Viernes 14.12.2018
POLÍTICA

Políticos cántabros relativizan la irrupción del partido ultraderechista Vox en el Parlamento de Andalucía

El PSOE considera que “está lejos de pasar” que Vox logre representación en el Parlamento de Cantabria.

El PRC opina que los resultados no pueden ser extrapolables al resto de España porque las “circunstancias” de Andalucía eran “muy específicas”.

El PP sostiene que “ni mucho menos tiene que excluirse a una fuerza democrática como es Vox”.

Podemos sí asegura que la irrupción del partido ultraderechista produce un “terrible miedo por el futuro de la democracia de este país”.

Mitin de Vox
Mitin de Vox

Políticos cántabros han relativizado hoy lunes la irrupción del partido ultraderechista Vox en el Parlamento de Andalucía. Así lo han hecho el delegado del Gobierno español en Cantabria y secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga; el portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, o la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, no así la portavoz parlamentaria de Podemos, Verónica Ordóñlez, que ha asegurado que la irrupción del partido ultraderechista produce un “terrible miedo por el futuro de la democracia de este país”.

Zuloaga: “La dispersión del voto de la derecha habrá que analizarla en cada uno de los territorios”

El delegado del Gobierno español en Cantabria y secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, ve con “preocupación” la irrupción de Vox en el Parlamento de Andalucía con 12 parlamentarios. Sin embargo, cree que “está lejos” que ese partido de “extrema derecha” logre representación en Cantabria. A preguntas de los medios de comunicación, Zuloaga ha reconocido que le genera “preocupación” que un partido como Vox, con “un programa electoral de seis hojas” y que está “en contra de los avances en igualdad”, en “materia de género” o en memoria histórica, haya conseguido “una representación de 12 diputados que a todos sorprende”, Zuloaga no cree que ese resultado pueda ser extrapolable al resto de territorios. “La dispersión del voto de la derecha habrá que analizarla en cada uno de los territorios”, ha aseverado. Sin embargo, y pese a que considera que “está lejos de pasar” que Vox logre representación en el Parlamento de Cantabria, Zuloaga ha afirmado que habrá que "estar atento” a los movimientos en la sociedad “que llevan a este tipo de resultados”. En este sentido, considera que han sido los mensajes “cada vez más radicalizados” en los partidos tradicionales de la derecha española los que han hecho que “afloren” este tipo de “movimientos populistas de derecha en España”. Además, cree que este tipo de movimientos surgen “para dar respuesta” al hecho de que, a su juicio, el partido tradicional que reflejaba el voto de la derecha en España, el PP, se esté “desestructurando”.

En cuanto al otro partido que sostiene al Gobierno de Cantabria, el PRC, su portavoz parlamentario, Pedro Hernando, ha reconocido que a su partido le “llama poderosamente la atención la subida de la extrema derecha” de Vox, con unas ideas “bastante radicales” pero que en su opinión no pueden ser extrapolables al resto de España porque las “circunstancias” de Andalucía eran “muy específicas”.

Por su parte, la presidenta del PP de Cantabria, María José Sainz de Buruaga, considera que las autonómicas de Andalucía constatan la irrupción “contra todo pronóstico” del partido ultraderechista Vox como “actor clave” en la escena política estatal, aunque cree que el resultado de este partido no se reproducirá en Cantabria. A preguntas de la prensa sobre si el PP estaría dispuesto a pactar con Vox en Cantabria, Buruaga ha opinado que tampoco cree que esta formación vaya a crecer en la comunidad autónoma como lo ha hecho en Andalucía, y ha precisado que, en cualquier caso ambos partidos “no competimos por el mismo espacio”. “El PP es claramente europeísta, autonomista, practicantes y defensores de la igualdad de oportunidades”, ha dicho, aunque también ha asegurado que Vox es un partido “democrático” y desde ayer, “parlamentario”, con el respaldo de más de 400.000 andaluces, por lo que “no podemos decir en una democracia que esos votos [de Vox] no sirven, hay que hablar con todos y cuando estamos hablando de esa alternativa a 40 años de partido socialista, ni mucho menos tiene que excluirse a una fuerza democrática como es Vox”. En este sentido ha manifestado que “hay mucha demagogia, hay mucho populismo, mucho discurso interesado de todos contra VOX”, especialmente de quien “ha llegado al Gobierno de España con fuerzas como los independentistas, como los separatistas o la izquierda radical”. “Tan legítimo es uno como otro”, ha considerado Buruaga.

Ordóñez: "Le pido a mi presidente [Revilla] coherencia democrática y valentía para decir que hoy, más que nunca, tenemos que separarnos de cualquier indicio fascista"

Por el contrario, la portavoz parlamentaria de Podemos, Verónica Ordóñez, ha valorado como "malos resultados para la democracia" los obtenidos en Andalucía, al tiempo que, en clave autonómica, ha pedido al presidente de Cantabria y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, "coherencia" de cara a las autonómicas del próximo 26 de mayo, puesto que su partido "es capaz de situarse a la izquierda o la derecha", y para la aprobación de los Presupuestos de Cantabria para 2019 "ha decidido situarse más cerca de la derecha". A preguntas de la prensa, Ordóñez ha reconocido que Podemos tiene "miedo" de que Revilla "tome una decisión incorrecta, no para sus posibilidades de gobierno en Cantabria sino para el devenir de la comunidad autónoma". "Le pido a mi presidente coherencia democrática y valentía para decir que hoy, más que nunca, tenemos que separarnos de cualquier indicio fascista, de cualquier política que vaya en contra de los derechos de las personas", ha dicho Ordóñez, que ha destacado que Revilla "tiene medio año para crear un marco en Cantabria que frene la involución de derechos democráticos y el respeto a los derechos humanos". Al respecto, ha dicho que los resultados de las elecciones andaluzas y, particularmente, la entrada de la "ultraderecha" de Vox en el Parlamento, le producen un "terrible miedo para el futuro de la democracia de este país", pues a su juicio han revelado que la democracia, después de 40 años, "no está consolidada". En su opinión, los "responsables claros" de esta situación son tanto "las izquierdas", que no han sido "capaces de movilizar", como especialmente la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, que no se ha "desvinculado lo suficiente" de los casos de corrupción, como el de los ERE, y que "decidió apoyarse en Ciudadanos", lo que ha "fortalecido a la derecha y debilitado a la izquierda". También para Ordóñez parte de la culpa de la irrupción de Vox es la "irresponsabilidad de PP y Cs" por "no llamar fascistas a los fascistas", que ha hecho que "muchas personas" vean este partido como "una opción viable dentro de una democracia". Con todo, no considera "para nada" extrapolables los resultados andaluces a las autonómicas del próximo 26 de mayo, aunque dan "una pauta". "La gente está cansada de gritar al Estado que tiene que dar prioridad a las personas por encima de otros intereses", y ahí tiene una "responsabilidad" el Gobierno de Pedro Sánchez, ha manifestado.

En el ámbito local, la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), cree que el resultado del partido ultraderechista Vox en las autonómicas de Andalucía “no es extrapolable” a lo que pueda suceder en las municipales del próximo 26 de mayo en Santander y ha achacado el auge del partido ultraderechista en Andalucía al “desencanto” de los ciudadanos con lo que “han estado viviendo durante excesivos años" de gobierno del PSOE. No obstante, ha considerado que “los santanderinos lo que necesitan es coherencia, sentido común y la experiencia de haber gobernado, y eso desde luego que Vox no cuenta con ello en este municipio”. Cuestionada sobre si es partidaria de que las conversaciones para formar gobierno en Andalucía, si las impulsan PP y Cs, puedan promoverse con el partido ultraderechista Vox, la alcaldesa ha opinado que, aunque “los extremos no son buenos, ni en la izquierda ni en la derecha, y que la sociedad se merece un pensamiento menos radical”, por lo que si la derecha andaluza logra entenderse, “tendrá que ser en el centro derecha".

Comentarios