Lunes 19.11.2018
POLÍTICA

Revilla dice que la valla del puerto de Santander desaparecerá desde la estación marítima hasta Tabacalera a finales de 2020

Miguel Ángel Revilla
Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha anunciado hoy lunes en el Pleno del Parlamento que la Autoridad Portuaria de Santander derribará la valla que separa el puerto de la ciudad en el tramo comprendido entre la estación marítima y Tabacalera, una medida que será realidad "a finales de 2020". Revilla ha explicado que la APS ha llegado a un acuerdo con la Brittany Ferries para trasladar el atraque de los ferries hasta la parte final de los muelles, dado que los nuevos barcos de la compañía tienen un 40% más de capacidad y ya no podrá atracar en la estación marítima, lo que a su vez permitirá "derribar" la valla y que todo el espacio hasta Tabacalera quede "diáfano". El presidente autonómico ha realizado estas afirmaciones en respuesta a una pregunta de Podemos sobre la decisión de la APS de reforzar la seguridad del puerto con una valla de cuatro metros de altura, para "contrarrestar la presión migratoria", una expresión utilizada por las autoridades, que a juicio de Podemos no se corresponde con la realidad porque "no existe presión migratoria" y que en su opinión tiene "tintes xenófobos".

Revilla ha puntualizado que "no es un problema migratorio porque no somos frontera", y ha explicado que la APS tiene un convenio con la Brittany Ferries por el que tiene que garantizar la seguridad e impedir que se cuelen polizones, algo que ocurre –ha dicho- desde que el puerto de Bilbao ha endurecido sus medidas de seguridad. El presidente ha recalcado que la APS está "cumpliendo la ley que le impone Puertos del Estado para garantizar la seguridad del tráfico de los ferries" y que lo que está haciendo es "impecable". A la vez, ha defendido que no se pone una valla nueva sino que se recrece la que hay cuatro metros, "a diferencia de Bilbao donde han hecho una valla bastante agresiva que acaba en un elemento más que disuasorio". "Aquí solamente es un muro, con la intención de que no entren en los barcos, porque es una actividad ilegal", ha dicho Revilla, quien ha precisado que la valla "estéticamente no me gusta nada, y creo que a ningún ciudadano". Ha explicado que, por eso, hace año y medio encargó al presidente de la APS, Jaime González, "que fuera pensando en alguna solución para acabar con esa valla", que gracias al acuerdo con la Brittany va a ser posible "a corto y medio plazo".

Comentarios