jueves 16.07.2020
MANIFESTACIÓN

UGT y CC.OO. se concentran contra los acuerdos comerciales con Estados Unidos y Canadá

Los sindicatos pretenden sensibilizar de “los grandes perjuicios” del TTIP y el CETA, “que no dejan de ser acuerdos por y para las grandes empresas”.

Imagen en contra del CETA y del TTIP de UGT y CC.OO.
Imagen en contra del CETA y del TTIP de UGT y CC.OO.

UGT y CC.OO. han convocado este miércoles una concentración de protesta, a las 12:30 horas ante la sede de la Delegación del Gobierno en Cantabria, en contra del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión con Estados Unidos (TTIP en sus siglas inglesas) y el Acuerdo Comercial con Canadá (CETA), que en la actualidad negocia la UE "con una falta de transparencia absoluta", según han denunciado ambos sindicatos en un comunicado.

La concentración se incluye en una campaña nacional emprendida por UGT y CC.OO. en la que se pretende sensibilizar a la población de "los grandes perjuicios" de los dos tratados comerciales, "que no dejan de ser acuerdos por y para las grandes empresas, que anteponen sus intereses a los derechos más básicos de trabajadores, ciudadanos y consumidores".

UGT y CC.OO. han explicado que los dos acuerdos comerciales que está negociando la UE tanto con EEUU como con Canadá plantean "rebajar" el nivel de exigencia de la legislación europea laboral, medioambiental o de salud y "abrir la puerta al neoliberalismo económico más despiadado con la desregulación en todos los ámbitos".

Los dos acuerdos comerciales que está negociando la UE tanto con EEUU como con Canadá plantean "rebajar" el nivel de exigencia de la legislación europea laboral, medioambiental o de salud

"No son acuerdos para eliminar barreras arancelarias: son acuerdos para eliminar las normas que limitan los beneficios potenciales de las grandes empresas, aunque estas normas sirvan para proteger los derechos sociales y laborales de los ciudadanos, el medio ambiente o incluso la salud de la población", han advertido los dos sindicatos.

En su opinión, se prima el interés de las grandes empresas en detrimento de las pequeñas y medianas, que constituyen el 80% del tejido empresarial; se "suaviza" la protección del uso de sustancias tóxicas o los controles de seguridad alimentaria, pasando del principio de precaución europeo al "todo es seguro mientras no se demuestre lo contrario" de la legislación estadounidense; se abre la puerta a la privatización de servicios públicos; y se "pretende acabar" con la Denominación de Origen que sirve de plataforma comercial a miles de productos alimenticios, han asegurado UGT y CC.OO.

Ambos sindicatos, que han considerado que "no es admisible que se negocie acuerdos comerciales de tanta relevancia a espaldas de los ciudadanos y de sus derechos más elementales", han rechazado también que para beneficiar a las grandes empresas se proponga la creación de tribunales especiales "que podrían cuestionar leyes y garantías legales de derechos sociales, laborales o medioambientales de los países, simplemente porque limitan o perjudican las inversiones empresariales".

Comentarios