jueves 17.10.2019
MEMORIA

“Los supervivientes como Ramiro han tenido que soportar el desprecio de no haber sido reconocidos oficialmente como víctimas en su propio país”

Ramiro firma en el libro de visitas del Parlamento de Cantabria en junio de 2007
Ramiro firma en el libro de visitas del Parlamento de Cantabria en junio de 2007

“Ayer lunes, 25 de febrero de 2019, ha fallecido en París Ramiro Santisteban a los 97 años de edad, laredano superviviente de Mauthausen, adonde llegó en 1940 con su padre y su hermano, por tanto pasó cinco años en aquel infierno. Ramiro formó parte del kommando Poschacher, un grupo de jóvenes que trabajaba en la cantera en el pueblo de Mauthausen y que lograron sacar del campo las fotos que Francisco Boix revelaba y que servirían como prueba de los crímenes en el juicio de Nüremberg. Precisamente uno de los últimos actos públicos a los que asistió Ramiro en París fue el traslado de los restos de Francisco Boix, el fotógrafo de Mauthausen, al cementerio Père Lachaise, con todos los honores”. Así se ha manifestado hoy martes la asociación AGE (Archivo Guerra y Exilio) Cantabria en un comunicado con motivo de la muerte de Santisteban, deportado a Mauthausen el 6 de agosto de 1940 con el número de prisionero 3.237.

“En marzo de 2014, después de múltiples dilaciones, se archivó el caso sin haber sido extraditados los acusados”

“Los supervivientes como Ramiro han tenido que soportar el desprecio que supone el no haber sido reconocidos oficialmente como víctimas en su propio país, ya en democracia, por parte de los sucesivos gobiernos e instituciones”, ha denunciado AGE Cantabria, que ha recordado que “el único intento de hacer Justicia, con mayúsculas, que parecía que llegaría a buen puerto, se produjo en junio de 2008, cuando gracias al equipo de abogados de Derechos Humanos Nizkor se presentó una querella en la Audiencia Nacional contra cuatro antiguos miembros de las SS que residían en Estados Unidos”. “Era la primera vez que en España se planteaba ante la Justicia un caso de impunidad semejante, que ya duraba más de 60 años. Entre los querellantes estaban algunos supervivientes de Mauthausen, como Ramiro, y familiares de los fallecidos, como Jesús de Cos. La querella fue admitida a trámite y un año después, en 2009, fueron llamados a declarar Ramiro Santisteban y Jesús Tello, otro deportado asturiano, pero en marzo de 2014, después de múltiples dilaciones, se archivó el caso sin haber sido extraditados los acusados, al entrar en vigor una ley que anulaba en España el principio de Justicia Universal, con lo cual quedaron, una vez más, desamparados”, ha denunciado la asociación. “A día de hoy seguimos esperando que algún día se haga justicia, aunque a este paso ya no habrá ningún superviviente para verlo. El Estado español nunca ha reconocido la colaboración con el régimen nacionalsocialista del Tercer Reich y la complicidad del régimen franquista en los crímenes”, ha añadido.

AGE Cantabria ha añadido que “sólo en contadas ocasiones” se ha realizado “algún pequeño gesto simbólico de reconocimiento” institucional, “como el homenaje que se hizo en junio de 2007, siendo alcalde de Camargo Ángel Duque, con la presencia de los dos supervivientes cántabros, de Laredo, Ramiro Santisteban y Lázaro Nates, que también fueron recibidos por el entonces presidente del Parlamento de Cantabria, Miguel Ángel Palacio, todo ello con motivo del estreno del documental de Vicente Vega Cobo Cántabros en Mauthausen. El viento bajo la niebla, quien hizo posible, junto a Mari Luz Sánchez Escalada, aquel homenaje”.

Comentarios