jueves 22/10/20
EDUCACIÓN

Profesores y padres del IES Marqués de Manzanedo denuncian “batallas campales” en las aulas

Los profesores denuncian agresiones, peleas y amenazas de algunos alumnos que impiden el desarrollo de las clases, que cuentan con la “condescendencia y en ocasiones la desautorización al profesorado”.

La dirección reconoce que hay “alumnos disruptivos”, pero se aplican los protocolos y “más no podemos hacer”.

Algunos de los estudiantes están “agachados en clase” para evitar ser golpeados por sus compañeros, y en otras aulas no se llega a impartir la materia.

Fachada del IES Marqués de Manzanedo
Fachada del IES Marqués de Manzanedo

Algo grave está a punto de pasar en el IES Marqués de Manzanedo de Santoña. Ese es el aviso que los profesores del centro están lanzando a través de redes sociales. El motivo es el comportamiento de los alumnos, de algunos alumnos, que ha llegado a derivar en “batallas campales” en determinadas aulas. Objetos volando de un lado a otro, voces que impiden el desarrollo normal de las clases, expulsiones y hasta 12 expedientes son el día a día en este instituto. Y “miedo, mucho miedo”, revelan los profesores, en referencia a alumnos que tienen 13 y 14 años.

La situación ha llegado hasta el extremo de que “dos trabajadoras ya han estado de baja por motivos relacionados con este clima de descontrol de la impunidad que otorga el gregarismo”. Durante el pasado curso, según detallan los profesores, se produjeron un millar de expulsiones, a lo que se suma “otro millar unido a peleas, amenazas a al menos cuatro profesores y un caso de acoso”, que no ha sido considerado como tal “porque no se da una de las tres premisas”.

Durante el pasado curso se produjeron un millar de expulsiones, a lo que se suma “otro millar unido a peleas, amenazas a al menos cuatro profesores y un caso de acoso”

Según relatan, “el equipo directivo está desbordado”, pues los responsables han tratado de tomar medidas cuando “ya era tarde”, y cuando quedó en evidencia que “la condescendencia, y en ocasiones la desautorización al profesorado, no eran la solución ante un alumnado conflictivo y unas familias negligentes”.

En esta comunicación se relata el caso concreto de un alumno que no ha querido salir del aula, impidiendo el cierre de la misma con el pie, insultando al profesor y negándose a acudir a la Jefatura de Estudios. “Luego lo ha negado, argumentando que podría haberlo llamado ‘cabrón hijo de puta’. Y no lo hizo”, relatan los trabajadores. No es “ni de lejos la peor”, pero “cada día es así”.

MÁS NO PODEMOS HACER

En el comunicado se señala igualmente que el equipo directivo ha pedido el cese a la Inspección de la Dirección General de Educación, y que “el claustro está tenso y cansado”. En este sentido, el director del Marqués de Manzanedo, Jaime Martín, ha reconocido que ha presentado dicho cese, pero ha negado que el escrito promovido entre los profesores refleje la situación real.

“Es cierto que hay un 4-5% de alumnado disruptivo”, ha señalado para, a continuación, detallar que “tenemos un protocolo que aplicamos, y tiene unos pasos a cumplir”, por lo que “más no podemos hacer”. El director del instituto ha defendido que “lo primero es la educación”, pues “los alumnos tienen el derecho de estar aquí”, pero aquellos que superan los límites “son sancionados”.

Asimismo, ha afirmado desconocer la “tensión o miedo” de la que hablan los profesores en el texto, que también ha llegado a sus manos, y ha lamentado que “se contaron cosas en la Consejería que no son ciertas”, aunque ha preferido no dar más detalles.

El director del IES ha afirmado desconocer la “tensión o miedo” de la que hablan los profesores, y ha lamentado que “se contaron cosas en la Consejería que no son ciertas”

“Hacemos nuestro trabajo con la conciencia tranquila”, ha aseverado, recordando que su puesto es elegido por sus compañeros, y que no tiene “intención de ser director”. Los acontecimientos acaecidos en los últimos tiempos es lo que ha llevado a Martín a solicitar el relevo a la Inspección, que de efectuarse conllevaría un cambio completo en la dirección del centro.

BATALLA CAMPAL

La situación que se está viviendo en el Marqués de Manzanedo no es responsabilidad de todos los alumnos, aunque sí está afectando al conjunto de los estudiantes. De hecho, hay muchos jóvenes que lo único que quieren es aprender y formarse. Y muchos padres preocupados por la educación que reciben. Así lo ha explicado a este medio uno de ellos, que ha calificado de “batalla campal” lo que ocurre en algunas de las aulas, que son las que menos incidentes registran. “En otras clases directamente es imposible dar clase”, ha revelado, recordando que actualmente “la profesora de Lengua está de baja”.

Y mientras tanto, “no echan a nadie hagan lo que hagan”. Es más, relata el caso concreto de una de las compañeras de aula de sus hijos que llegó a pedir a su profesor que expulsara a los que causaban problemas e impedían el desarrollo de la clase con sus gritos, y “por pedirlo le pusieron un punto negativo”.

La situación durante este curso ha empeorado, o al menos los alumnos denuncian muchas más situaciones a sus padres. “El año pasado también pasó algo, pero no lo vi tan mal”, ha comentado este padre, mencionando que sus hijos han llegado a estar “agachados en clase” para evitar que les golpeen desde la parte de atrás de las aulas con los objetos que lanzan sus compañeros.

Ante todo esto, relata a este medio que acudió a hablar con el director, pero “vi que no ponía medios, que era lo que había”. También acudió a hablar con uno de los profesores, e instó a “que me quejara” para que sus hijos pudieran avanzar más en su formación, como reclamaban.

En este sentido, el director del instituto ha señalado que este jueves ha mantenido una reunión del Consejo escolar en el que uno de los padres “ha sacado el tema”, pero también ha revelado que ha recibido “comunicados de padres solidarios” con su situación, en la que “estamos muy expuestos” tanto a padres como a alumnos y profesores.

Comentarios