jueves 19.09.2019
VIOLENCIA

La tasa de menores condenados por sentencia firme supera ya la de los adultos

Cantabria registró 8,8 menores condenados por cada 1.000 habitantes, frente a los 6,8 adultos.

El número de menores se ha incrementado un 16,1% en 2017 hasta los 180, mientras que los delitos y faltas han repuntado un 11,7%. Por otro lado, el número de adultos ha bajado respecto a 2016.

El porcentaje de menores condenado aumentó en 2017, mientras que el de adultos descendió
El porcentaje de menores condenado aumentó en 2017, mientras que el de adultos descendió

La tasa de menores condenados por sentencia firme en Cantabria superó en 2017 la de los adultos. En concreto, por cada 1.000 habitantes hubo 8,8 menores condenados, frente a los 6,8 adultos. De este modo, el número de menores condenados por sentencia firme en Cantabria se ha incrementado un 16,1% en 2017, hasta los 180, lo que supone 25 más que en 2016, mientras que las infracciones penales (delitos y faltas) cometidos por menores han repuntado un 11,7%, según la 'Estadística de condenados' publicada hoy martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El aumento de menores (entre 14 a 17 años) condenados en Cantabria es 10,6 puntos superior al registrado de media en España, del 5,5%, correspondiente a 13.643 jóvenes.

La tasa de menores condenados en Cantabria se halla por encima de la media nacional de 7,5, lo que sitúa a la comunidad como la sexta con mayor tasa de una tabla que lidera Baleares con 11 por cada mil, excluyendo a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (35,7 y 18,9, respectivamente). En el extremo opuesto, Madrid es la comunidad que menos menores condenados registró, con 4,7 por cada mil, seguida de Galicia (5).

El perfil del menor condenado en Cantabria en 2017 es un español (88,3%) y varón (83,9%). Y en cuanto a la edad, de los 180, un total de 53 tenían 17 años, y 52, 16 años. Hubo 46 condenados de 15 años y 29 de 14 años.

En Cantabria en 2017 las infracciones penales cometidas por menores crecieron un 11,7%, al pasar de 247 en 2016 a 276, de las que 267 (el 96,7%) eran delitos y las nueve restantes (3,2%) faltas. La tasa de infracciones penales cometidas por cada 1.000 habitantes es en Cantabria de 13,5, casi seis puntos superior a la que tenía en 2016 (7,8) y casi un punto superior a la media nacional del 12,6. De este modo, la comunidad se sitúa como la octava con mayor tasa de una tabla que lidera Baleares con 19,4, excluyendo a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (60,7 y 35,9, respectivamente). En el extremo opuesto, Madrid es la comunidad con menor tasa de infracciones penales cometidas por menores, con 7,4 por cada mil, seguida de Galicia (8,5).

Por sexos, en Cantabria, los menores varones cometieron el 84,4% de las infracciones penales (el 81,1% de los delitos y el 100% de las faltas) y atendiendo a la edad, se observa que el número de infracciones cometidas aumenta con la misma. Así, las realizadas a los 17 años (31,1% del total) supusieron más del doble que las practicadas a los 14 años (14,5%). El 85,8% de las infracciones fueron cometidas por menores españoles, porcentaje que llega al 86,5% si se habla de delitos.

En cuanto a las medidas adoptadas, de los datos se desprende que en 2017 los jueces cántabros adoptaron 247 medidas, un 20,5% más que el año anterior (205). Las más frecuentes fueron la prestación en beneficio de la comunidad (34%), la libertad vigilada (31,9% de los casos) y la amonestación (9,3%).

ADULTOS

Por otra parte, a lo largo de 2017 un total de 3.320 personas adultas fueron condenadas en Cantabria por sentencia firme, equivalente a una tasa de 6,8 por cada mil habitantes, lo que la sitúa como la novena comunidad autónoma con menor registro y siete décimas porcentuales por debajo de la media nacional, del 7,5. Con estas cifras, el número de adultos condenados en Cantabria -al contrario de lo ocurrido con los menores- fue un 1,48% menor en 2017 que en 2016 (3.370).

En cuanto al número de delitos cometidos en Cantabria el pasado año por adultos ascendió a 4.615, lo que supone una tasa de 9,5 por cada mil habitantes, similar al País Vasco y la séptima más baja. La media se situó en 10,3. Así, el número de delitos cometidos en 2017 en Cantabria por adultos fue un 0,17% menor que en 2016. Por tipología, los más numerosos fueron los de contra el patrimonio y orden socioeconómico, que con 1.437, supusieron el 31,1% del total; y contra la seguridad colectiva (1.177 y el 25,5% del total).

La mayoría de los delitos fueron perpetrados por varones (3.755, el 81,4%) y de nacionalidad española (4.025, el 87,2%).

Comentarios