sábado 14.12.2019
TRIBUNALES

El TSJC desestima el recurso de Santoñeses para la ampliación del BIC del Palacio de Chiloeches

Palacio de Chiloeches, en Santoña
Palacio de Chiloeches, en Santoña

El TSJC ha desestimado el recurso contencioso-administrativo presentado hace casi dos años por el concejal de Santoñeses Jesús Gullart contra la decisión de la Consejería de Cultura de no ampliar la declaración de Bien de Interés Cultural al ala oeste del antiguo hospital militar. Para Santoñeses, la sentencia supone "una mala noticia para la conservación del patrimonio histórico de Santoña y para los intereses generales de nuestra villa". En un comunicado, el partido muestra su respeto a las decisiones judiciales, a la vez que su "decepción" por lo que supone esta sentencia, "más aún cuando el propio tribunal pidió un informe técnico independiente a una perito judicial designada por la Universidad de Cantabria, una doctora en Historia del Arte".

Según asegura Santoñeses, la perito "determinó que debería actualizarse esa declaración de Bien de Interés cultural"

Asegura que dicho informe "les daba la razón, sin ningún tipo de duda", respecto al valor patrimonial del ala oeste, ya que reconoce que el edificio, en su totalidad, fue hospital militar ininterrumpidamente desde 1811 hasta 1936, por lo que el inmueble "tiene un enorme valor histórico que no fue tenido en cuenta en la preconstitucional declaración de monumento de 1972, que sólo valoró los aspectos artísticos, con gran desconocimiento de la Historia". Según asegura Santoñeses, la perito "determinó que debería actualizarse esa declaración de Bien de Interés cultural, de forma que se protegiera todo el conjunto histórico, y no sólo una parte como pretende el alcalde y quienes apoyan esa idea descabellada de mutilarlo, algo que, como siempre hemos dicho y refrenda este informe, va en contra de los intereses de Santoña".

A la vista de este "contundente informe, por su carácter independiente y alejado de intereses políticos", Santoñeses considera que "moralmente ha ganado en esta controversia generada hace cinco años, cuando el Ayuntamiento decidió suprimir la protección de la que gozaba en el Plan General Urbano y derribar parcialmente el hospital militar para construir un bloque de pisos, en el enésimo episodio -dice- en el que el patrimonio cultural de Santoña muere en favor de la especulación urbanística y el cemento".

"Ya sabíamos que no sería sencillo luchar contra la maraña administrativa tejida para dar legalidad y viabilidad a este pelotazo urbanístico, pero seguiremos peleando hasta el final. Ahora toca valorar con nuestro equipo jurídico la posibilidad de recurrir esta sentencia", añade Santoñeses. Por último, espera que el alcalde de Santoña "no se siga escudando en los procesos judiciales en curso para no acatar la instrucción que le trasmitió, hace ya más de un año, la Consejería de Cultura para proceder al arreglo del tejado del hospital militar, con independencia de cómo se resuelvan los conflictos judiciales".

Comentarios