Jueves 16.08.2018
EDUCACIÓN

Los sindicatos califican de “masivo” el seguimiento de la huelga contra el nuevo calendario escolar

Cerca de 3.000 personas, la mayoría profesores, han secundado la manifestación que ha recorrido las calles de Santander, lo que supone que "tres de cuatro" maestros se oponen a la decisión de la Consejería.

La Junta de Personal Docente pide la rectificación o la dimisión de Mañanes.

Los sindicatos cifran el seguimiento en el 76,5% y la Consejería en el 46,8%.

Manifestación de profesores contra el calendario escolar
Manifestación de profesores contra el calendario escolar

Cerca de 3.000 personas, la mayoría profesores y según los organizadores, han secundado esta tarde la manifestación convocada por los sindicatos de la Junta de Personal Docente para mostrar su rechazo al calendario escolar aprobado para el próximo curso y que suprime, de forma parcial, la jornada lectiva reducida en junio y septiembre. La marcha, que se suma a la concentración organizada por la mañana frente a la Consejería de Educación y que coincide con la primera de las dos jornadas de huelga parciales previstas este mes, ha puesto de manifiesto que "tres de cuatro" maestros están frente al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, al que las formaciones sindicales piden que rectifique o dimita y que ha manifestado que no tiene "intención de rectificar" la propuesta aprobada en la Mesa Sectorial sin el respaldo de la Junta.

Jesús Aguayo, portavoz de STEC, y que junto con ANPE, CCOO y UGT componen la Junta, ha insistido a los periodistas en el transcurso de la marcha que el responsable del departamento tiene dos opciones: dar marcha atrás a la propuesta o "irse a su instituto a dar clase". Y es que, a su juicio, no puede estar al frente de Educación cuando "tres de cada cuatro" docentes están en contra, proporción que se corresponde con el seguimiento de la huelga, cercano a un 76%, frente a casi el 47% que ha ofrecido la administración. Dato, este último, que duplica el inicial, y que "no se cree nadie", ha remachado el sindicalista.

Aguayo ha advertido de que tienen que valorar qué tipos de paro van a convocar en los próximos meses

Además, ha vaticinado que el próximo paro, convocado para el miércoles de la semana que viene, día 20, tendrá un seguimiento mayor que el de hoy, y ha alertado que de seguir así el curso escolar arrancará en septiembre con más movilizaciones y será "muy conflictivo".

En este punto, Aguayo ha advertido de que tienen que valorar qué tipos de paro van a convocar en los próximos meses, si parciales también -como estos dos de junio- o a jornada completa. Y, de todas formas, ha apuntado que se pueden convocar "tanto" como para que no se lleve a cabo el cumplimiento efectivo de la jornada lectiva completa, que se instaurará en la última semana de septiembre y las dos primeras de junio.

huelga02

PARO HISTÓRICO

Los sindicatos que integran la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, UGT y CCOO) han calificado de "histórico" el paro que se ha producido este jueves en Educación Infantil y Primaria contra la supresión del horario reducido en junio y septiembre contemplado en el calendario escolar del curso 2018/19, y, amparados en este seguimiento, han pedido la rectificación o la dimisión del consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes. Según los convocantes, de un censo de 2.589 profesores de Infantil y Primaria, los sindicatos han "controlado" a 2.089, de los que la han secundado 1.599, es decir el 76,5%, lo que la convierte en "una huelga masiva". Con estos porcentajes, la Junta de Personal considera que al consejero sólo le quedan dos opciones, o rectificar el calendario que "impuso" el martes pasado en la Mesa Sectorial, o dimitir. "La enseñanza pública de Cantabria no puede seguir ni un minuto más con un consejero que es rechazado de forma tan contundente por el profesorado", han sostenido los sindicatos, que dicen haber emprendido "una batalla por la calidad de la enseñanza". "En vez de trabajar (los docentes) por la educación del siglo XXI, es volver a la educación de mitad del siglo pasado", han sostenido los representantes sindicales en relación con el calendario escolar, aprobado por la Consejería sin el visto bueno de la Junta de Personal Docente y que incluye tres días lectivos más, hasta los 178. Así lo han dicho durante la concentración de protesta frente a la Consejería de Educación, también convocada por ellos, y que se ha desarrollado desde las 10.30 horas, donde se podía leer en alguna pancarta los motivos aducidos para la movilización: Por su bienestar, por mi dignidad, sí conciliar, no delegar.

El portavoz de STEC apunta que "la clave" es el modo de contabilizar las horas lectivas

Con ella, con la manifestación de esta tarde y con la jornada de huelga prevista para el próximo miércoles, 20 de junio, la Junta de Personal Docente pretende que el consejero "rectifique, negocie y haga lo que ha hecho el presidente del Gobierno, que es escucharnos, demostrar una sensibilidad y un respeto hacia el profesorado que, en un mes negociaciones con el consejero, no hemos notado, sino desprecio", ha explicado el representante de STEC, José Ramón Merino. Los sindicatos han insistido en que es "absurdo" pensar que las 17 comunidades autónomas "están incumpliendo el Real Decreto" de 2012, están "en la ilegalidad", y Cantabria está ahora "en lo correcto". En este sentido, el portavoz de STEC ha apuntado que "la clave" es el modo de contabilizar las horas lectivas, si son exclusivamente para dar clase o si incluyen labores de coordinación, preparación de materiales didácticos, excursiones, etcétera. Al respeto, ha enfatizado que en la ampliación de tres jornadas lectivas –de 175 a 178– que contempla el calendario escolar para el curso 2018/19 no supone más horas de trabajo para los maestros sino únicamente "cambiar unas actividades por otras". "Que en vez de estar reunidos para programar el curso, elaborando materiales para los alumnos, o gestionando para que los libros les salgan gratis a las familias, vamos a estar dando clase desde el primer día. Por eso hablamos de una involución en la enseñanza", ha apostillado Merino.

Al hilo, Sandra Garrido, de ANPE, ha denunciado que "las políticas educativas que se nos están marcando como forma de trabajar el profesorado van en contra de esta medida", y ha asegurado que los docentes no se ha movilizado por conseguir menos horas laborales o más salario sino porque sus tareas en los centros se han incrementado en los últimos años. "Asumimos bancos de recursos, comedores, actividades extraescolares... Estamos asumiendo una cantidad ingente de tareas y sin embargo, en vez de dejar espacio para organizar el funcionamiento de los centros educativos, se está implementado más horario lectivo que ni es necesario, ni es legal, ni lo piden la gran mayoría de las familias", ha sostenido Garrido.

"El consejero ha decido aplicarlo en la parte que más perjudica al alumnado y a los docentes"

En este sentido, Conchi Sánchez, de CCOO, ha recordado que este sindicato ha impugnado el real decreto de 2012 que esgrime el consejero para la ampliación de la jornada, y ha indicado que la aplicación de "una parte" del mismo es potestad de las comunidades autónomas, y "en Cantabria no se estaba aplicando desde hace dos años". "Pero el consejero socialista ha decido aplicarlo en la parte que más perjudica al alumnado y a los docentes", ha enfatizado. Además, Merino ha puntualizado que el "Decreto de los recortes" estableció unas "condiciones muy determinadas" para una situación "excepcional". Sánchez ha explicado que la Junta de Personal pide a la Consejería que se acoja a las horas de cómputo global "para que contabilice las salidas extraescolares fuera del horario lectivo y complementario que no se están contemplando en ningún lugar, ni a efecto de cobro" tampoco.

Por otra parte, la representante de ANPE ha hablado de "manipulación" que se está realizando "desde muchos intereses" y ha señalado que, si bien el conflicto comenzó por la jornada reducida, se han "ido cambiando las razones de la protesta". "Hoy en día lo que más nos duele es la falta de respeto y la poca defensa que esta Administración ha hecho de nuestra labor", ha denunciado Garrido, que ha subrayado que la escuela "es una de las instituciones que más hace por la conciliación". Al respecto, ha dicho que si bien los sindicatos consideran "suficiente" el horario de los colegios, aun así habrían "estado dispuestos a algunas medidas que pudieran favorecer la conciliación", pero se produjo una "ruptura del acuerdo y se precipitaron los acontecimientos". "Nosotros no vamos a confrontar con la FAPA pero tampoco vamos a permitir que se nos hiera en el orgullo docente y en la dignidad", ha concluido Sánchez.

La Consejería cifra el seguimiento en el 46,8%

Por su parte, la Consejería de Educación ha cifrado en un 46,8% el seguimiento de la huelga de maestros en Educación Infantil y Primaria convocada para tres horas y media de este jueves por los sindicatos de la Junta de Personal Docente. Así, según datos de la Consejería recogidos a las 13:00 horas y remitidos pasadas las 15:00 horas, del total de los 3.028 profesores y maestros de Cantabria con derecho a ejercer la huelga, excluidos de esta cifra los servicios mínimos, el seguimiento de la jornada de paro ha sido de 1.417, lo que supone el 46,8%. Por su parte, los sindicatos lo han situado en el 76,5%. La Consejería de Educación ha puesto en valor nuevamente "la labor del profesorado, aspecto que nunca ha sido cuestionado por ésta", y que considera, "no debe ponerse en tela de juicio". Por su parte, el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, ha afirmado en su comunicado que "siempre ha mantenido una disposición para llegar acuerdos, planteando hasta tres propuestas de calendario ajustadas a la legalidad que indican los informes jurídicos, las cuales ni siquiera se han querido valorar por parte de las organizaciones sindicales". Por último, Educación ha destacado que los servicios mínimos han garantizado la atención al alumnado "con normalidad", y ha desmentido que se hayan producido incidencias en ninguno de los centros educativos.

maestros04

Comentarios