viernes 18.10.2019
SANTANDER

Santander Sí Puede denuncia el apoyo del Ayuntamiento a un programa para enseñar la tauromaquia entre menores

La formación critica que se enseñe a niños entre 4 y 14 años a “cómo torturar animales”, a la vez que recuerda que el pasado año se aprobó una moción que regulaba la entrada a menores en el coso taurino y que el consistorio “no ha querido sacar adelante”.

Santander Sí Puede ha mostrado su rechazo al 'Programa Víctor Barrio'
Santander Sí Puede ha mostrado su rechazo al 'Programa Víctor Barrio'

La coordinadora de Santander Sí Puede, Susana Ruiz, ha mostrado su más profundo rechazo a la iniciativa apoyada por el consistorio de promocionar el 'Programa Víctor Barrio' por considerar que vulnera los derechos del menor a estar alejado de cualquier forma de violencia. “No entendemos que un ayuntamiento promocione una actividad dirigida a niños desde los cuatro años que muestra la tortura animal como una actividad lúdica y divertida”, señala Ruiz, “ya que entendemos que hay otras formas de entretener a los más pequeños alejadas de la violencia que implica una corrida de toros”.

En el mes de mayo del 2016 se aprobó por mayoría, gracias a los votos favorables de toda la oposición, una iniciativa de Santander Sí Puede que, además de prohibir las subvenciones municipales a las corridas de la feria de toros de Santiago, obligaba al Ayuntamiento a regular, mediante Ordenanza Municipal, la entrada a los menores de 18 años a la Plaza de Toros con motivo de la celebración de espectáculos taurinos de cualquier índole. “No solo se ha incumplido un acuerdo plenario –que recordamos es una muestra de la voluntad popular –, que implicaba una regulación o prohibición de la entrada de menores a espectáculos taurinos, sino que se apoyan iniciativas como ésta, que fomentan la violencia contra los animales desde la más temprana edad”, insiste la coordinadora. 

El 'Programa Víctor Barrio' se compone de un teatro de guiñol, con guión adaptado de del libro de Juan Iranzo “Toro para niños”. Después de la función, los niños de entre 4 y 14 años participaran en talleres en los que los más pequeños harán caretas de toreros y, el resto, fabricarán sus propias banderillas y muletas, que podrán llevarse a casa. Tras los talleres, aprenderán el “toreo de salón de mano de profesionales taurinos, al término de los cuales se les hará entrega de un diploma y se sortearán cuatro entradas triples (un adulto y dos niños) entre los participantes de más de 8 años para asistir a la corrida del sábado 29, día de celebración de estas actividades.

“Probablemente nadie entendiera que este tipo de jornadas se dieran en otros contextos, como el de las peleas de perros. ¿Se imaginan talleres infantiles enseñando a niños de cuatro años como se azuza a perros adiestrados para destrozarse? ¿Qué se regalasen entradas para que los pequeños pudieran asistir a ese tipo de espectáculos? ¿Que el slogan de la campaña fuera “Las peleas de perros no hay que defenderlas, hay que enseñarlas”? Pues eso es exactamente lo que se hace en estos talleres.”, comenta Susana Ruiz.

El partido donde milita el concejal Antonio Mantecón señala que nuestro país es un caso excepcional en este sentido, ya que otros con tradición taurina como Portugal, México, Venezuela, Perú, o Colombia ya han regulado, o están estudiando regular, el acceso a menores a los cosos taurinos, siguiendo las recomendaciones de la ONU a través del Comité para los derechos del Niño, Amnistía Internacional, la Fundación Franz Weber y un largo etcétera de organismos internacionales que señalan la enorme violencia que supone la tauromaquia y la peligrosidad de exponer a los menores a este tipo de espectáculos. “Tenemos una legislación que protege a los menores de la pornografía o de las películas y videojuegos de contenido violento. Incluso se ha regulado la emisión por televisión de las corridas de toros para que estén fuera del horario infantil. Pero nos encontramos con que el acceso a las plazas está permitido y que programas como el “Víctor Barrio” se fomentan desde las instituciones. Nuestro país no puede avanzar en protección animal si el toro de lidia queda fuera de la regulación, si los menores están expuestos a la violencia que supone la tauromaquia. Es una cuestión de principios”, argumenta Ruiz.

La coordinadora de Santander Sí Puede participará este sábado 29 de julio en las Jornadas contra el Maltrato Animal, promovidas por Podemos Cantabria, en Santander con la charla “La Plaza de Toros de Santander: la tortura vinculada al subvencionismo, el derroche y las irregularidades contables”.