lunes 16.09.2019
VIVIENDA

“Si no lo remediamos, este martes desahuciarán a Elisa, Tino y sus dos hijos, ambos con enfermedades crónicas”

Acción de Stop-Desahucios Cantabria
Acción de Stop-Desahucios Cantabria

“Si no lo remediamos, a las 11:00 horas de mañana martes, 5 de marzo, desahuciarán de su vivienda a Elisa, Tino y sus dos hijos, David y Jonatan, de 11 y siete años de edad, ambos con enfermedades crónicas”. Es la alerta de desahucio en Solares (municipio de Medio Cudeyo) emitida hoy lunes por la plataforma Stop-Desahucios Cantabria, que está “gestionando una alternativa de alquiler social en la Oficina de Emergencia Habitacional del Gobierno de Cantabria” y hoy mismo presentará “una nueva solicitud de suspensión temporal del lanzamiento” en el juzgado de Medio Cudeyo, aunque “no somos muy optimistas”, reconocen.

Para preparar la concentración y la acción de mañana martes, Stop-Desahucios ha convocado “a todas aquellas personas que quieran ayudar” a las 19:00 horas de hoy lunes en el Centro Cívico Numancia, ubicado en el número 76 de la santanderina calle Cisneros. En cualquier caso, también han quedado ya a las 09:30 horas de mañana martes en la Estación de Autobuses de Solares, ubicada junto a la Estación de Feve de la localidad trasmerana. Según ha informado la plataforma, la vivienda con previsión desahucio está ubicada en el número 2 del Paseo Ventilla de la localidad de Solares.

El Gobierno autonómico “no se pone de perfil”

Por su parte, fuentes de la empresa pública Gesvican (Gestión de Viviendas e Infraestructuras en Cantabria), adscrita a la Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno autonómico, han manifestado hoy a este diario que el Ejecutivo cántabro “no se pone de perfil” y que ha ofrecido “una solución” a la familia afectada, que la pasada semana se acercó a la propia oficina de Gesvican. Así, según las mismas fuentes a esta familia se le ha ofrecido una vivienda, de tres habitaciones, del parque público del Gobierno autonómico, ubicada en la localidad de Unquera (municipio de Val de San Vicente) y con un alquiler social “para toda la vida” y “que no superará el 10% de los ingresos mensuales de la familia”, lo que a día de hoy supondría 60 euros mensuales. En el Ejecutivo destacan que el propietario de la vivienda afectada “no es ningún fondo buitre, sino un particular” y que “ya ha habido dos aplazamientos y seguramente no habrá un tercero”, por lo que han insistido en que sigue y seguirá “intentando negociar con la familia” con la esperanza de alcanzar un acuerdo con la misma antes de que el desahucio se haga efectivo.

Comentarios