viernes 14/8/20
TRIBUNALES

Rebajan la pena de once a cuatro años y medio de cárcel para un hombre que abusó de su hija de 14 años por confesar los hechos

Juicio contra acusado de abuso sexual a su hija menor
Juicio contra acusado de abuso sexual a su hija menor

El hombre acusado de abusar sexualmente de su hija cuando tenía 14 años será condenado a cuatro años y medio de cárcel, según se ha acordado en el juicio celebrado hoy miércoles contra él, en el que ha reconocido los hechos y la Fiscalía ha rebajado la pena de 11 años de prisión que pedía inicialmente. El Ministerio público ha decidido esta rebaja, compartida por la defensa del acusado, después de que éste haya admitido los abusos y consignado la indemnización de 9.000 euros solicitada. Además, ha eliminado la condición de delito continuado de agresión sexual a menor de 16 años, que imputaba inicialmente a este hombre.

Todas las partes han renunciado a la prueba testifical en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Cantabria, debido a que el acusado haya reconocido que son ciertos los hechos que figuran en el escrito de acusación. En concreto, éste recoge que el padre se encontraba con su hija en el salón de su domicilio y le pidió que "se diera la vuelta y se bajara los pantalones". Ante la negativa de ésta, insistió diciéndole que "iba a durar poco y que no iba a pasar nada", ella lo hizo y él la penetró. A raíz de estos hechos, la chica "presenta un estado emocional desadaptado, con síntomas de estrés postraumático afectando a su salud emocional, vida familiar y social, con posibles secuelas de trastorno postraumático, trastorno depresivo mayor y cambios permanentes de personalidad".

Inicialmente, la Fiscalía sostenía que el acusado era autor de un delito continuado, pero ha suprimido de sus conclusiones la alusión a supuestos tocamientos anteriores al abuso, por lo que lo califica ahora como agresión sexual a menor de 16 años. Además, la fiscal ha manifestado que el hombre ha consignado la cantidad que le solicitaba para la víctima, de 6.000 euros por el trastorno de desadaptación de ésta y de 3.000 euros por los daños morales. Asimismo, ha añadido que el acusado "puso en conocimiento los hechos en una persona de su confianza" antes de iniciar el procedimiento y que, una vez iniciado, los relató en todos los interrogatorios.

ATENUANTES

Por estos dos motivos, la Fiscalía ha aplicado las atenuantes de confesión y reparación del daño, rebajando la petición de 11 años de prisión a cuatro años y seis meses. También ha pasado de solicitar el alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima durante 12 años a hacerlo durante cinco; al igual que ha rebajado el tiempo de libertad vigilada desde la finalización de la pena privativa de cárcel, de ocho a cinco años. La acusación particular, que ejerce la madre de la chica, ha coincidido con la fiscal en sus peticiones, y la defensa se ha mostrado conforme con ellas.

Comentarios