sábado 14.12.2019
ENTREVISTA

“La ultraderecha está buscando que te pegues con tu vecino en vez de plantarles cara a las élites y a las grandes multinacionales”

Mónica Rodero, cabeza de lista de Podemos Cantabria a las autonómicas del próximo 26 de mayo.

Mónica Rodero, durante la entrevista | edc
Mónica Rodero, durante la entrevista | edc

Con las primarias de Cantabria “suspendidas cautelarmente por resolución judicial y pendientes de sentencia firme” y “dados los plazos judiciales y electorales”, la Dirección estatal de Podemos aprobó en su reunión de anoche que sea Mónica Rodero quien encabece la lista de Podemos Cantabria a las autonómicas del 26M. Rodero tiene 46 años, es de Torrelavega, trabaja como analista de laboratorio del CIMA (Centro de Investigación del Medio Ambiente) de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, forma parte activa de Podemos desde 2016 —cuando ingresó en el Círculo de Torrelavega— y recibe a eldiariocantabria en La Moraduca, la sede central de Podemos Cantabria, en Santander.

Podemos Cantabria está dirigido por una gestora, su grupo parlamentario se ha autodisuelto y las primarias para encabezar su candidatura a las autonómicas fueron suspendidas por resolución judicial. De hecho, la lista que tú encabezarás el 26M ha tenido que ser designada por la Dirección estatal de Podemos.

He pasado las últimas primarias de circunscripción autonómica que han podido celebrarse en Cantabria, no soy una candidata a dedo

Sí, pero he pasado un proceso de primarias, no es que nadie me haya elegido a dedo. Pasé unas primarias de circunscripción autonómica —es decir en las que sólo votaban los inscritos y las inscritas de Cantabria— cuando presenté mi precandidatura al Senado y obtuve el 74,22% de los votos. Nos presentamos ocho personas y de 620 votos, saqué 455. Esas primarias se celebraron el pasado 21 de diciembre y fueron las últimas de circunscripción autonómica que han podido celebrarse en Cantabria. Ese es el motivo por el que el Consejo de Coordinación Estatal me ha elegido, no soy una candidata a dedo.

En cualquier caso, la candidatura que encabezarás no ha podido ser elegida en un proceso de primarias y ha sido elegida por la Dirección estatal de Podemos. ¿Crees que electoralmente esto puede suponer un problema con respecto a cuando las candidaturas son elegidas a través de procesos digamos más participativos?

Hombre, yo creo que este caso es excepcional y tiene que ser excepcional. Cuando las Direcciones, en este caso la de Podemos Cantabria, no funcionan de una manera ética y haciendo partícipes a todos los que formamos Podemos… Esta decisión no se ha tomado porque le haya parecido bien a nadie sino porque está avalada por una serie de circunstancias en las que se ha tenido que intervenir de esta manera. A mí me parece muy triste que se tenga que llegar a estos extremos para poner fin a una serie de cosas que no funcionan bien, y sobre todo porque tienen una gravedad…

¿Te refieres a la inacción de la Dirección de Podemos Cantabria —órgano que la Dirección estatal de Podemos acabó sustituyendo por la gestora— ante las tres denuncias por supuesto acoso presentadas por tres mujeres vinculadas a Podemos Cantabria contra un representante institucional del partido?

El hecho de que tres compañeras hayan tenido que llegar a denunciar a un compañero por ese tipo de hechos es preocupante

El hecho de que tres compañeras hayan tenido que llegar a denunciar a un compañero por ese tipo de hechos es preocupante, también porque hasta llegar ahí han pasado muchas cosas. Muchas veces ese tipo de hechos se normalizan, los normalizamos todos y todas porque estamos acostumbradas a cierto tipo de actitudes con la gente, a que nos hablen de cierta manera, a que se nos trate de cierta manera… Cuando alguien se siente agredido de esa manera es que están fallando cosas, el problema es que eso se normaliza y hay que llegar a extremos de denuncia para que eso frene. Pasa en muchas facetas de la vida pero en la política se añade un plus, porque a veces es más difícil de ver que donde sólo hay relaciones personales o familiares… Aquí también hay una serie de intereses políticos, pero ciertas actitudes no se pueden explicar ni justificar desde la lucha o la confrontación política. Esas actitudes no forman parte de una lucha política y esas justificaciones no tienen razón de ser.

¿Consideras que la entonces Dirección de Podemos Cantabria no actuó como debería haber actuado?

Se debería haber actuado y alguien debería haberse dado cuenta de que eso estaba pasando… y creo que alguien tuvo que darse cuenta de esto. También cuando las tres denuncias se hicieron públicas echo en falta una respuesta de la Dirección, que realmente no la hubo. Y hay tres mujeres del partido, tres compañeras, que han llegado a extremos en los que lo han pasado mal. Es grave que haya tenido que suceder eso y más grave todavía que por parte de la antigua Dirección no hayan tenido un amparo.

Llama la atención la concentración de mujeres en los primeros puestos de la lista de Podemos. Tú en la cabeza, Corina Ruiz en el número dos, Verónica Ordóñez en el número tres… Digo que llama la atención en el sentido de que no es muy habitual…

Que las mujeres tomemos la iniciativa y vayamos en los primeros puestos puede suponer un cambio significativo en las maneras de hacer política

Sí, no está mal que las mujeres tomemos la iniciativa y vayamos en los primeros puestos, sobre todo porque puede suponer un cambio significativo en las maneras de hacer política. Creo que las mujeres tenemos otro punto de vista y eso puede ayudar a hacer buenas praxis, ¿no?

Ordóñez es actualmente la única representante de Podemos en el Parlamento de Cantabria, en el sentido de que su escaño es el único por el que el partido se siente representado. ¿Por qué crees que no encabezará la candidatura de Podemos a las autonómicas?

Verónica tiene toda la legitimidad para ir de primera y para mí que ella encabezara la candidatura sería lo ideal, pero dado que esto ha llegado a los juzgados y que hay denuncias por medio, ponerla a ella de primera con todo el dolor de mi corazón sería un poco legitimar todo lo que dice esa gente y al final se podría interpretar como que se les está dando la razón y no puede ser, porque esa no es la razón por la que Verónica podría encabezar la lista. El juzgado paraliza unas primarias en las que Verónica era candidata, y como en Podemos Cantabria de una manera o de otra tienen que decidir los inscritos y no ha podido ser por primarias normales, lo más parecido que podía haber son las primarias que yo pasé con el 74,22% de los votos, y ese es el motivo por el que yo, y no Verónica, voy a encabezar la candidatura.

Nunca has ocupado cargos ni en el partido ni en las instituciones, por lo que tu cara no está entre las más conocidas del partido. ¿Crees que eso puede suponer un problema?

Mi participación en Podemos siempre ha sido desde la militancia y la base

Cantabria es muy pequeña y estos años todo ha estado rodeado de muchos conflictos y guerras personales, pero yo no me he visto involucrada en conflictos ni he participado en esas masacres en redes sociales ni nada de eso, por eso creo que el no haber estado en primera línea puede ayudar y ser positivo para volver a atraer a la gente, incluida la gente que se fue y que ahora puede ver que las cosas se están haciendo de otra manera. En cuanto a mí, mi participación en Podemos siempre ha sido desde la militancia y la base, siempre he intentado pasar desapercibida y no presentarme a cargos sino estar en la calle. La gente que me conoce en Podemos me conoce por eso y para mí es bastante. Yo creo que el movimiento se demuestra andando.

Pero a partir de ahora vas a ser más conocida…

Sí, y sé que puede haber desconfianza de otra parte de la gente, que voy a ser muy criticada, que va a haber gente que desconfíe de mí porque diga “mira, pues esta pilló, tal, no sé qué…”, pero no es mi intención. Yo tengo mi trabajo, yo tengo mi vida y asumir esta responsabilidad va a ser un sacrificio muy grande por mi parte, pero también creo en el proyecto y por eso he dicho que sí. Y también porque hay un proceso de primarias que me avala. Yo no habría aceptado nunca algo así si hubiera sido a dedo, pero tengo el respaldo de gente que me ha votado y por eso he dicho “adelante”. Si hubiera otra opción, cedería mi puesto sin ningún problema y continuaría con la militancia de base.

IU y Equo han presentado hoy mismo Marea cántabra, su candidatura conjunta a las autonómicas del 26M. ¿Eso da por finiquitada definitivamente la posibilidad de una confluencia de Podemos, Municipalistas [encabezados en Cantabria por Santander Sí Puede], IU y Equo?

Yo personalmente no daría por finiquitada la posibilidad de una confluencia de Podemos, Municipalistas, IU y Equo

Yo personalmente no la daría por finiquitada, no me gustaría que lo estuviera. Hay que volver a intentar abrir negociaciones, sentarse, hablar y llegar a acuerdos y consensos. Lo creo firmemente, creo que puede llegar a pasar y que sería lo ideal. Y ahora sí hay una candidatura por nuestra parte, entonces esa falta de candidatura y esa posible inestabilidad que podíamos tener ya no está.

IU y Equo sí parece que lo dan por finiquitado. Si ellos deciden concurrir sin vosotros, ¿vosotros sois partidarios de alcanzar un acuerdo sólo con Municipalistas?

Sí, claro.

Ese acuerdo sí parece más cercano…

Sí, pero todas las fuerzas que quieran sumarse…

¿Por qué no ha sido posible —al menos por el momento, y parece que definitivamente— que Podemos e IU concurráis juntos a las autonómicas de Cantabria, como sí lo haréis a las generales, a las europeas, a la mayoría autonómicas, a la mayoría de las municipales…? Ellos dicen que por vuestros conflictos internos, vosotros que porque ellos en realidad siempre han querido ir solos…

La fragmentación puede traer que el bloque de izquierda no saque una buena representación

Bueno, yo creo que las dos formaciones nos hemos dicho cosas. Yo no he estado en las mesas de negociación, pero insisto en que ahora es diferente porque ahora sí tenemos una candidatura, por eso creo que hay que volver a sentarse a negociar o por lo menos lanzar el mensaje de que tenemos que hacer una unión de izquierdas y cuantos más seamos, mejor, porque lo que nos viene da un poco de miedo. La fragmentación puede traer que el bloque de izquierda no saque una buena representación, y eso es para recapacitar los partidos, no cerrar las puertas e intentar llegar a un acuerdo, que yo creo que hay tiempo todavía y que si se pone voluntad, puede llegar a buen puerto.

En cualquier caso, el contexto de las autonómicas del 26M es menos favorable para Podemos, en todos los sentidos, que el de las autonómicas de 2015…

Sabemos el problema que ha habido dentro de Podemos Cantabria, pero no estamos tan mal y hoy tenemos más inscritos que hace seis meses.

¿Cuántos tenéis?

Inscritos activos —inscritos que han participado en algún proceso de elección interna en el último año—, tenemos unos 3.500. Hay mucha gente que se ha dado de baja, pero también hay mucha gente que ha venido. Hacemos actos y vemos gente que se había ido en 2016 y que empieza a volver. Está habiendo un movimiento que hasta que no pase un poco más de tiempo no vamos a poder interpretar bien, pero estamos viendo datos positivos que nos están sorprendiendo y que no esperábamos.

¿Qué número de escaños consideraríais ya un éxito este 26M?

Con la fragmentación que va a haber, repetir los tres escaños de 2015 sería un buen resultado

Mantener los tres actuales. Con la fragmentación que va a haber —tanto en la izquierda como en la derecha—, repetir los tres escaños de 2015 sería un buen resultado, sobre todo por la crisis interna del partido, por toda la campaña brutal que se está haciendo a nivel estatal contra Podemos y por la derechización de la sociedad, ese giro hacia la derecha que se está produciendo…

¿Y cómo veis el escenario postelectoral?

Muy fragmentado, un Parlamento muy fragmentado.

¿Eso podría daros la llave del próximo Gobierno de Cantabria?

Sí, puede ser.

¿Ese escenario lo contempláis?

Eso lo contemplamos, sí.

¿Y qué exigiríais o qué líneas rojas marcaríais si tuvierais esa llave?

Un posible escenario sería evitar un Gobierno como el de Andalucía. Esa sería la clave si somos llave: poder parar un Gobierno de ultraderecha como el de Andalucía.

¿Aunque fuera a cambio de nada?

Bueno, a cambio de nada… Tampoco lo considero así, porque con el trabajo de Podemos sí se están consiguiendo cosas. ¿Que quizás no estamos en primera línea decidiendo, porque no se nos ha dado esa posibilidad? Pero Podemos está haciendo un gran trabajo y todos los cambios y todos los avances que ha habido con Pedro Sánchez son porque hay un trabajo muy grande de nuestra parte y porque hemos estado ahí apretando las clavijas. Además, frenar a la ultraderecha ya sería algo importante. Por lo menos, que no gobiernen…

Menos de un mes antes de estas autonómicas habrá unas generales. ¿Cómo y cuánto crees que influirán esas generales en las autonómicas?

El ámbito político que se forme tras las generales va a reflejarse en las autonómicas

Bastante. El ámbito político que se forme tras las generales va a reflejarse en las autonómicas. Esperemos que sea a nuestro favor y que veamos cómo hay un voto útil de la izquierda respaldando a los partidos que representamos esta ideología. Yo creo que sí puede ser un reflejo de lo que pase después.

Veo que pretendéis disputarle al PSOE ese voto útil al que tanto recurre, que pretendéis reivindicar que el voto realmente útil no es al PSOE sino a Podemos…

Es que yo creo que es verdad, y por eso estoy hoy aquí contigo, porque es un proyecto en el que creo y en el que lo que prima es conseguir beneficios para la gente, y si algo bueno puede tener Podemos —algo que también ha sido clave para lo malo— es que es un partido joven en el que todavía hay gente que tiene ilusión, aunque se empeñen en quitárnosla, yo creo que hay gente que tiene todavía mucha ilusión y que tiene claro el proyecto, y por eso tiramos para delante. Por eso creo que sí, que somos el partido del voto útil, porque estamos con la gente. Estamos con la gente en los conflictos, estamos con la gente defendiendo sus derechos laborales, estamos con los pensionistas defendiendo el sistema público de pensiones, los servicios públicos… Y eso no lo puede negar nadie: que nuestros diputados estatales están ahí a pie de calle, trabajando con la gente, consiguiendo cosas y llevándolas al Congreso de los Diputados. De hecho, no tendríamos un salario mínimo de 900 euros si no hubiera sido por Podemos…

¿Es la ultraderecha una amenaza este 28A y este 26M?

Sinceramente, sí. Yo creo que sí, que están dando unos mensajes que están calando en parte de la sociedad, porque lo que están propiciando realmente no es que tú te enfrentes a los que más tienen sino que tú te enfrentes a los que tienen menos que tú. Están buscando que te pegues con tu vecino en vez de plantarles cara a las élites, a las grandes multinacionales —que son las que nos están ahogando—, al Banco Santander… Realmente es eso: lo que ellos están haciendo es lanzar mensajes que encima calan en la sociedad, entonces sí que los veo como una amenaza. El desmantelamiento de los servicios públicos, el que te hagas un plan de pensiones porque “es que, claro, no va a llegar…”. No. Hay que luchar por un sistema público de pensiones, no por privatizarlo. Yo sí lo veo como una amenaza.

¿Cabe la posibilidad de que ciertos sectores estén utilizando esa amenaza para acabar propiciando otro pacto de PSOE y Ciudadanos?

No se nos puede olvidar por qué nosotros llegamos a formar un partido político

A mí no me extrañaría nada del PSOE, sinceramente. No se nos puede olvidar por qué nosotros llegamos a formar un partido político. Que luego sí es verdad que a la hora de gobernar hay muchas cosas en las que igual tienes que ser un poco más mediador y no ser tan radical, aunque yo… Bueno, es el PSOE. Es el PSOE. Puede ser que pacte con Ciudadanos. A mí lo que me extrañaría es que Podemos pactara con Ciudadanos, pero ¿el PSOE? Perfectamente.

¿Podrías hacer un balance somero de esta legislatura en lo que se refiere a Podemos Cantabria?

Hemos presentado 289 iniciativas y nueve proposiciones de ley de las 18 proposiciones de ley presentadas por todos los grupos del Parlamento. Y esas 289 iniciativas sólo las supera el PP por 35 iniciativas, teniendo en cuenta que ellos obtuvieron 13 diputados y nosotros solamente tres.

¿Cuál es el principal problema de Cantabria y qué solución propone Podemos?

El principal problema de Cantabria es que falta un modelo global económico

El principal problema es que falta un modelo global económico. Echamos en falta un plan que facilite un modelo de desarrollo propio y beneficioso para Cantabria. Tenemos ciudades, como Torrelavega, en las que prácticamente toda la industria se ha echado a pique, hay unos problemas de despoblación impresionantes en toda la comunidad, tenemos a los jóvenes que no saben qué hacer con su vida porque, aparte de que no hay trabajo —porque hay una tasa de paro altísima—, hay ciertas zonas en las que el ocio… y por ejemplo la cultura no tienes posibilidades de acceder a ella. La precariedad está instaurándose cada vez más en toda la sociedad de Cantabria. Consideramos que ese es el mayor problema. Y la solución, la principal radica en intentar hacer todo lo posible por buscar un modelo de desarrollo bien estructurado y decidir cuáles son las estrategias y cuáles son los sectores que más beneficio pueden traer a Cantabria y trabajar en ello para adaptarlo a las necesidades y a los recursos que tiene Cantabria. Pero para que eso se desarrolle y se lleve a cabo tiene que haber un compromiso de todos los partidos políticos.

Comentarios