jueves 12.12.2019
TERRITORIO

El relleno de 33.000 metros cuadrados de la marisma de Raos para construir un aparcamiento genera daños medioambientales y podría provocar inundaciones

Trabajos de relleno de una sección de 33.000 metros cuadrados de hábitat intermareal de la marisma de Raos
Trabajos de relleno de una sección de 33.000 metros cuadrados de hábitat intermareal de la marisma de Raos

El relleno de una sección de 33.000 metros cuadrados de hábitat intermareal de la marisma de Raos –trabajo completado ya casi a la mitad–, ubicada en la Bahía de Santander, que la APS (Autoridad Portuaria de Santander) lleva a cabo para construir un aparcamiento genera daños medioambientales y podría acabar provocando inundaciones. Así lo ha advertido hoy miércoles, a preguntas de los periodistas, el director de la FNYH (Fundación Naturaleza Y Hombre), Carlos Sánchez, que ha destacado que la zona que está siendo rellenada es “el único lugar que permitiría conectar la marisma de Alday y Raos para evitar posibles inundaciones derivadas de fuertes lluvias”, por lo que el relleno “impide esta posibilidad”. Sánchez ha recordado que cuando hay fuertes lluvias, el humedal llega “muy cerca del colapso”, lo que unido a la pleamar provoca inundaciones en carreteras y en el parking del Centro Comercial Valle Real. “El sistema está controlado pero a medio y largo plazo no, y se necesita una solución más definitiva”, ha advertido.

FNYH coincide con SEO/Birdlife en la constatación del “valor ambiental y de biodiversidad” de la zona afectada

En una rueda de prensa conjunta con la alcaldesa de Santander, Gema Igual, con motivo de la firma de un convenio de colaboración entre la FNYH y el Ayuntamiento para destinar 81.125 euros, financiados al 50%, a la limpieza y acondicionamiento de la Ría de Raos y la eliminación de especies invasoras en las fincas municipales de la zona, Sánchez ha recordado que la FNYH ya solicitó hace tres semanas la “paralización inmediata del relleno” y ha asegurado que también coincide con SEO/Birdlife, que la solicitó el pasado jueves, en la constatación del “valor ambiental y de biodiversidad” de la zona afectada.

SEO/BirdLife ha solicitado la paralización inmediata del relleno por estar llevándose a cabo en “llanos fangosos o arenosos que no están cubiertos de agua cuando hay marea baja, un hábitat protegido y recogido por la Directiva de Hábitats de la Unión Europea”, pues pertenece al Área de Importancia para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA) de la Bahía de Santander, uno de los humedales más importantes del norte peninsular, que favorece la existencia de una diversidad ornitológica “excepcional”. Además, la asociación ha denunciado que las obras desarrolladas ya están afectando a la calidad de las aguas –por la movilización de sedimentos y los flujos de las mareas–, incumpliendo así el objetivo de no deterioro de la Directiva Marco del Agua.

La Autoridad Portuaria de Santander asegura que la obra “es legal y respeta el medioambiente”

Sin embargo, la APS asegura que el relleno se está realizando en una zona “no afectada” ni por la normativa de evaluación ambiental ni por la Red Natura 2000 y en la que no hay “ninguna de las especies o comunidades vegetales características de las lagunas costeras clasificadas como hábitat prioritario”, por lo que ha sacado adelante la obra como proyecto menor, es decir sin trámite de audiencia ni evaluación ambiental alguna. Así, la obra “es legal y respeta el medioambiente”, según la APS, que asegura que la obra, con la que pretende “ampliar las campas de estacionamiento de vehículos adyacentes por las necesidades de suelo que tiene el Puerto”, cuenta con las pertinentes autorizaciones tanto de la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Cantabria (PRC/PSOE) como del Ayuntamiento de Santander (PP).

gemaigualcarlossanchezIgual y Sánchez, este miércoles en Santander durante la firma del convenio

Comentarios