viernes 18.10.2019
TRÁFICO

Todos los examinadores de Cantabria secundan una huelga que va a empeorar

CSI-F convoca un paro completo para el próximo 21 de octubre.

La DGT se escuda en toda la plantilla de funcionarios para afirmar que los paros parciales no están logrando un alto seguimiento.

Los examinadores van a realizar un paro total el 21 de octubre
Los examinadores van a realizar un paro total el 21 de octubre

La huelga de examinadores de Tráfico, lejos de encontrar puntos en común, va camino de empeorar. En Cantabria, la totalidad del cuerpo de examinadores, dependientes de la Dirección General de Tráfico (DGT), está cumpliendo la huelga parcial indefinida que desde el pasado 14 de septiembre ha impedido a los alumnos acceder a los exámenes prácticos desde las 12:00 a las 15:00 horas.

El caso de Cantabria no es el único en el que se ha logrado un seguimiento de la huelga del 100%. Como ha señalado Francisco Camarillo, secretario de Acción Social de CSI-F, hay un “seguimiento entre el colectivo superior al 70%”, por mucho que la DGT trate de maquillar los datos aseverando que, del total de empleados públicos, solo el 28% secunda la huelga.

La apuesta en esta pelea laboral se ha elevado este jueves por parte de los examinadores, quienes tras más de tres semanas y ante el "inmovilismo" del departamento encabezado por María Seguí, han convocado el próximo 21 de octubre una primera jornada de paro completa. "Hasta ahora solo hemos encontrado la callada por respuesta por parte de Tráfico", ha recalcado Camarillo, que ha calculado que se han tenido que aplazar más de 45.000 pruebas para obtener el carné de conducir.

Hay que recordar que la principal reivindicación de los examinadores es la modificación de la entrega de la calificación del test práctico, de modo que no sea necesario hacerla de manera presencial. El motivo principal son las amanazas y agresiones que sufren a diario. En Cantabria, además de la baja sufrida por un examinador ante la agresión de uno de los alumnos, se han dado muchos casos de agresiones verbales.

"Simplemente, lo que no queremos es que nos peguen", recalca Manuel de Santiago, responsable de CSI-F en las negociaciones con la DGT. Unas agresiones que, para Tráfico, no "suponen un grave problema" ni "sustentan" la huelga.

El departamento encabezado por Seguí asegura que el número de agresiones es muy pequeño en comparación con los dos millones de pruebas (teóricas y prácticas) organizadas cada año. Una tesis que rechazan con contundencia los trabajadores. "Hagamos otra cuenta. Comparemos el número de ataques con los apenas 500 examinadores en activo o con los 700 que componen el colectivo", subraya De Santiago, que considera "innegociable" para parar la huelga que se modifique el sistema de comunicación de la nota.

El sindicato ha convocado, paralelamente, una concentración el 21 de octubre ante la sede central de la DGT en Madrid. "Para dar visibilidad social a la protesta y desbloquear la ausencia de negociación y de alternativas al conflicto laboral", ha señalado CSI-F, que ha exigido también una reunión con los ministros de Interior y Hacienda, Jorge Fernández Díaz y Cristóbal Montoro, para que actúen como mediadores.

Postura de Tráfico

Como cabe esperar, la respuesta de la DGT es muy diferente. A pesar de las evidencias en el seguimiento de la huelga parcial indefinida, Tráfico ha tratado de quitar importancia a la cobertura realizada por los examinadores, asegurando que solo ha habido un seguimiento diario del 28%. Sin embargo, la Dirección contempla los 1.993 funcionarios del cuerpo, entre los que se encuentran patrullas de helicópteros, centros de gestión o trabajadores en los centros de trabajo.

Asimismo, aseguran que el seguimiento ha ocasionado el “aplazamiento de unas 1.500 pruebas prácticas diarias para la obtención del carnet, de las 6.000 que se convocan diariamente”, afirmando además que estas pruebas aplazadas  se están realizando en los días siguientes.

Sin embargo, la realidad en Cantabria es que los alumnos que ahora mismo quieren acceder al examen práctico deben esperar hasta mediados de noviembre ante los retrasos generados por los paros parciales, tal y como han denunciado las autoescuelas en varias ocasiones.

Comentarios