miércoles 25/11/20
SANTANDER

De la Serna crea un alto cargo en los bomberos con requisitos “ilegales” para “favorecer a algún funcionario en concreto”

USO denuncia “irregularidades” en el nuevo puesto de ‘Técnico de Intervención’, para el que el Ayuntamiento pone como condición que sea arquitecto.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, quiere un alto cargo de bomberos para un funcionario en concreto
El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, quiere un alto cargo de bomberos para un funcionario en concreto

Los cuerpos municipales de policía y bomberos de Santander están envueltos en la polémica desde hace varios meses. Sin embargo, no es por su labor, reconocida por todos los sectores, sino más bien por el apartado político que protagonizan el alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna, y su equipo de Gobierno. El último caso es el de la creación de un alto cargo en el Servicio Municipal de Bomberos, que podría estar dirigido “a favorecer a algún funcionario en concreto”.

Así lo ha denunciado el sindicato USO en un comunicado, en el que apunta “irregularidades” en el denominado ‘Técnico de Intervención’, para el que considera que se piden requisitos “ilegales” y que “parecen estar dirigidos a favorecer a algún funcionario en concreto en lugar de velar por las verdaderas necesidades del servicios".

El motivo de estas críticas es que “el mayor factor de discordia” de la convocatoria de este puesto es la titulación exigida: arquitecto técnico. Una profesión para “un puesto que nada tiene que ver con la arquitectura”, ha afirmado USO, que además ha explicado que “las funciones que debería desempeñar” este cargo técnico son “la de organización del servicio de bomberos y la sustitución al jefe de servicio en caso de ausencia de éste”.

El Ayuntamiento tiene constancia de que “las funciones a desempeñar no tienen nada que ver con el título de arquitecto técnico”

El propio sindicato ha reconocido que esta última función, la de sustituir al jefe de servicio, “no es necesaria”, pues ya existen funcionarios con la capacidad técnica para esta tarea. En cualquier caso, “debería bastar con tener una carrera universitaria”, no específicamente la de arquitectura.

De la denuncia de USO se desprende que el Ayuntamiento tiene constancia de que “las funciones a desempeñar no tienen nada que ver con el título de arquitecto técnico”, tal y como ha acreditado el sindicato. Aun así, el Consistorio dirigido por De la Serna “persiste en la exigencia de tal requisito que es ilegal, con lo que se está atentando contra los principios de igualdad, mérito y capacidad que debe regir todo proceso selectivo al manipular los requisitos a exigir para cada puesto", ha asegurado.

En este sentido, ha recordado que ya en febrero se negoció la creación de nuevos puestos de altos cargos en el servicio de Bomberos, entre los que se incluía este, con cuyos requisitos el sindicato ya manifestó no estar de acuerdo.

"A pesar de haber hecho constar estas objeciones en el acta de dicha reunión, el Ayuntamiento de Santander ha hecho caso omiso y ha continuado con sus planes iniciales y ha creado dicho puesto con unos requisitos para optar al mismo que incumplen varias normas", ha denunciado USO.

Para el Ayuntamiento, impresentable

La respuesta ha llegado por boca del concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, quien ha considerado “impresentable” que los representantes de USO “busquen protagonismo a costa de decisiones que afectan a la seguridad ciudadana y al desempeño de la labor del cuerpo de bomberos con las mayores garantías posibles”.

Nalda ha rechazado así las afirmaciones de esta organización sindical, y afirma que "no es un alto cargo sino un puesto técnico" con el que se trata de reforzar la escala operativa, equiparar el parque a otros del entorno y seguir avanzando en la modernización del servicio.

El concejal ha recordado a USO que los bomberos necesitan contar con personal técnico para muchas labores preventivas y para las tareas de control de la normativa de incendios.

Además, deben intervenir en situaciones en las que se ve comprometida la estabilidad y seguridad de edificios y construcciones, por lo que resulta imprescindible contar con personal con la cualificación adecuada para la valoración de los daños y del riesgo para las personas.

“Cualquier persona, sin necesidad de ser especialista en la materia, es capaz de darse cuenta de ello. Y lo que parece mentira es que el sindicato USO tenga la desfachatez de ponerlo en cuestión y hacer afirmaciones que, o denotan un desconocimiento absoluto sobre los más mínimos principios de seguridad, o una manipulación malintencionada que nada tiene que ver con la defensa de los ciudadanos”, ha apostillado.

El concejal de Personal y Protección Ciudadana ha defendido tanto la necesidad de la creación del puesto de técnico de intervención como la legalidad del procedimiento.

Según dice, en la actualidad en el parque santanderino el único profesional técnico es el jefe del servicio, por lo que, en su ausencia, no hay otra persona que pueda asumir las responsabilidades propias de un puesto de este perfil, por ejemplo, para valorar tras un siniestro si un edificio sufre o no daños estructurales y determinar las medidas de seguridad más adecuadas.

“Es totalmente incierto que haya personal en el parque que pueda optar a esa plaza y es falso que las funciones asignadas a este puesto sean sólo las de sustituir al jefe de bomberos”, ha afirmado el concejal, quien ha opinado que USO demuestra “desconocer”, no sólo el sistema de promoción interna, sino también el funcionamiento de un parque moderno, en los que se apuesta por dotarse de personal técnico en la escala operativa.

Por lo que respecta al procedimiento, ha afirmado que cumple con todos los principios legales y ha recalcado que los requisitos los han establecido técnicos del servicio de extinción de incendios atendiendo a las funciones que debe desempeñar.

Comentarios