Lunes 24.09.2018
POLÍTICA

El PP ningunea a Cantabria en el Congreso

Todos los grupos de la Cámara votaron a favor de iniciar la reforma del Estatuto de Cantabria para eliminar los aforamientos excepto un PP prácticamente desaparecido, que se abstuvo después de haberla apoyado en el Parlamento autonómico.

Diego Movellán interviene en el Congreso antes de abstenerse en la votación
Diego Movellán interviene en el Congreso antes de abstenerse en la votación

El Congreso de los Diputados aceptó este martes tramitar la reforma del Estatuto de Cantabria para eliminar los aforamientos, y lo hizo con el sí de todos los grupos excepto el PP, que finalmente se abstuvo. La reforma del Estatuto de Cantabria para eliminar los aforamientos es la segunda que llega al Congreso –lo hace detrás de la del Estatuto de Murcia– y pretende que los miembros del Gobierno y del Parlamento cántabros sean juzgados no por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria sino por jueces ordinarios.

El ninguneo del PP a Cantabria en el Congreso de los Diputados fue evidente, pues el grupo más numeroso de la Cámara, aunque prácticamente desaparecido durante el debate de este martes, evitó apoyar la tramitación de la reforma del Estatuto a pesar de que había apoyado la iniciativa en el Parlamento autonómico, como ya hizo cuando la Asamblea de Murcia propuso una reforma idéntica. Y el PP ninguneó a Cantabria a pesar de que uno de los tres representantes del Parlamento autonómico que defendieron la modificación estatutaria en el Congreso de los Diputados es Francisco Rodríguez Argüeso, parlamentario autonómico del PP aunque afín al anterior presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, y no a la actual presidenta del partido, María José Saénz de Buruaga. El PP en el Congreso –representado en el debate de este martes por el diputado por Cantabria Diego Movellán, afín a Buruaga– no había anunciado el sentido de su voto cuando Rodríguez Argüeso intervino en la tribuna para defender la reforma, y cuando llegó el momento de pronunciarse sobre la toma en consideración de la misma, optó por abstenerse, mientras el resto de los grupos votaban a favor de la propuesta defendida por el propio Rodríguez Argüeso y por los portavoces de PRC, Pedro Hernando, y PSOE, Víctor Casal. Precisamente Casal ha lamentado este miércoles en un comunicado que los diputados del PP fueran “incapaces” de respaldar una decisión tomada de forma unánime en el Parlamento de Cantabria. “Nos resulta incomprensible que los populares no voten lo mismo en Madrid que sus compañeros de Cantabria”, ha manifestado.

Pero el ninguneo del PP a Cantabria –comunidad que ha denunciado en los tribunales al Gobierno de Rajoy por su “deuda” con el Ejecutivo autonómico relacionada con la financiación del Hospital Valdecilla– no acabó ahí, y es que la bancada del PP permaneció prácticamente vacía durante todo el debate, incluidas las intervenciones de los tres representantes del Parlamento autonómico: Rodríguez Argüeso, Hernando y Casal. Sí permanecieron en sus escaños los dos diputados del PP en el Congreso por Cantabria: Ana Madrazo y Diego Movellán, ambos afines a Buruaga. Al contrario que el resto de diputados por Cantabria, los dos del PP no estuvieron rodeados de los líderes de su grupo durante el debate de este martes.