domingo 24/1/21
ACCIDENTES

Un total de 14 personas han muerto en las carreteras cántabras en lo que va de año

Foto de archivo de un coche tras un accidente
Foto de archivo de un coche tras un accidente

Un total de 14 personas han fallecido en las carreteras cántabras por accidente de tráfico hasta el 13 de noviembre, cuatro más que en el mismo periodo de 2019.

De ellas 13 han muerto en las primeras 24 horas, que es como habitualmente se contabilizan este tipo de fallecimientos, si bien en este caso se suma la segunda joven fallecida en el accidente del pasado mes de julio Corbán, cuyo deceso se produjo 28 días después del siniestro.

Hasta mediados de noviembre se han registrado en Cantabria 603 accidentes con víctimas que, además de los fallecidos, han causado 71 heridos con hospitalización y 862 leves.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha manifestado que, aunque "Cantabria va por buen camino", en lo que va de año se han contabilizado cuatro muertes más que en el mismo periodo de 2019. Y ha señalado que aunque las cifras indican que "hemos mejorado mucho en los últimos años pero aún nos queda trabajo por hacer hasta alcanzar el objetivo último de que no haya fallecidos en accidentes de tráfico".

Quiñones ha reconocido a las víctimas de accidentes de tráfico con motivo del Día Mundial en su Recuerdo, que se conmemora el tercer domingo de noviembre, y ha apostado por continuar intensificando las campañas de sensibilización de tráfico para seguir reduciendo su número. La delegada ha indicado que tradicionalmente, con motivo del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, se celebra una concentración en la entrada de la Delegación del Gobierno o en la Jefatura Provincial de Tráfico pero en esta ocasión no se ha convocado por la situación sanitaria por el COVID-19.

El lema de este año ha sido 'Recuerda, apoya, actúa' con el objetivo de honrar y recordar a los que murieron, apoyar a los que sobrevivieron y actuar para lograr una mejor respuesta post-accidente.

Quiñones ha señalado uno de los objetivos de la Agenda 2030 es la reducción a la mitad del número de defunciones y lesiones por siniestros de tráfico en todo el mundo.

NUEVO PAQUETE LEGISLATIVO EN SEGURIDAD VIAL

Para avanzar hacia ese objetivo, el Consejo de Ministros aprobó esta pasada semana un paquete legislativo sobre seguridad vial en el que destaca la reducción del límite de velocidad en vías urbanas a 30 km/h, en calles de un carril por sentido; y 20 km/h, en calles de plataforma única. Esta medida contribuirá a proteger a los usuarios vulnerables, que suponen el 82% de las personas fallecidas en ciudad según las estadísticas a nivel nacional.

También la Dirección General de Tráfico (DGT) trabaja en ese objetivo, ha apuntado el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, que ha dicho que no sólo se sensibiliza a la población a través de las diferentes campañas sino también a través de la gran labor que desarrollan los agentes de Tráfico de la Guardia Civil y las policías locales de Cantabria. "Es necesario insistir y perseverar en la labor de sensibilización y concienciación porque en la carretera siempre va a haber peligros y debemos estar preparados para afrontarlos sin riesgo", ha manifestado Tolosa, que ha agradecido la labor de todos los que trabajan para prevenir los accidentes de tráfico y por asistir a las víctimas y familiares cuando se producen los siniestros. En este punto, ha recordado que, en 2019, en Cantabria se notificaron 917 accidentes con víctimas, con 18 fallecidos, 77 heridos hospitalizados y 1.252 heridos leves.

A nivel nacional, España ha logrado un enorme progreso en materia de seguridad vial, con la reducción del número de víctimas mortales en un 81% entre 1989 y 2019. A pesar de esta mejora estadística a lo largo de las últimas tres décadas, 1.755 personas fallecieron en accidentes de tráfico en España en 2019 y 8.613 personas requirieron hospitalización, lo que supone un importante problema de salud pública, con amplias consecuencias sociales y económicas.

AGRADECIMIENTO A LAS ASOCIACIONES DE VÍCTIMAS

Al no celebrarse la concentración por el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico debido a la situación sanitaria, la Delegación del Gobierno y la Jefatura Provincial de Tráfico han querido enviar un mensaje de agradecimiento a las asociaciones de víctimas que trabajan en Cantabria por la labor que realizan de apoyo a las familias.

Desde STOP Accidentes, su representante, Maribel Fernández, ha señalado que, tras vivir "años difíciles, poco a poco hemos podido conseguir ir cambiando cosas". "En este tiempo, se han salvado muchas vidas, sin embargo, seguimos sin conseguir una mayor concienciación del riesgo en el tráfico, así como que la justicia sea reparadora para las víctimas, preventiva para la sociedad y reeducadora para el infractor. Esperemos conseguirlo pronto", ha dicho.

Mientras que el delegado en Cantabria de la Fundación AVATA de ayuda al accidentado, Ricardo Martínez, ha recordado a las víctimas de accidentes de tráfico, "unos hechos evitables e inaceptables que siempre debemos tener presentes". "Debemos reflexionar sobre la dimensión de la desgracia que ocasionan los siniestros viales y la enorme repercusión de esta, tanto en las familias como en la sociedad y, por supuesto, también debemos reflexionar sobre nuestra responsabilidad para contribuir a que cambie dicha realidad", ha apelado el representante de Fundación AVATA.

Comentarios