martes 20.08.2019
CANTABRIA

Un tren cruza el paso a nivel de Cabezón de la Sal con las barreras levantadas

Cabezón Puede denuncia que el acceso al municipio por la carretera de Cabuérniga registra un incidente que “ocurre con bastante frecuencia”, y reclama que se revise el sistema y que “no haga falta algún muerto para reaccionar de una vez”.

Paso a nivel en Cabezón de la Sal con las barreras levantadas mientras el tren cruza. Foto: Cabezón Puede
Paso a nivel en Cabezón de la Sal con las barreras levantadas mientras el tren cruza. Foto: Cabezón Puede

La imagen pudo verse el pasado sábado 1 de julio. El paso a nivel con semibarreras automáticas de Cabezón de la Sal, en el acceso a Domañanes y el nuevo centro de salud en la carretera de Cabuérniga, levantó sus barreras momentos antes de aparecer el tren, estando completamente elevadas cuando el convoy cruzó el paso. Un incidente que, como denuncia en redes sociales la agrupación municipal Cabezón Puede, pone “en grave riesgo a las personas que allí esperaban” y “ocurre con bastante frecuencia” en este paso a nivel.

Es por eso que la formación ha creado una campaña en Change.org solicitando “soluciones definitivas a los fallos continuados” y exigiendo a ADIF las “medidas necesarias que garanticen la seguridad de viandantes y conductores” en estos pasos. En la petición Cabezón Puede recuerda que en este acceso al centro, además del centro de salud, hay “varias urbanizaciones, centros de ocio e institutos” municipales.

En redes sociales la agrupación señala que el paso de este tren por una de las vías “con mayor densidad de tráfico de la zona” fue más lento de lo normal gracias a que el maquinista “advirtió el fallo” de las barreras, aminorando la marcha “hasta casi parar”.

Cabezón Puede ha asegurado que lo sucedido el pasado 1 de julio no es algo puntual, pues “algunos que pasamos por allí entre 6 y 8 veces diarias ya hemos visto demasiadas veces el mismo incidente”, lo que a su juicio ha provocado que los vecinos tengan “la impresión de que cada día nos jugamos el tipo al cruzar”.

“Si ADIF no es capaz de poner solución a los frecuentes fallos en el mecanismo de control de las semibarreras, esperamos que desde instancias municipales se tome buena nota, y se haga la presión suficiente para revisar todo el sistema y los automatismos que fallan.

Que no haga falta algún muerto para reaccionar de una vez”, ha reclamado la agrupación, que ha anunciado que presentará la correspondiente reclamación a ADIF.