viernes 15.11.2019
CANTABRIA

Sniace quiere acelerar la reapertura de la fábrica

La dirección propone un “cambio de estrategia” para ejecutar todas las fases del plan laboral al mismo tiempo.

La dirección de Sniace quiere resolver todos los pasos a la vez
La dirección de Sniace quiere resolver todos los pasos a la vez

El comité de empresa de Sniace ha recibido este martes una propuesta cuanto menos inesperada por parte de la dirección de la empresa: ejecutar todas las fases del plan laboral a la vez, un “cambio de estrategia” cuyo fin no es otro que "acelerar los trámites y ganar tiempo" en la reapertura de la fábrica, o por lo menos evitar nuevos retrasos tras la demora de "dos meses" en el levantamiento del concurso de acreedores, que a su vez ha retraso la salida a bolsa y la ampliación de capital.

Ello conlleva presentar al Tribunal Supremo, junto con la solicitud de reversión de los despidos, los expedientes de regulación de empleo pactados en el acuerdo laboral firmado hace un año con el fin de dar cobertura legal a la plantilla hasta que arranque la fábrica de Viscocel, así como el ERE de extinción para el excedente de plantilla, según ha explicado el secretario del comité, Antonio Pérez Portilla.

Así, la dirección de la empresa ha trasladado al comité la necesidad de revisar y readaptar el plan laboral para, entre otras cosas, actualizar los plazos, dado que el retraso respecto a las previsiones iniciales ha dejado "inservibles" algunas cláusulas, y el coste económico del acuerdo ha aumentado.

Uno de los cambios a introducir en el plan laboral es el relativo a la ampliación de capital. La empresa ha comunicado al comité que este miércoles remitirá a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la documentación completa para volver a salir a cotización, que es el paso previo para la ampliación de capital, que será de 15 millones de euros.

Según ha señalado Portilla, el acuerdo laboral de hace un año establecía, de cara a la reapertura de la fábrica, una ampliación de capital, aspecto que se va a modificar en el plan "transaccional" porque la dirección parece "dispuesta" a fijar como condición que la salida a bolsa y la ampliación estén "aprobadas, aunque no ejecutadas".

Aceptable siempre que sea legal

Al comité "no le disgusta" el cambio de "metodología" propuesto por la empresa, "siempre que sea legal". La dirección les remitirá mañana un borrador y en los próximos días volverán a reunirse con carácter "urgente" para consensuar el documento que presentarán al Supremo "cuanto antes", aunque es probable que "con algún día de retraso" respecto a la cita del día 13 en el alto tribunal.

Portilla ha aclarado que este cambio de estrategia sólo afecta a las cuestiones de tipo laboral, y ha recalcado que están "pendientes todos los permisos" del Gobierno de Cantabria para la reapertura de la fábrica, "trámites administrativos que están sin realizarse", ha dicho. También está pendiente el tema de las contratas, que tienen que "entrar dos meses antes para poner a punto la fábrica".

Según ha explicado el sindicalista, el comité ha salido de la reunión "satisfecho" porque la empresa "continúa dispuesta a arrancar" la fábrica antes de fin de año, un objetivo "imposible" de cumplir con el procedimiento por fases previsto inicialmente en el plan laboral.

No obstante, ha instado a la dirección a "arreglar los problemas laborales cuanto antes", porque la situación de los trabajadores es "bastante delicada", dado que ya se les ha acabado el paro y muchos no cobran ninguna prestación.

Comentarios