lunes 16.12.2019
MASCOTAS

Refugio Canino de Torres, cómo la solidaridad y el cariño luchan contra el abandono, pero…¿dónde van estas mascotas tras ser abandonadas?

Se calcula que en España se abandonan unas 150.000 mascotas al año, lo que lo convierte en el primero de Europa en realizar esta –mala- práctica, después a la hora de adoptar “no vienes al refugio y escoges al perro como en las películas, sino que según tus características se te enseñarán los que son más adecuados para ti”

Un perro abandonado es más cariñoso y menos exigente
Un perro abandonado es más cariñoso y menos exigente

El Refugio Canino de Torres es sólo un ejemplo de cómo un grupo de personas atraídas por la buena fe y el amor a los animales puede cambiar el mundo. Paula Abascal, voluntaria y pieza clave en el refugio, habla claro sobre los factores que podrían ayudar a mitigar el abandono animal más allá del clásico perro en las gasolineras. “Un perro de raza y un perro abandonado se merecen lo mismo. Pero si la gente sigue comprando perros de raza en tiendas o en criadores nunca se va acabar con el abandono, y al comprar un perro en una tienda estás fomentando que el año que viene vuelvan a tener más cachorros en el expositor”.

Torrelavega lleva varios años contando con el servicio de esta asociación sin ánimo de lucro, aunque tiempo atrás eran otros los responsables que se encargaban de ayudar a los perros que no encontraban un hogar. “No tenían medida a la hora de tener perros, tenían más de 400 atados a las casetas, sin vacunas y comiendo un día o dos a la semana”. Por el contrario, el actual refugio, vigente desde el 1 de marzo de 2011, prefiere llevar la organización de los animales a rajatabla. “Tenemos una capacidad de unos 90 o 100 perros y no queremos tener más perros de los que podemos albergar”.

Si la gente sigue comprando perros de raza en tiendas o en criadores nunca se va acabar con el abandono

Pero estos 25 voluntarios no actúan solos, por “encima” de ellos, tienen a una junta directiva que es la encargada de tomar las decisiones del refugio y quizá ese sea el gran secreto que atesora el orden –inesperado- que hay en este albergue canino. “Para ellos intentamos buscar hogar a través de la difusión en nuestro Facebook –donde tenemos bastantes seguidores-, también tratamos de hablar con las personas interesadas en ser `casa de acogida´ hasta que el perro encuentre un hogar, y por último buscamos otras asociaciones que les puedan ayudar”.

La respuesta a cómo se sostiene a 100 perros resulta más simple de lo que parece, al menos para Paula. “La mayoría de nuestros ingresos vienen gracias a los socios y a los padrinos, también ponemos huchas en establecimientos, hacemos mercadillos, sorteos, fiestas… Además también recibimos financiación de las donaciones puntuales”. Asimismo, el Ayuntamiento de Torrelavega trata de ayudar a este refugio en la medida de lo posible. “Nos ayudan no cobrándonos servicios como el agua o las basuras, además siegan las zonas de alrededor y nos pagan la desratización. No nos podemos quejar”.

“La mayoría de nuestros ingresos vienen gracias a los socios y a los padrinos"

Aunque este servicio, en el que parece que colabora todo Torrelavega, tiene un hermano mayor llamado CECABE. “Cuando hay un perro abandonado, o alguien quiere abandonarlo en Torrelavega, el servicio de recogida lo hace la perrera de Cartes –CECABE-, porque el ayuntamiento tiene el servicio contratado con ellos para la recogida de animales”.

Por otro lado, para adoptar uno de los canes de la protectora hay que pasar un “examen” previo en para comprobar si eres una persona apta.  No obstante, como bien indica Paula, “el primer paso es llamar al teléfono de adopciones que es 650537300”, y después  “no vienes al refugio y escoges al perro como en las películas, sino que según tus características se te enseñarán los perros que son más adecuados a ti y dentro de esos escoges al que más te gusta”.

”La gente prefiere adoptar perros jóvenes o cachorros

Respecto a cómo se entrega un perro del refugio, Paula es tajante “lo damos desparasitado interna y externamente”. Además de eso, en el Refugio Canino de Torres se pide un donativo de 120€ tras ejecutar todo el proceso de adopción, “con este dinero se cubre el chip, las vacunas y la esterilización que le hacemos al perro antes de su marcha”. Aunque hay una excepción. En los perros más mayores o enfermos no se pide la tarifa fija sino la voluntad, así, desde la asociación se intenta estimular la adopción de los canes más olvidados.”La gente prefiere adoptar perros jóvenes o cachorros”, indica la voluntaria.

Así todo, ahora mismo hay 25 cachorros buscando hogar y es que “cada verano vuelve a aumentar el número de abandonos. Más que porque a la gente le empiecen a molestar sus perros para irse de vacaciones, por las camadas indeseadas. Se sigue sin esterilizar a los perros y después no se sabe qué hacer con los cachorros”.

Para terminar, Paula aclara las diferencias entre un perro comprado y uno abandonado y explica, con cierto entusiasmo, que estos últimos son más cariñosos y menos exigentes “los pobres han vivido en una protectora, así que después se conforman con muy poquito”. Sin embargo, su cara se transforma al hablar de cómo funciona realmente la compra de perros en tiendas. “La gente no sabe que los padres de esos cachorros suelen estar encerrados en zulos donde se dedican toda su vida a tener crías para que luego la gente los compre”. Y esa es la triste realidad de los perros de escaparate frente a los “perros de perrera”, que sólo necesitan de un poco de cariño para sentirse agradecidos.

Comentarios