Sábado 22.09.2018
SANIDAD

Real no se plantea dimitir “en principio” aunque salga adelante la petición de cese y reprobación

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, en el acto de este lunes
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, en el acto de este lunes

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha afirmado que, “en principio”, no se plantea dimitir ni en el supuesto de que el PP lograra sacar adelante en el Pleno del Parlamento Cantabria su petición de reprobación y cese por las supuestas irregularidades en la contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS), con lo que la decisión quedará en manos del presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC).

"Lógicamente, el presidente es el que decide el cese o no de los consejeros. Yo, en principio, no voy a dimitir porque no creo que haya ninguna razón objetiva para presentar esa dimisión", ha afirmado Real tras ser cuestionada este lunes, antes de inaugurar una jornada en Valdecilla sobre la proposición no de ley que el PP va a llevar al Pleno del día 18 de junio para pedir su reprobación y cese.

Para la titular de Sanidad, la iniciativa del PP no tiene "ningún fundamento" porque, a su juicio, la consejería ha actuado "en todo momento" en este asunto "con rapidez y transparencia". Así, ha insistido en las explicaciones que ya ha aportado sobre el asunto en dos comparecencias parlamentarias y en sus respuestas a las preguntas formuladas en el Pleno del Parlamento.

De esta manera, la consejera ha reiterado que la contratación del SCS "es competencia de los gestores del SCS" y también en que el informe de la Inspección Sanitaria no detecta "ningún ilícito penal" sino "incidencias contractuales", cuya repercusión tendrán que determinarse por parte de la Intervención de la comunidad autónoma.

Sobre todo, ha asegurado que en el informe queda, a su juicio, "demostrado" que no hay ninguna obra contratada que no se haya realizado ni ningún equipamiento que no se haya recibido y también que "no hay ningún perjuicio para la Administración".

Real ha recalcado que la consejería "ha actuado en todo momento como debía de actuar y cuando debía de actuar"

"Esto es lo que concluye el informe y por más repetirlo no cambia", ha aseverado la socialista, que ha insistido en que la Consejería de Sanidad "ha actuado en todo momento como debía de actuar y cuando debía de actuar" en función de sus competencias y de su conocimiento de los informes oficiales.

Y en cuanto a las dimisiones del gerente y subdirector de Gestión Económica, la consejera ha vuelto a subrayar que la decisión de estos de marcharse no tiene que ver de forma "estricta" con las conclusiones del informe de la Inspección Sanitaria, que apunta a que hubo en algunos casos un fraccionamiento indebido de contratos.

Además, Real ha señalado que en el caso de que la Intervención confirmara las irregularidades, y dado que Pérez Gil y González ya han dimitido, estaría ya ejecutada la "máxima responsabilidad" que se les podría reclamar.

Por último, la consejera de Sanidad considera que a la presidenta del PP y exconsejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, "no le interesa nada la verdad". "Lo que intenta es desacreditar al SCS y sacar rédito político", ha aseverado.

EL PP NECESITA EL APOYO DEL RESTO DE LA OPOSICIÓN

Para que la reprobación y el cese promovido por los ‘populares’ salgan adelante, el partido necesitaría el apoyo del resto de la oposición, esto es de los tres diputados de Podemos y de los dos que forman el grupo mixto: Rubén Gómez, de Ciudadanos (Cs), y Juan Ramón Carrancio, ex de la formación naranja.

Por el momento, Podemos y Carrancio aún no han revelado su postura, y solo Cs ha desvelado su decisión de apoyar la petición, según han confirmado fuentes del partido naranja a Europa Press. Sin embargo, estas mismas fuentes reconocen tener "poca esperanza" de que Revilla acceda a cesar a Real.

Por su parte, fuentes del partido Podemos han explicado a esta agencia que su decisión dependerá de lo que Real exponga este lunes en el Pleno del Parlamento, donde, precisamente, Podemos le interpelará sobre el informe realizado por la Inspección Sanitaria sobre la contratación en el SCS, así como sobre las dimisiones del gerente y el subdirector de Gestión Económica del Servicio, Julián Pérez Gil y Javier González, respectivamente.

Y respecto a Carrancio, este diputado ha asegurado que aún no tiene una "postura cerrada al respecto" y ha asegurado tener "muchas dudas".

SE REITERA EN SUS EXPLICACIONES

Este mismo lunes, pero ya en el Pleno del Parlamento, la consejera de Sanidad se ha reiterado en todas sus valoraciones y explicaciones sobre las presuntas irregularidades en la contratación en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) y las conclusiones del informe de la Inspección Sanitaria así como en sus críticas al PP por el "bronco espectáculo" que, a su juicio, ha montado por obtener "rédito político" y también al "seguidismo" que, a su juicio, ha hecho el resto de la oposición.

Después de que Podemos haya acusado a Real de mantener un "sistema de contratación irregular absolutamente normalizado" y "montado" para que "a algunos les tocara la Lotería", la consejera ha insistido en que el informe de la Inspección Sanitaria no revela la existencia ni de infracción normativa "grave" o arbitraria ni tampoco de ningún "ilícito penal".

Además, frente a las críticas de Podemos al uso "profuso" y, a su juicio, irregular que los distintos gobiernos regionales han venido haciendo de los contratos menores en el SCS, la consejera ha reivindicado que éstos son "legales". "Lo que hay que hacer es evitar la partición de contratos y la arbitrareidad", ha aseverado Real, que ha acusado a Podemos de tener una "demagogia" que "no tiene límites".

Por su parte, la formación morada ha insistido en mantener que "lo mejor" es que Real deje su cargo al frente de la Consejería a alguien que "no esté incapacitado" y pueda "revertir" el actual sistema "irregular" de contratación en el SCS. De forma irónica, el diputado de la formación morada, Alberto Bolado, ha señalado que no le extraña que el SCS suscriba 40.000 contratos al año cuando hacen "un contrato menor cada vez que compran un boli".

Además, Bolado ha aprovechado la interpelación para preguntar a Real por qué el Gobierno PRC-PSOE no ha revertido el contrato de colaboración público-privada de Valdecilla suscrito en la anterior legislatura por el PP.

Al respecto, Real ha señalado que revertir el contrato es "inasumible económicamente" para el Gobierno y ha reiterado que lo que ha hecho el bipartito es realizar un "seguimiento estricto" del cumplimiento del mismo e imponer las penalizaciones establecidas ante los incumplimientos.

Tras la interpelación a la consejera, Podemos tiene previsto decidir este martes, 12 de junio, si finalmente apoya la proposición no de ley (PNL) registrada por el PP y que se debatirá en el siguiente Pleno, día 18, para pedir la reprobación y cese de Real, según ha podido saber Europa Press.