miércoles 13.11.2019
MEDIO AMBIENTE

El Gobierno estudia recurrir el proyecto de estabilización de Magdalena-Peligros

Según Oria no hay constancia de que se haya realizado un estudio “en profundidad” sobre el litoral.

El litoral de las playas de la Magdalenta y los Peligros ya cuenta con un proyecto de estabilización
El litoral de las playas de la Magdalenta y los Peligros ya cuenta con un proyecto de estabilización

El Gobierno de Cantabria está valorando desde el punto de vista técnico y jurídico si debe recurrir la resolución del Ministerio de Medio Ambiente por la que se aprueba de forma definitiva el proyecto de estabilización del sistema de playas Magdalena-Peligros, en Santander.

Según ha explicado en el Pleno del Parlamento el consejero Jesús Oria, el Gobierno "no tiene constancia" de que se haya realizado el estudio "en profundidad" sobre la dinámica litoral y las posibles afecciones a los hábitats y especies del LIC Dunas del Puntual y Estuario del Miera, con los contenidos mínimos pedidos por la Administración regional en sendos informes emitidos en 2011 y 2013.

Así lo ha señalado el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación en respuesta a una interpelación formulada por Podemos después de que el pasado 23 de febrero, el MAGRAMA publicara en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la declaración de impacto ambiental favorable.

Oria ha explicado que Costas ha asegurado que el efecto sobre la dinámica litoral no se extiende más allá del ámbito de la propia obra

Oria ha señalado que en esa resolución, se hace referencia a un estudio encargado al Centro de Estudios de Puertos y Costas (CEDEX), dependiente del Ministerio de Fomento, cuyo contenido completo desconoce la Consejería, más allá de lo que aparece recogido en la declaración de impacto ambiental favorable publicada en el BOE.

El consejero ha explicado que Costas respondió en noviembre de 2014 a la administración regional asegurando que el efecto sobre la dinámica litoral no se extiende más allá del ámbito de la propia obra, pero no hay constancia de que ese escrito, ni el informe del CEDEX de marzo de 2015, fueran remitidos al Gobierno regional para su análisis y consideración.

Declaración de impacto ambiental favorable

La declaración de impacto ambiental del proyecto concluye que quedarán "adecuadamente protegidos" el medio ambiente y los recursos naturales con la alternativa propuesta, consistente en la construcción de espigones de escollera para que se genere una superficie de arena seca similar o superior a la existente, sin necesidad de las actuales aportaciones periódicas que compensen la pérdida continua de arena por erosión.

No obstante, la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, promotora del proyecto, reconoce que los nuevos espigones resultarán "muy llamativos paisajísticamente".

El proyecto contempla la construcción de un espigón frente al balneario de La Magdalena, con dos alineaciones, una sobre los restos del pantalán, con una longitud de 130 metros, y la otra de 65 metros; y dos espigones adyacentes al Promontorio de San Martín, uno exterior que inicialmente sigue la alineación del muelle y otro perpendicular. Se dragará la zona entre los dos espigones, rellenándose después, siguiéndose una superficie adicional de unos 2.450 metros cuadrados.

Habrá un dique sumergido en Peligros, que arrancará en el punto de unión de los dos espigones de San Martín, con una longitud de 75 metros. Su finalidad es contener la planta de la playa, generando poco impacto visual y no interfiriendo en el canal de navegación.

Afecciones

En la declaración de impacto ambiental se señala que el proyecto afectará al Lugar de Interés Comunitario (LIC) de las Dunas del Puntal y Estuario del Miera. El promotor considera que el movimiento de los fondos marinos movilizará partículas muy finas y sustancias depositadas en el lecho marino con posibilidad de llegar, entre otros lugares, a las dunas del Puntal en su margen este, por lo que podrían afectar a la fauna bentónica y a la que vive enterrada pero con efectos poco significativos. No obstante, considera que la playa del Puntal ejercerá un efecto laminador de las comunidades terrestres.

En cuanto a la afección de las nuevas estructuras sobre el paisaje, el promotor indica que los espigones serán visibles de manera continua desde el entorno de la playa y resultarán "muy llamativos paisajísticamente", "aunque de cuenca visual muy reducida".

En el informe de respuesta a las alegaciones afirma que el espigón de La Magdalena, una vez comience a realizar la función esperada y se acumule arena en el mismo, quedará en parte cubierto, por lo que se amortiguará el impacto paisajístico.

Comentarios