viernes 18.10.2019
LABORAL

"¡Sánchez, escucha, Correos está en lucha!"

El 75% de los 475 empleados de la empresa pública en Cantabria secunda los paros parciales para reclamar más plantilla y mejores salarios y unos 150 trabajadores participan en la concentración frente a la Delegación del Gobierno.

Manifestantes, frente a la Delegación del Gobierno
Manifestantes, frente a la Delegación del Gobierno

El 75% de los 475 empleados de Correos en Cantabria, según los sindicatos, han secundado los paros parciales de dos horas por turno convocados este jueves en toda España para reclamar más plantilla y mejores salarios. Además, unos 150 trabajadores han participado en la concentración frente a la Delegación del Gobierno español en Cantabria, en Santander.

"Los trabajadores han compartido las reivindicaciones que hemos planteado los sindicatos para una empresa de mileuristas, con un 35% de eventualidad y un 22% de contratos a tiempo parcial. Queremos que se garantice el servicio público de correos, el que vertebra a una sociedad y genera empleo", ha declarado Juan Carlos Aizpurúa, secretario general de Correos de CCOO de Cantabria, sindicato mayoritario en la empresa, quien se ha mostrado "muy contento" por el éxito de la convocatoria. Por parte de UGT, Montse Noriega ha señalado que, "a pesar de la dispersión del servicio en Cantabria, los paros se han producido de forma mayoritaria". Ha destacado que Correos, en los últimos años "ha estado mal gestionada" y eso se ha traducido en "menos financiación y menos personal". "Sánchez, ¡escucha!, Correos está en lucha", han gritado durante la concentración al nuevo presidente del Gobierno español, a quien Aizpurúa ha recordado que la plantilla está en contra de los Presupuestos Generales del Estado para este 2018, que de aprobarse suponen "quitarle 60 millones de euros adicionales a una empresa pública ya muy golpeada".

CCOO y UGT advierten que "la reducción de plantilla y la supresión de oficinas" dejará sin servicio a millones de ciudadanos. "Estamos asistiendo al desmantelamiento de los derechos de los ciudadanos al servicio público postal, a la desaparición de miles de carteros sin que los poderes políticos estén moviendo un dedo para solucionarlo", señalan los sindicatos, a lo que añade que en Cantabria, esta realidad es "especialmente dramática" por la dispersión de sus municipios.