domingo 05.04.2020
EDUCACIÓN

Principio de acuerdo sobre el calendario escolar, que tendrá semanas de vacaciones en Carnaval y Pascua

Reunión entre el consejero de Educación y los sindicatos
Reunión entre el consejero de Educación y los sindicatos

La Consejería de Educación y los sindicatos del sector han alcanzado este jueves un principio de acuerdo sobre el calendario escolar del curso 2018-2019 en Cantabria, que contempla todas las exigencias de los segundos.

De este modo, el calendario, que mañana el consejero, Francisco Fernández Mañanes, presentará en la mesa de familias, divide el curso escolar en bimestres, delimitados por vacaciones semanales a finales de octubre-primeros de noviembre, en Navidad, Carnaval y Pascua.

Queda por determinar si Jueves Santo y el día de La Inmaculada (8 de diciembre) serán festivos, lo que se decidirá la próxima semana en la Mesa Sectorial de Educación, de la que saldrá el calendario definitivo de al menos 175 días lectivos.

Por su parte, el horario de clases de junio y septiembre se mantiene reducido "tal cual estaba hasta ahora".

El consejero debe reunirse aún con las familias y los directores de los centros, si bien "las impresiones son buenas"

El curso en Primaria comenzará el 10 de septiembre y concluirá el 21 de junio, y en Secundaria empezará el 12 de septiembre y finalizará el 25 de junio.

Son las principales características de un calendario que, desde las 12:00 horas hasta las 13:20 horas, han estado negociando en mesa técnica los sindicatos y la Consejería de Educación, encabezada por su titular, quienes han valorado positivamente el principio de acuerdo.

En este sentido, Fernández Mañanes ha destacado que Cantabria dispondrá el próximo curso de un calendario "que se acomoda a las necesidades de todos los sectores", para lo que las partes han hecho "cesiones", ha dicho.

Es por ello que confía en que la negociación "se complete" en los próximos días, de forma que el definitivo esté listo a finales de la próxima semana.

El consejero ha subrayado que los días de vacaciones se han determinado "pensando en la distribución más racional de los descansos, en la mejor organización de los centros escolares y en lo que más conviene al alumnado", y tanto su departamento como los sindicatos están "completamente de acuerdo en la estructura" del mismo, a falta de las reuniones con los otros sectores de la comunidad educativa.

A preguntas de la prensa sobre la petición del Consejo Escolar de ofrecer actividades extraescolares para ampliar el horario reducido de junio y septiembre en Educación Primaria, Fernández Mañanes ha reiterado que la Consejería es "sensible al problema de la conciliación de las familias" y "hará todo el esfuerzo que sea razonable y que podamos asumir con nuestros presupuestos para tratar de ayudar a las familias".

En este sentido, el consejero ya advirtió que este año no se ha contemplado este tipo de medidas en los Presupuestos Generales de Cantabria porque no se habían planteado, y ha reiterado este jueves que parte del próximo curso escolar se desarrolla en 2019, cuando habrá nuevos presupuestos.

VALORACIÓN SINDICAL

Por su parte, el portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC), José Ramón Merino, ha recordado que sindicatos y Consejería partían "de una misma base" como era estar de acuerdo con la "filosofía" del calendario que ha estado vigente durante los dos últimos cursos en la comunidad, que se mantendrá el próximo.

Con todo, Merino ha apelado a la prudencia, pues el consejero debe reunirse aún con las familias y los directores de los centros, si bien "las impresiones son buenas", ha reconocido.

En este sentido, la Consejería ha aceptado que los periodos de vacaciones sean semanas completas -como pedían los sindicatos- y no días fraccionados, por lo que el representante del STEC ha mostrado su satisfacción, apostillando que las vacaciones vienen determinadas por "cómo caigan las fiestas".

"Hay años que lo dificultan y otros que lo facilitan. Este curso ha sido más complicado porque la Semana Santa cayó muy temprano; el año que viene cae un poco mejor y eso ha facilitado el encaje de días concretos", ha explicado.