Miércoles 15.08.2018
LABORAL

Los trabajadores de Lupa denuncian que “lo mismo limpian los servicios que parten chuletas”

El comité de empresa de Lupa denuncia que los empleados son "trabajadores para todo"
El comité de empresa de Lupa denuncia que los empleados son "trabajadores para todo"

El comité de empresa de Supermercados Lupa ha denunciado "graves incumplimientos" del convenio colectivo regional en materia de descansos y jornada por parte de la empresa, y ha amenazado con convocar movilizaciones si esta situación continúa y no se instala un control horario de entrada y salida en los centros de trabajo.

En un comunicado, el comité, compuesto por Sindicato Unitario, UGT y CC.OO., también ha anunciado que va a iniciar una campaña informativa entre los clientes denunciando la "falta de respeto" a los derechos de los trabajadores por parte de la dirección de la compañía Semark AC Group, propietaria de los supermercados Lupa y Top Cash, que cuentan en con 1.900 trabajadores en toda Cantabria.

La falta de personal en los supermercados "hace imposible" que Lupa cumpla el convenio de Detallistas

Según explica el comité, la falta de personal en los supermercados "hace imposible" que Lupa cumpla el convenio de Detallistas, por lo que viene instando a la dirección a que contrate más trabajadores.

Señala además que los empleados son "trabajadores para todo", y "lo mismo limpian los servicios que parten chuletas, que te cobran en caja, todo les vale con tal de no contratar personal"; además, la conciliación de su vida familiar y laboral "es un imposible dado que los horarios de trabajo son modificados al antojo del mando de turno".

El comité asegura que en los centros de trabajo "no existe ningún control horario" que refleje la hora de entrada y salida de los trabajadores, y son "miles de horas" las que las plantillas de Lupa y Top Cash trabajan por encima de su jornada al año, que "no son retribuidas", de ahí que para los sindicatos sea una "exigencia innegociable" la implantación de 'máquinas de fichar'.

Según explican, el pasado mes de diciembre estas "irregularidades" se pusieron en conocimiento de la dirección, que "se comprometió a solucionarlas", compromiso que "ha incumplido", lo que ha obligado al comité a "lanzar un ultimátum", en el sentido de que si los derechos de los trabajadores no se respetan "de inmediato" implantando las citadas máquinas de control horario en un plazo "razonable", se iniciaran movilizaciones.

Movilizaciones que comenzarían con concentraciones en diferentes supermercados Lupa de Santander, Torrelavega, zona oriental y occidental de Cantabria.