martes 23.07.2019
EDUCACIÓN

El STEC denuncia que el programa de refuerzo educativo PROA se retrasa hasta enero

Mañanes afirma que PROA se va a mantener pese a las “enormes dificultades” de tramitación.

Centro escolar
Centro escolar

El STEC (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria) ha denunciado hoy miércoles que la Consejería de Educación pretende retrasar la incorporación de los monitores del Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA) hasta enero. Según ha explicado el STEC en un comunicado, la Administración ha transmitido la noticia a los equipos directivos ayer martes por la mañana. El STEC ha expresado su "total repulsa" a esta medida, que considera como "una embestida más a los centros y a la calidad educativa". Según el sindicato, la Consejería pretende que los centros que quieran disponer del PROA a partir de este mes tengan que hacer ellos mismos la contratación del servicio, exigiéndoles entonces el adelanto del dinero "sin garantía alguna de cuándo va a ser devuelto dicho adelanto".

El PROA es una medida de calidad educativa que pretende aumentar el éxito escolar del alumnado, y con el paso de los años se ha convertido en una "atención indispensable" en la vida diaria educativa, tanto para los centros como para el alumnado y sus familias, ha indicado el STEC. Para el sindicato, con este "nuevo recorte", la Administración hace dos cosas: "disminuir y deteriorar" la atención a la diversidad del alumnado que más lo necesita, e instar a los equipos directivos "a comportarse como simples gestores, haciéndoles responsables una vez más de una contratación que debería ser competencia exclusiva de la Consejería". Además, según el STEC, no solamente se verán afectados los centros de Educación Primaria, si no que el consejero, Francisco Fernández Mañanes, ha anunciado que la cantidad de monitores que venían trabajando en los Institutos de Educación Secundaria también se verá reducida a solo uno por centro, "disminuyendo así la atención al alumnado que lo necesita". "Como organización sindical comprometida con la lucha por la calidad educativa instamos a esta Administración a que dé marcha atrás en esta medida que creemos es un retroceso inadmisible y un recorte en programas que ya estaban consolidados desde hacía mucho tiempo", ha finalizado STEC.

Por su parte,  Mañanes ha asegurado hoy miércoles que el programa PROA se va a mantener a pesar de las "enormes dificultades" que ha supuesto a las administraciones la nueva Ley de Contratos del Estado, que en este caso ha originado un retraso en la tramitación. Además, el consejero ha aseverado que los monitores –alrededor de 150– se van a incorporar "en fechas como otros cursos anteriores", es decir en este mes de octubre, como ha sucedido "año tras año". Mañanes se ha pronunciado así a preguntas de la prensa sobre la denuncia realizada hoy por el STEC de que Educación pretende retrasar la incorporación de los monitores de PROA hasta enero, según se transmitió ayer a los equipos directivos de los centros. En este sentido, el consejero ha precisado que ayer se celebró el comité de directores de Secundaria y que está "cubierto" el programa con los monitores "que venían desarrollando esta función tan importante". De hecho, algunos directores de Secundaria plantearon a la Consejería "asumir ellos mismos, al menos en un principio, para intentar tener cuanto antes este profesorado de apoyo", ha detallado. En Primaria, para "agilizar al máximo" la presencia de estos ayudantes de refuerzo educativo, la Consejería ha plantado que se pueda contratar este "servicio esencial" a través de la cuenta de gastos de funcionamiento de los centros, ya que el contrato de la Administración se está "ultimando" pero "no va a llegar a tiempo". Al respecto, Mañanes ha subrayado que los gastos de funcionamiento de los centros "corresponden a la Consejería", y los colegios verán "compensada, en su caso, la cuenta, con el dinero que puedan tener que emplear en este momento, sin que haya problema", ha asegurado, insistiendo en que, en todo caso, es Educación quien paga el servicio. El consejero ha reconocido que "la gran dificultad de este año" ha derivado de la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos del Estado, que ha obligado a modificar los pliegos de los contratos, "de enjundia, como éste", lo que ha retrasado la tramitación. Mañanes se ha pronunciado así tras una rueda de prensa en la que ha presentado el VI Desafío Cantabria.

Comentarios