguientes paradas se realizaron en Revilla de Camargo, observando Revilla “el trazado previsto para la línea de alta tensión a su paso por una explotación ganadera, por las calles más estrechas del pueblo y sobre los soplaos inventariados”. Y el camino finalizó en Boo de Guarnizo, donde el presidente “pudo observar las marcas del replanteo que tanta inquietud ha generado en los vecinos”.

“Ahora ya lo he visto”, destaca la Plataforma que manifestó tras el recorrido Revilla, que sabía “que la cartografía utilizada era obsoleta, que las demoras en la tramitación se generaron por los recortes en los presupuestos de Red Eléctrica, que no se han analizado las alternativas, que se ha impedido la participación de los ciudadanos fraccionando el anunciado cierre del mallado, que la puesta de manifiesto del expediente en 2017 no contenía todos los documentos, que el expediente en soporte digital solicitado el 2017 ha sido entregado en 2019, que las reuniones informativas se realizaron seis meses después de finalizado el plazo de alegaciones, que no se han evaluado los riesgos en la salud de la personas ni los medioambientales de soplaos de Revilla y acuífero de Cacicedo, que los criterios de precaución y prudencia ante los riesgos brillan por su ausencia, que más de un año después no se han resuelto los recursos de alzada contra la resolución que autoriza la construcción, excediendo holgadamente el plazo de tres mes establecido para resolver estas reclamaciones, que han cambiado sustancialmente los presupuestos dando base a la revocación de la autorización y que el archivo puede ser la mejor solución para la imagen de Red Eléctrica”.

“En todo caso el consejero Martín tiene la obligación de resolver el recurso de alzada”

La Plataforma ha facilitado tres opciones. La primera, “persuadir a Red Eléctrica para que acuerde el archivo del expediente”, lo que sería “una solución eficiente”, pues “reforzaría la imagen del operador del sistema eléctrico, eliminaría cualquier riesgo en la convivencia ciudadana y facilitaría el inicio de la nueva tramitación para el cierre del mallado, en el marco del anunciado plan de crecimiento del Gobierno de Cantabria”. La segunda, que “en todo caso el consejero Martín tiene la obligación de resolver el recurso de alzada y, aun en contra del criterio de Red Eléctrica, dispone de la facultad reglada de apreciar las irregularidades detalladas por la Plataforma y por algunos vecinos en sus escritos y anular la actual autorización de la construcción”. Y la tercera, “el inicio del procedimiento de revocación de la autorización, por cambios sustanciales en los presupuestos del entorno considerado”, una opción “que la ley otorga a la Dirección General de Industria del Gobierno de Cantabria”.

Comentarios