sábado 24/10/20
DEPORTES

El Racing no se entiende sin el lábaro

A finales de abril, con motivo del primer luto de Cantabria por los fallecidos por el coronavirus, fueron retiradas todas las banderas por el deterioro de las mismas.

Campos de Sport de El Sardinero
Campos de Sport de El Sardinero | Foto: Archivo

Una polémica absurda comienza a rodear al Racing. La bandera del lábaro no ondea en los Campos de Sport de El Sardinero, pero no es por la petición del partido ultraderechista Vox, ya que fue retirada, al igual que el resto de banderas, a finales del mes de abril, coincidiendo con el primer luto decretado en Cantabria con motivo de los fallecidos por el coronavirus.

La entidad cántabra, por esa razón, decidió que sus banderas comenzaran a ondear a media asta, pero en ese momento, se dieron cuentan que estaban todas muy dañadas por los últimos temporales que había sufrido Cantabria por el viento. Entonces optaron por retirarlas para proceder a su reposición. En la búsqueda de las enseñas solo encontraron la de Cantabria, la de Santander, la de España y la del club. Mientras que la de la Liga, la Federación Española de Fútbol, la de la Asociación de Peñas Racinguistas, la de Europa y el propio Lábaro no han podido ser repuestas a día de hoy.

Desde eldiariocantabria nos hemos puesto en contacto con el club cántabro y nos han confirmado que el próximo viernes se volverán a ubicar las banderas que faltan, zanjando así una polémica promovida por cierto medio de comunicación del que desconocemos las razones que tiene por avivar esta controversia.

Por el momento la competición liguera sigue paralizada por la pandemia del coronavirus, por lo que dar a entender que ha influido en el seno racinguista la petición del partido ultraderechista Vox de retirar las banderas del Lábaro de las instituciones es un tanto absurda.

Cristóbal Palacio, miembro de este partido en Cantabria y una de las personas que encabeza en el Parlamento la campaña contra la bandera, es además exconsejero del Racing, abogado del club y hombre de confianza del Grupo Pitma, los máximos accionistas de la entidad santanderina, pero en ningún caso cuenta con poder para tomar decisiones, descartando así todas las hipótesis fundadas.

Comentarios