miércoles 27/1/21
CANTABRIA

Sodercan, entre lo público y la polémica

La empresa pública, que nació para el impulso del tejido industrial en la región, se ve afectada por las controversias en su gestión, que han provocado la unión de toda la oposición frente al Ejecutivo del PRC-PSOE.

Fachada de la sede de Sodercan
Fachada de la sede de Sodercan

La Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria, conocida por sus siglas como SODERCAN, es una empresa pública del Gobierno de Cantabria adscrita actualmente a la Vicepresidencia y Consejería de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social, gestionada por Eva Díaz Tezanos.

La misión de esta sociedad es contribuir al fortalecimiento del tejido industrial de la región apoyando todas las actividades que contribuyan a mejorarlo, facilitando los procesos de creación, consolidación y crecimiento empresarial, y promoviendo actividades y proyectos de I+D+i, que impulsen la mejora competitiva de las empresas de nuestra región.

Entre los objetivos más destacados de SODERCAN, tal y como se expresa en la presentación de su página web, son fomentar el talento emprendedor y la creación de empresas, facilitar la salida de empresas cántabras al exterior, y poner a su disposición ventajas fiscales y apoyos financieros de organismos regionales, nacionales y europeos.

Controversias en la gestión

Dada la finalidad con que se crea esta entidad pública, desde sus inicios SODERCAN dependió de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, en manos actualmente del regionalista Francisco Martín. Sin embargo, el actual gobierno de coalición PRC-PSOE modificó la adscripción de la empresa, que pasó a depender de la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, gestionada por la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos.

Este cambio es, para la oposición -PP, C´s y Podemos- una decisión “sin razón” y, por ello, todos estos grupos parlamentarios han solicitado el regreso de Industria a la gestión de SODERCAN. Así mismo, la iniciativa de impulso industrial ha recibido críticas por parte de Podemos, que la ha acusado de ser una “agencia de colocación” del PSOE, por lo que en una proposición no de ley presentada en el mes de noviembre, la formación morada instaba además a revisar todos los altos cargos contratados por la empresa.

Después de que el consejero de Industria, Francisco Martín, anunciara que el Gobierno se pronunciaría en este tema, sin negar la posibilidad de volver a convertirse en gestor, es ahora el grupo popular el que presenta una proposición no de ley para que se tomen medidas, que se debatirá este lunes en el Pleno regional, y que espera contar con el apoyo del resto de grupos de la oposición.

Comentarios